Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 11 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos para comprar un deshumidificador

La humedad en el hogar es totalmente normal; sin embargo, lo desagradable será los olores que emana ciertas zonas, el deterioro que le puede dejar a techos paredes e incluso, hacer que la pintura te caiga, es una de las cosas más comunes que suele suceder una vez que todo ese vapor se acumula.

Ahora, ese tipo de problemas es más común de lo que pensábamos en cualquier parte del mundo, debido al cambio climático, ¿qué podemos hacer en esos casos?, así es, comprar deshumidificadores, pero, ¿qué debemos saber de ellos, cómo funcionan, son factibles, buenos para el ambiente, amables con el hogar. Realmente funcionan? La tecnología avanza y se hace mejor para el ser humano, para la comodidad del hogar y sobre todo, adaptable. Créeme que si tu problema es la humedad, debes seguir leyendo, porque te podemos cambiar la vida.

¿Qué son y cuál es su función principal?

Los deshumidificadores, son aparatos que se crearon especialmente para reducir considerablemente la cantidad de humedad que puede haber en algún lugar cerrado. Su función, la mencionamos anteriormente, pero eso también depende de la potencia de cada dispositivo deshumidificador.

Tipos de deshumidificadores

Existen diferentes tipos de dispositivos que eliminan la humedad del hogar, todos se basan según el uso y el funcionamiento, conoceremos un poco de ellos.

Según el uso

Domestico Son dispositivos ideales para el hogar u oficina, ya que la humedad que tiende a tener este tipo de lugares, es muy leve. La capacidad ideal para estos es de 5 a 35 litros de agua, por cada 24 horas. Industrial Son ideales para industrias, como lo dice su nombre, ya que al tener mayor capacidad, le permite extraer más. Algunas de estas instituciones son, piscinas, lavanderías, bodegas, secaderos, y cualquiera otra que sea similar a esta. Al tener mayor capacidad de extracción, es mejor, así que esto varía entre 40 o más de 100 litros de agua, por cada 24 horas.

Según su funcionamiento

Refrigerantes Son mucho más comunes de lo que pensábamos, pues aspiran el aire y lo canalizan para enfriarlo, de esta forma, el calor que toma, lo condensa y el agua que salga de allí, de nuevo es expulsado, parecido a un aire acondicionado. Este modelo es ideal para las altas temperaturas, pues tiene mayor capacidad de extraer, hasta un 45% de su eficacia.

Desecantes Son aquellos en el que el aire, pasa por desecante y a través de un funcionamiento químico que tiene el dispositivo, condensa el aire de la humedad. Una manera de saber cuándo hay que sustituir el desecante, es cuando se absorbe todo con agua y el dispositivo se detiene, justo ahí es cuando hay que cambiarlo. Este modelo en comparación al anterior, es funcional para temperaturas bajas, súper leves como en el hogar, donde no se da tanta humedad.

¿Cómo se mantienen?

Sumamente sencillo y fácil. Los dispositivos tienen en sí mismos un depósito en el que recogen agua con un sensor, que a través de él, controlan el nivel del líquido. Esto da a entender, que una vez que el almacenamiento llegue al máximo, el aparato se detendrá y enviará algún tipo de señal para avisarte que no puede más, siendo así, tendremos que retirarlo. Como dependen de la cantidad de humedad en el hogar, por ejemplo, puede tardar todo el día el cargar el depósito, pero también, un aproximado muy común y con un vapor considerable, se acelera un poco más, y se llena el 8 a 12 horas.

Esto dependerá del dispositivo, su tamaño y capacidad. El agua que almacena, no es potable, por lo que tendrás que botarla.

¿Cómo sé qué capacidad de deshumidificador necesito?

Es simple, no te preocupes. Debes calcular el tamaño de la habitación por el alto, ejemplo 8 metros de largo x 6 de ancho x 3 de alto = 288.

Consejos a la hora de comprar un deshumidificador

Antes de dar el primer paso para realizar la compra de un deshumidificador, toma en cuenta lo siguiente:

  • Ver cuál es más conveniente según el espacio donde lo pondrás. Ya hablamos un poco de los 4 tipos de deshumidificadores, sabemos que podrás elegir el adecuado para ti, todo dependerá de cómo lo quieras y necesites.
  • El volumen del lugar. Toma en cuenta, mientras más espacio y más grande sea, más potencia ameritará.
  • La temperatura. Es sumamente importante saber cuál es la más conveniente, ya que varían y una falla por equivocación tan mínima, cuesta caro.
  • Capacidad de extracción y potencia. Algunos pueden tomar más y otros menos, esto dependerá de qué tan húmedo sea el lugar.
  • Capacidad del depósito. Saber qué tanto llena el depósito es importante, sobre todo para épocas de verano y qué tanto tarda.
  • Algunos depósitos son un poco delicados, así que al intentar comprar uno, ve si pueden lavarse y reutilizarse o hay que renovarlos cada cuantos meses. En caso de tener qué cambiarlos, averigua el precio de los mismos para tomar un presupuesto.
  • Si es automático. Es más sencillo tener que darle a un botón y que él haga el trabajo completo.
  • Ahorro energético. Hay que revisar qué tanto consumo energético tienen y si hay alguna modalidad para volverlo más ahorrativo, ya que suele costar un poco caro los servicios.
  • Diseño, peso y tamaño. En caso de necesitar algo más práctico y bueno, debes pensar muy bien esto, porque si bien es cierto, la humedad se acumula en cualquier lugar
  • Instalación. Muchos de estos dispositivos no nos dejan la tarea muy fácil, pues tienen una cantidad de cableado o piezas, que no sabemos ni donde comenzar.
  • El nivel sonoro que emana. Lo recomendable es que se encuentre entre los 30 y 50 decibelios. No debe excederse de ahí
  • Velocidad de la ventilación. Evaluar si tiene la velocidad adecuada para nuestro espacio es primordial, o sobre todo si hay uno en específico. Lo más recomendable es tomar un dispositivo que tenga 3 opciones, desde máximo, medio, poco.
Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias