Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 26 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Compras para el recién nacido: esto es lo que realmente necesitarás en casa

Miles de padres realizan gastos innecesarios en productos que son prescindibles, de mala calidad o no apropiados para la edad de un recién nacido. Aquí te contamos qué es lo que en verdad necesitarás y cuáles aquellos productos de los que puedes prescindir.

Se acerca la fecha de parto y los padres, sobre todo si son primerizos, intentan preparar el hogar siguiendo todas las recomendaciones para cuidar cada detalle y prever todas las necesidades. Al mismo tiempo, llegan regalos de conocidos y familiares y muy pronto la casa se convierte en un arsenal de objetos y productos. Pero lo cierto es que muchos de ellos quedarán sin estrenar. Basándonos en la experiencia de miles de padres, aquí van un listado de algunas cosas imprescindibles y otras que no lo son.

Esto es lo que SÍ necesitarás

  • Un deshumificador silencioso. Las noches en vela comenzarán a volverse parte de la rutina. Pero un deshumidificador para dormir, puede ayudar al bebé a evitar toses que lo despierten, además de generar “ruido blanco” casi imperceptible pero que le permite conciliar mejor el sueño. Lo ideal es que su emisión sonora no supere los 30dB.

No se trata de un electrodoméstico más, sino de la calidad de aire que respirará tu bebé la mayor parte del día y, por lo tanto, uno de los aspectos básicos de su salud respiratoria. Además, el resto de la familia disfrutará los beneficios de una mejor calidad de respiración.

  • Un termómetro. En los momentos que amenace la fiebre, es muy importante saber con exactitud de cuántos grados es, ya que es lo que marca la diferencia entre quedarse en casa o acudir al hospital. Por ello, es una de las compras imprescindibles. Entre los disponibles en el mercado, la recomendación de los pediatras es utilizar un termómetro de galio, ya que no son tóxicos como los de mercurio –que de hecho ya está prohibido para su comercialización- y son más precisos que los de infrarrojos.
  • Baberos, calcetines y bodies de algodón, en cantidad y con previsión de tallas. Esta es una de las compras que nunca quedarán sin estrenar ya que se utilizan con mucha frecuencia. Un recién nacido necesita más de uno o dos cambios diarios. Pero no compres todos de talla recién nacido, ya que enseguida utilizará 0-3 meses y antes de que te des cuenta ya habrá cambiado de talla nuevamente.

Con respecto al material de confección, lo más indicado es el algodón orgánico. La piel de los bebés suele ser especialmente sensible en los primeros meses e incluso en muchos casos, atópica. Por ello, prevenir es mejor que curar: mejor elige algodón orgánico.

  • Cojín de lactancia. No importa si se opta por lactancia materna o artificial. En ambos casos, tanto el padre como la madre pasarán muchas horas en la misma posición y para evitar malas posturas, contracturas o incluso, los molestos cólicos que atraviesan los bebés mientras maduran sus intestinos, un cojín de lactancia es la mejor solución.

Los hay de precios muy accesibles y distintos materiales. Es importante que ambos padres los prueben previamente para saber cuál tamaño, composición y marca se adapta mejor a su ergonomía. También se utilizará para siestas en el sofá e, incluso cuando el bebé deje de ocuparlo, es siempre un cojín cómodo y útil. Si tienes que hacer un regalo, este es uno que no falla.

Esto es lo que NO necesitarás

  • Trona evolutiva. No es necesaria en los primeros meses y de hecho, cuando llega la edad de comer sentado, puede utilizar una trona simple que cumplirá bien su función.
  • Osos y peluches varios. Los primeros meses no interactúan con ellos y suelen ser un estorbo más que algo útil o necesario. Si se desea poner algún elemento cerca del bebé, mejor verificar que sea un tejido hipo alergénico y libre de botones u objetos pequeños. Las mantas de apego cumplen esta función y son más seguras que los peluches.
  • Manta gimnasio. Son muy beneficiosas para el bebé…pero recién a partir de los 6 meses de edad.
  • Albornoz de baño. Cuando son tan pequeños, resulta incómodo para su colocación, además de que realiza la misma función que una toalla normal, más fácil de usar y lavar.
  • Robots que preparan papillas. La cocina de las primeras papillas es realmente muy sencilla. Basta con accesorio para cocer al vapor y la minipimer de toda la vida, para obtener papillas sanas y rápidas.
  • Pezoneras. Comienzan siendo una ayuda para quienes tienen dificultad en el agarre, pero terminan siendo un problema, ya que el bebé se acostumbra a ellas y no aprende nunca a mamar de manera correcta. A veces, además, pueden generar lesiones en el pecho materno. Tampoco es buena idea incluirla en una cesta de regalo, ya que su uso debe ser una opción para la madre y no una sugerencia.
Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias