Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 12 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cuál es la filosofía zero waste?

La mayoría de la población del mundo tiene la creencia equivocada de que después de que el camión de la basura recoge los desechos que depositamos en los contenedores, esta desaparece como por arte de magia. Pero esto no es así, ya que todo lo que es desechado por cada ser humano tiene como destino final un vertedero o incineradora. En el caso de los vertederos, almacenan gran cantidad de desperdicios y las incineradora se encargarán de quemarlos, ambos casos representan un gran impacto en el medio ambiente.

Son muy pocas las personas que analizan la repercusión que tiene el generar tantos desechos y residuos, diariamente. Y es que en una casa promedio (4 personas), se genera una gran cantidad de basura la cual, es su mayoría, se puede evitar a través de distinto métodos para así minimizar los 15 millones de toneladas de desechos que se producen diariamente en todo el mundo.

Zero waste: la mejor forma de cuidarte y cuidar a nuestro planeta

Es español se le puede traducir como cero basura. Se trata de algo que va más allá que una filosofía, puesto que, si se adopta correctamente, puede llegar a convertirse en un estilo de vida. El zero waste se basa en un movimiento cuyo objetivo es que se produzca la menor cantidad de basura posible, para así poder ayudar a nuestro medio ambiente, logrando que se más saludable habitarlo.

Busca erradicar la producción de desechos y residuos desde su origen más próximo a nosotros, es decir, desde las compras que realizamos en los supermercados, tiendas de ropas o cualquier otras. Asimismo, busca detener las compras excesivas que dejan como resultado una gran cantidad de basura que puede ser perjudicial para el planeta. Del mismo modo, aborda a cada persona para que recurra a métodos tradicionales o antiguos que no producían tantos desechos, como el realizar jabón a base de aceite usado o utilizar cascaras de frutas y vegetales como abono para plantas.

Gracias a ello, el impacto individual que marcamos en el mundo será menor, y, en consecuencia, menos dañino. No obstante, en la actualidad es un poco difícil recurrir a la filosofía zero waste debido a que cada día las industrias deciden añadir plásticos innecesarios a los productos, a causa del gran aumento del consumismo o por la perdida de costumbres ecoamigables como reutilizar o reciclar.

Para poder cumplir cabalmente todos los requerimientos de zero waste, es fundamental que tengas conocimiento acerca de los “mandamientos” de la misma, los cuales serán nuestro mejor apoyo para llevarla a cabo.

El primero es Rechazar, en este punto debes pensar cuáles son las cosas primordiales que necesitas para vivir, denegando el uso de aquello que no posea un papel principal y que solo es creador de basura.

En segundo lugar, tenemos reducir. Consume menos, evita el comprar objetos que no necesites, utiliza menos agua, apaga los bombillos o equipos eléctricos que no estén en uso, utiliza la bicicleta como medio de transporte, entre muchas más. Así lograras generar menos cantidad de residuos, mejorarás tu calidad de vida y verás una reducción de gastos económicos.

Reutilizar significa darle un máximo de vida a todo aquello que poseemos. Tenemos la costumbre de usar las cosas una sola vez para luego depositarlo en la basura, aún cuando poseen vida útil. Este tercer mandamiento se refiere a que debemos alargar la vida útil de cada producto, así disfrutaremos por mucho más tiempo del mismo sin generar residuos.

Uno de los más importantes, sin duda alguna, es Reciclar. Popularmente se conoce como el “darle una segunda vida a un objeto”. Y es que en muchas cosas que comúnmente llamamos basura, podemos convertirlas en algo completamente nuevo y funcional. Aquí podremos demostrar nuestro talento artístico, mientras que transformarnos un material como vidrio, plástico o llanta, en un florero, estuche para gafas o un peculiar taburete.

Por último, tenemos a rot o putrefacción. Este es muy sencillo de aplicar, puesto que se reúnen todos los desechos orgánicos como conchas de vegetales y frutos, cascaras de huevo, restos de comida, madera, bolsas de té usadas, entre muchas más, para luego descomponerlo, y finalmente utilizarlo como abono para plantas.

¿Qué puedo hacer para aplicar la filosofía zero waste?

Podemos decir que este movimiento se alimenta de pequeñas acciones que hacen una gran diferencia, así que comenzar a reducir la producción de residuos puede ser muy sencillo. Como amamos nuestro planeta tanto como lo haces tú, te traemos varios consejos zero waste que el medio ambiente te va a agradecer:

  • Evita el uso de bolsas plásticas o de papel. Recurre al empleo de una bolsa de tela reutilizable cuando realices tus compras.
  • Los paños, toallas o pañuelos son una opción mejor que las toallas de papel desechables.
  • Al comprar frutas y verduras, no escojas las que se encuentran cubiertas de plástico, en bandejas de poliestireno o envasadas. Al seleccionarlas sin ningún material inorgánico, estás se encuentran más frescas.
  • Procura evitar el comprar productos que estén en envases de plástico. Opta por botellas de vidrio, ya que serán mejores para reutilizar.
  • Si al almorzar, cenar o desayunar quedaron algunos restos de comida que no fueron servidos, puedes optar por realizar otra comida con ellos. Si tienes que botarlos, conviértelos en abono.
  • Utiliza todas las prendas de ropa que poseas, para que así no compres más. En caso de que no te guste o ya no te quede, puedes venderlas, regalarla o donarla a la caridad.
  • No es necesarios que compres productos de limpieza que son abrasivos con el medio ambiente y vienen en botellas plásticas, puesto que solo basta con bicarbonato y vinagre para limpiar cualquier superficie.
  • No compres agua embotellada, es un gasto innecesario. Es preferible consumir agua filtrada o hervir un poco para dicho fin.
  • Comprar artículos de segunda mano no es una mala idea, de esta manera estarás alargando su vida útil.
  • Repara todo aquello que se haya dañado, procurar conseguir una solución para que ese objeto no pierda su utilidad.
Género al que pertenece la obra: Narrativa,Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias