Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 23 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Comidas típicas tradicionales en Galicia

La calidad y versatilidad son las principales características de la gastronomía de Galicia, ganando popularidad gracias al uso de ingredientes de calidad, fresco, y un proceso de preparación sencillo, práctico, pero sin dejar de ser delicioso. La tradición gallega fusiona en el mismo plato las bondades del mar y de la montaña, equilibrando los sabores con vegetales propios de la región, alcanzando un contraste que consiente paladares.

Degustar de uno de sus platos típicos, es atreverse a experimentar un viaje de sabores y texturas, es un juego atrevido entre la carne de cerdo, quesos, pescados, mariscos y vinos, que escriben a pulso la tradición de las regiones, dando como resultado, preparaciones únicas y especiales. Disfrutar de Galicia es tener la certeza que ganaras unos kilitos de más. No podrás resistirte a tanto sabor.

Tal vez se preguntarán ¿qué les da ese toque tan particular a estas preparaciones? La respuesta es ¡El fogón!  Una estructura, en su mayoría al aire libre, con brazas, que les permite a las carnes adoptar un sabor ahumado, mientras se asa en las brasas. Este procedimiento permite que la textura exterior sea crujiente, mientras que por dentro conservan la jugosidad propia de cada corte.

Platos fuertes que no puedes dejar de probar

Pulpo a la Feira: este platillo es uno de los más populares. Consiste en colocar en rodajas los tentáculos del pulpo, sobre una bandeja de madera, se rocía con abundante aceite de oliva, sal gruesa y pimentón en polvo, que puede ser dulce o picante, dependiendo del gusto del comensal.

  1. Lacón con grelos: es el favorito del invierno, es un cocido que reúne lacón vereado, grelos, chorizo, papas, pimentón y aceite de oliva. Es una especie de carne sancochada, cuyo caldo sirve como aderezo.
  2. Empanada gallega: existen muchas versiones de este platillo, el relleno puede variar dependiendo del gusto de quien la disfrute. Se tarta de una masa parecida al pan, aderezada con manteca de cerdo, huevos, vino blanco y aceite de oliva. Los rellenos más comunes son el atún, bacalao y pulpo.
  3. Cocido gallego: es una especie de asopado que reúne diversos tipos de carne como el cerdo, pollo, chorizo, ternera, en combinación con vegetales en los que destaca el repollo, papas, grelos y garbanzos. La particularidad de este plato es que se sirve por separado, el caldo en un plato, y las verduras en otro.
  4. Ternera gallega: de este platillo, la importancia recae en que la carne debe ser de terneros recién nacidos, respetando controles bastante rigurosos.
  5. Orella: plato exótico, consumido como un snak. Son orejas de cerdo aliñadas con pimentón y aceite de oliva.
  6. Raxo: dedos de lomo fresco que se sofríen en una sartén, que se sirven generalmente con papas fritas o pimentón, la carne se sirve a termino medio, la idea es que la carne quede bastante jugosa por dentro.
  7. Zorza: picadillo de carne y chorizo, el secreto de su elaboración es permanecer 24 horas adobada con pimentón rojo, ajo, orégano, aceite de oliva y sal.

 Los postres también tienen su espacio en esta gastronomía

  1. Tarta de Santiago: los ingredientes principales de este manjar son las almendras, huevo y azúcar, en ocasiones se le agrega harina, canela y limón.
  2. Filloas: son parecidas a unas crepes, a base de leche, harina y huevo. La diferencia entre ambos postres, es que las filloas no llevan mantequilla. Deben ser muy delgadas, y se degustan rellenas de crema pastelera o chocolate.
  3. Torta de Mondoñedo: uno de los postres favoritos de los gallegos, es una receta antigua medieval, se elabora en el horno y sus ingredientes son: hojaldre, almendras, cabello de ángel, frutas, higos y cerezas.
  4. Larpeira: es una base de masa parecida al roscón de reyes, cubierta de crema pastelera y sumergida en almíbar.
  5. Melindres: una pequeña rosquilla que resulta de la mezcla de harina, huevo, anís y azúcar, son fritas. Una vez frías se sumergen en un almíbar de agua con azúcar.

Aquí describimos los platos principales, los fuertes. Sin embargo, la comidas típicas de galicia acostumbra a acompañar con vino, blanco o tinto y hacer las esperas con quesos fuertes que potencian es sabor del vino, o en su defecto con pan, cuyas características son bastante conocidas, pues la concha es dura y el centro es liviano y suave.

Tal es el caso de los quesos añejos, que se maduran por más de 20 años para alcanzar el sabor exacto que emocione las papilas gustativas justo con los vinos, sin agredir al paladar, solo para alistarlo para los platos fuertes, sin cansar el gusto, un sabor es cónsono con el otro, una combinación perfecta, equilibrio, sobriedad y textura.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias