Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 9 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Alimentación de un pastor alemán cachorro

Al adoptar a un cachorro, nos comprometemos a velar por su bienestar como si se tratara de nuestro hijo. Para ello, tenemos que seguir una serie de indicaciones y cumplir con ciertos requerimientos para que la mascota pueda crecer sana, feliz y fuerte. Entre las características principales que siempre debemos tener en cuenta a la hora de criar un perro, es la alimentación que le vamos a proporcionar.

Los pastores alemanes, al tratarse de una de las razas más activas, trabajadoras y con mucha inteligencia, van a necesitar una dieta balanceada que comprenda todos los nutrientes y vitaminas que va a necesitar para llegar a ser un perro saludable. No obstante, debemos proporcionarle una alimentación adecuada para cada etapa de su vida, con alimentos, porciones, nutrientes y calorías distintas, que lo satisfagan según su crecimiento.

¿Cómo alimento correctamente a mi pastor alemán?

Para poder otorgar una buena alimentación a tu mascota, debes acatar ciertos parámetros dependiendo de la edad que tenga el mismo. Emplea los siguientes consejos para que tu pastor alemán crezca sano y fuerte, y desarrolle correctamente sus huesos y músculos dependiendo de su etapa de vida.

Su primer mes de vida es una de las etapas más importantes, ya que el cachorro va a recibir los nutrientes fundamentales que lo van a ayudar a que aumente sus defensas. Para ello, el perro debe recibir leche materna ya que comprende todos los nutrientes enriquecedores que este va a necesitar a lo largo de su vida.

Si el cachorro no se encuentra cerca de su madre por distintas razones, deberás acudir al veterinario, ya que este se encargará de orientarte y aconsejarte cuales son las opciones viables para su alimento. En la cuarta semana debes empieza a variar su dieta, para esto es ideal que mezcles la leche con algunos caldos de carne o pollo.

Esta etapa es ideal para que el cachorro se familiarice con otros alimentos, pero sin dejar de consumir leche. Igualmente, puedes proporcionarles papillas que pueda lamer. De la quinta semana a la octava semana empiezan a surgir sus primeros dientecitos. Esto es señal de que ya debemos comenzar a implementar alimentos sólidos a su dieta, sin abandonar su leche materna.

Alimentos como carnes o derivados del pan o pasta, serán perfectos para él, siempre y cuando sean blancos para no lastimar su dentadura. También puedes optar por darle pienso humedecido en agua. Cuando llega a la novena semana es hora de suprimir cualquier leche de su dieta, puesto que esta puede ocasionarle diarrea. De esta semana hasta los cuatro meses, el cachorro será alimentado con pienso humedecido al cual vamos a ir quitándole le humedad conformen vayan pasando los días; la idea es que el perro se acostumbre a consumirlo completamente seco.

Proporciona esta comida 4 o 5 veces al día y su plato debe durar un máximo de 10 minutos. Retíralo aunque todavía le quede comida, ya que esto ayuda a forjar la disciplina desde cachorro. En el período del cuarto mes a sexto mes el pastor alemán debe consumir un pienso que sea más calórico, graso, proteico y con más calcio que el resto de la comida para perro de raza grande. Implementa un pienso especial para esta raza y para su edad, que debes proporcionarle tres veces al día con un tiempo límite de 12 minutos.

Debes comenzar a implementar alimentos frescos como verduras, carnes y carbohidratos que no estén crudos ni que contengan huesos o espinas que puedan lastimarlo. De los seis meses en adelante se deben reducir las comidas a 2 veces por día y aumentar tiempo de ingesta. La cantidad debe ser acorde a su edad y peso, lo cual puedes consultar con su veterinario. A partir de este período deberás concederle huesos inastillables como los de rodilla de ternera para que pueda roer, lo cual será fundamental para la salud de sus dientes.

Consejos para alimentar a tu pastor alemán

  • Siempre debes mantener su bebedero lleno, desde sus primeros meses de edad hasta que ya no sea cachorro. Es de vital importancia que siempre se mantenga hidratado y que el agua se encuentre cristalina.
  • Su comedero debe estar limpio, evitando insectos o algún agente extraño que pueda producirle algún problema.
  • La comida que le vayas a dar debe ser acorde a su edad, peso y estilo de vida.
  • Evita darle dulces, pueden ser perjudiciales para ellos.
  • No le des de tu comida, mucho menos cuando estés en la mesa. Esto produce que acostumbres a tu mascota a pedir y que tenga problemas intestinales.
  • Evita la sal, aliños y condimentos en la comida que le des a tu pastor alemán.
  • Debes mantener una armonía entre el ejercicio, alimento y afecto de tu mascota.
  • Si tienes alguna duda en cuanto a su alimentación u observas algún comportamiento extraño, acude inmediatamente al veterinario.
  • El que tu pastor alemán es hebra o macho, va a influir en su alimentación y porción de la misma.
  • Evita el exceso de premios a tu cachorro, puesto que los verás como parte de su alimentación en vez de notar que son una recompensa.
  • Si tu cachorro no se encuentra cerca de su madre y está en periodo de lactancia, deberás alimentarlo tú mismo. Mezcla tres partes de leche entera con una de nata líquida, luego agrega un huevo entero, tres gotas de una preparación de vitamina A y D, tres gotas de aceite de hígado y listo.

En un biberón que cuente con una pequeña pezonera, deberás agregar 1/5 del peso del cachorro, es decir, si el cachorro pesa 500 g deberás darle 100 ml de mezcla. Debes alimentarlo una vez cada dos horas en el día y una vez cada 4 horas en la noche. Es recomendable proporcionar hasta la cuarta semana y conversar con tu veterinario antes de dársela a tu cachorro.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias