Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 27 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Como reparar lavadora Miele no desagua

Los electrodomésticos están fabricados con el objetivo de facilitarnos diferentes funciones, además de ahorrarnos mucho tiempo y esfuerzo a la hora de realizar las actividades; un claro ejemplo de ellos son las lavadoras. Ahora bien, cuando uno de esos aparatos empieza a presentar averías o problemas en su funcionamiento, las preocupaciones se hacen presentes.

No obstante, al contrario de lo que la mayoría de las personas piensan, que tu lavadora Miele presente inconvenientes como el que no desagüe o centrifugue, se considera como uno de los problemas más comunes en cuanto a desperfectos de este tipo de electrodomésticos. Ahora bien, no corras a llamar a un técnico que te cobrará mucho dinero, mejor sigue leyendo este artículo y descubre cómo puedes reparar tu lavadora Miele en sencillos pasos.

Guía práctica para reparar tu lavadora Miele en caso de que no desagüe

Para suerte de muchos, reparar una lavadora Miele es mucho más sencillo de lo que imaginamos. Debido a que esta falla es muy común, con un par de herramientas y los conocimientos básicos, podemos lograr que la misma desagüe o centrifugue para así completar el ciclo de lavado. Para ello, te traemos esta increíble guía práctica la cual detalla paso por paso las acciones que debes realizar para reparar tu lavadora en cuestión de minutos.

La avería puede presentarse por diversos orígenes, siendo cuatro casos los más frecuentes: obstrucciones en la manguera, problemas al cerrar la puerta, cintas flojas o problemas en la bomba. Por ende, te vamos a ofrecer una solución para cada una de las problemáticas. Asimismo, para saber cuál es el inconveniente de tu lavadora, deberás revisar los 4 casos para determinar cuál corresponde a tu lavadora, y así, solucionarlo.

Ahora bien, lo primero que debemos hacer para llevar a cabo la reparación va a ser reunir todos los instrumentos y herramientas que vamos a necesitar. Debes tener a la mano un par de destornilladores con cabezales diferentes (o que coincidan con las cabezas de los tornillos de tu lavadora), una linterna o algo para alumbrar, un voltímetro, llaves de diversos tamaños, una cubeta y un trapeador.

El primer caso va a corresponder a problemas en la manguera del desagüe. Es muchas de las oportunidades, la lavadora no centrifuga puesto que dicha manguera se encuentra obstruida por algún objeto. Igualmente, que puede suceder que se encuentre torcida o enredada en alguna parte de su longitud. Esto ocasiona que el agua no fluya con normalidad y no se pueda vaciar la tina.

Si nos encontramos con una maguera enredada, debemos desdoblarla y estirarla hasta que se encuentre en perfecto estado. Por el contrario, si la maguera se encuentra obstruida, debemos proceder a despegarla; utilizando un destornillador vamos a buscar eliminar obstrucciones o también podemos colocar agua corriente para que la presión logre barrer todos los desechos de la misma. Coloca en su lugar y realiza la prueba de funcionamiento.

El segundo caso se refiere a inconvenientes al cerrar la tapa o con el interruptor. A pesar de que, aparentemente es una tarea sencilla, al cerrar la tapa de la lavadora debemos tener especial cuidado para que la misma selle correctamente. Para comprobar de que realmente se encuentra cerrada, esta producirá un pequeño clic para indicarnos que podemos lavar. En caso de que no suene, deberá ser cambiado el interruptor (siguiendo los pasos especificados en el manual). También deberás asegurarte de que la tapa no esté doblada y que encaje a la perfección.

En el tercer caso, debemos visualizar el estado de las cintas, puesto que una cinta floja o rota puede ser la causante de que tu lavadora no centrifugue. Ahora bien, para poder llegar a ellas vamos a emplear los destornilladores, llaves y la linterna. Despegamos el electrodoméstico de la pared, empezamos a desajustar el panel trasero, y con la linterna alumbramos para observar las correas. En caso de que la avería se encuentre en ellas, podemos cambiarlas con un poco de paciencia y revisando el manual de la lavadora.

En el cuarto, y último caso, vamos a examinar si existen problemas en la bomba, que, como consecuencia, origine un centrifugado nulo. Como en el caso anterior, vamos a quitar el panel trasero para, posteriormente, utilizar el voltímetro para comprobar si la bomba está recibiendo electricidad: si no recibe electricidad, deberás cambiarla. Asimismo, también puedes retirarla para realizarle un mantenimiento. Ambas opciones debes resultar para que tu lavadora empiece a centrifugar, por ultimo  si aun persiste el problema en la web recambios-miele.com encontraras los mejores consejos para reparar tu lavadora Miele

Tips para reparar tu lavadora Miele sin problema alguno

Reparar una lavadora puede considerarse una tarea de suma complejidad para muchos, sin embargo, para otros puede resultar muy sencilla. Para que pertenezcas al segundo grupo, mencionado con anterioridad, vamos a ofrecer unos pequeños consejos que te facilitarán la reparación de tu lavadora.

  • Antes de comenzar debes tener en cuenta que tu seguridad va primero, para lo que recomendamos el uso de guantes y gafas de protección durante toda la reparación.
  • Tu mejor aliado será el manual de la lavadora, en el cual podrás consultar y resolver cualquier pregunta que te surja mientras que llevas a acabo la reparación.
  • Nunca debes olvidar desconectar la lavadora antes de comenzar, así evitarás muchos incidentes. En el caso de que llegues a necesitar que la lavadora reciba corriente mientras que ejecutas la reparación, nunca toque los competentes eléctricos y aleja de cualquier fuente de agua.
  • Si el trabajo te parece muy complicado o ninguna de las opciones anteriores lograron solventar el problema, llama a un técnico como último recurso.
Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias