Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 22 de octubre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Beneficios de alimentar a un perro con comida cruda

Cuando se trata de la alimentación de nuestra mascota, vamos a encontrar múltiples opciones en el mercado e incluso muchos tipos de dietas que aseguran ser la mejor alternativa de comida para tu fiel amigo. Sin embargo, existe una que se ha popularizado durante los últimos años, siendo muy recomendada por dueños, fundaciones, proteccionistas y veterinarios; se trata del régimen alimenticio BARF. Te hablaremos del mismo en este artículo, para que conozcas todos sus beneficios y ventajas, y así, no dudes más en que será una de las mejores formas de alimentar a tu mascota.

La dieta BARF o régimen alimenticio a base de comida cruda

Cuando tomamos la decisión de integrar a un nuevo miembro peludo a nuestro núcleo familiar, debemos saber que esta acción acarreará muchas responsabilidades como el asearlo cada vez que sea necesario, llevarlo de paseo, asistir a sus consultas veterinarias como un mínimo de dos veces por año, jugar con ellos, entrenarlos y ejercitarlos, procurar que no tengan ni pulgas ni garrapatas, proporcionarle un lugar seguro y acorde para su raza, y, la más importante, alimentarlos adecuadamente.

Este último aspecto ha sido uno de los temas que más inquietudes genera entre los dueños de perros y gatos, puesto que existen muchas alternativas para que nuestros animales de compañía se alimenten. No obstante, unas serán más efectivas que las otras y le proporcionarán los nutrientes y minerales que necesitan para subsistencia, como, por ejemplo, la dieta BARF.

Este régimen alimenticio se populariza a mediados del año 1993 cuando un veterinario de origen australiano llamado Ian Billighurst publica un libro (Give your dog a bone) con toda la información correspondiente a la dieta, información que logró recolectar de investigaciones veterinarias de todo el mundo.

En cuanto al termino BARF, fue originado por la canadiense Debbie Tripp para nombrar la comida cruda para alimentar perros. Estas iniciales significan Bones And Raw Food, lo cual se traduce como huesos y comida cruda. También son las iniciales de Biologcally Appropriate Raw Food que quiere decir Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada. Ambos términos se refieren al establecer un régimen donde la comida a ofrecer sea proveniente de otros animales y que no se encuentre cocinada, lo cual busca asemejarse a la alimentación de un animal salvaje en su habitad natural.

Si tomamos como referencia a la web de alimentación para perros naturalcan.es podemos deducir que esta dieta, básicamente, se trata de un régimen alimenticio donde la base será de origen animal, carne de distintas especies y vegetales, para que nuestras mascotas puedan nutrirse de todas las proteínas que les aporta.

Evitando  así los productos procesados o cocinados, puesto que al atravesar dichos procedimientos su estructura se ve altera y vitaminas y nutrientes se disminuyen o son eliminados, por lo que nuestra mascota termina consumiendo una comida que solo le proporcionará la sensación de “llenado” pero no le aportará los nutrientes para un buen estado de salud.

Con ello se busca de otorgarle una dieta parecida a la que tendrían al tener una vida salvaje como la de sus antepasados, los lobos en el caso de los perros y los leones o tigres en caso de los gatos. Puesto que nuestras mascotas todavía poseen el 99% de sus estructuras digestivas similares a las de sus antecesores, los que les permite realizar una excelente digestión, mucho más rápida y efectiva.

Ventajas de alimentar a tu perro o gato con comida cruda

Seguramente esta nueva alimentación te genera una gran cantidad de preguntas, por lo que no te atreves a implementarla. Para ello, nos hemos tomado la molestia de recaudar todos los beneficios y ventajas que acarrea proporcionarle a tu masco una dieta BARF, para que no te quede ni una solo duda de que esta será la mejor opción para tu fiel amigo.

  • Es común que los animales rechacen las comidas cuando estas no son de su agrado o ya se encuentran aburridas de las misma. Esto no ocurre con la dieta BARF, puesto que se caracteriza porque los animales la comerán con más apetito.
  • La carne es una proteína que aporta muchos nutrientes y vitaminas, por lo que nuestra mascota disfrutará de un mejor estado de salud.
  • Notarás que gozará de mucha más energía, por lo que estará más activo.
  • Su estado de animo mejorará, estando mucho más contento, menos agresivo, con muchas más ganas de jugar.
  • El olor corporal se reducirá y dejará de oler “feo”.
  • En cuanto al olor de sus heces, este dejará de ser putrefacto y tendrás un olor más tolerable.
  • Los dientes se tornarán mucho más blancos, resistentes, con mucho más calcio y sin sarro.
  • Ya no tendrá mal olor de hocico.
  • En cuanto a su pelo, este se tornará mucho más sedoso, suave, con mayor brillo y mucho más grueso.
  • Se les será mucho más fácil mantener su peso ideal sin tener subidas ni bajadas bruscas que puedan afectar su salud.
  • La enfermedades o afecciones de articulaciones y huesos se disminuirán considerablemente, por lo que ya no tendrás que preocuparte porque tu mascota padezca de dolores reumáticos o articulares.
  • Existen muchos alimentos que generan una reacción alérgica en nuestras mascotas sin nosotros saberlo. Como consecuencia tendremos la aparición de enrojecimiento, alergia o picores, los cuales desaparecerán al implementar la dieta BARF.
  • Ayudará a fortalecer su sistema inmunológico, previniendo enfermedades.
  • Su estilo de vida mejorará por lo que su expectativa de vida podrá ser mayor.

¿Cómo alimento a mi mascota con la dieta BARF?

Para poder lograr una dieta balanceada no será necesario con solo ofrecerle carne cruda, sino que debemos complementar la alimentación con frutas, vegetales, órganos, huesos y otros complementos. Donde el 70% sea de origen animal, el 10% al 20% sean frutas y verduras y el porcentaje restante sean otros productos complementarios para realizar una dieta balanceada.

Comenzamos con los alimentos cárnicos. En cuanto a la carne, podemos añadir cualquier tipo de carne indistintamente del animal que sea, aunque no es recomendable la carne de cerdo cruda ya que puede incluir bacterias o algún agente patógeno. Esta puede incluir al menos un 30% de grasa, puesto que los perros o gatos la procesen sin problema alguno. También puedes incluir la carne de pescado semanalmente.

Los huesos carnudos crudos, aquellos que sean mitad huesos y mitad carne cruda que serán de gran ayuda para alimentar, entretener y mejorar la salud bucal de nuestras mascotas. Un gran ejemplo de ello serán las alitas de pollo, las cuales no se astillan si están crudas. En caso de los perros pequeños y gatos son recomendables los cuellos de pollo o pavo, alitas, muslos de conejo, perdices o carcasas de pollo. En el caso de perros grandes incluye falda de ternera, potro o cordero, o cabeza de cordero. Puedes implementar este tipo de carne en un 20% de la dieta.

Para terminar los productos de animal, están las vísceras u órganos de animal. Estás se refieren a corazones, pulmones, bazos, riñones, entre otras entrañas de vaca, conejo, pollo, pescado, cordero o cerdo. Esta debe corresponder a un aproximado de 10% a un 15% de la dieta, recordando que solo debes incluir una sola parte animal cruda al día.

Las verduras y vegetales pueden ser administradas crudas, ya sean ralladas o picadas en trozos pequeños que sean fáciles de masticar. Existen algunos de ellos que pueden ser tóxicos para los perros o gatos, por lo que te recomendamos que investigues muy bien antes de proporcionarle alguno de ellos, así te asegurarás de que no será dañino para tu mascota. Evitando darles cereales y añadir pocos carbohidratos.

Para finalizar, tenemos los productos complementarios cuyo objetivo es variar la alimentación para que los animales no se aburran por lo que pueden ser opcionales o no. Entre ellos encontraremos los huevos crudos (puede ser de gallina, codorniz o cualquier otro animal), kéfir, queso, yogur natural, algunas hierbas, algas, productos ricos en Omega 3, entre otros.

Preparar el platillo es muy sencillo y rápido, puesto que solo tendrás que cortar en trozos pequeños o triturar la ración de carne cruda, rallar o cortar los vegetales y mezclar con el producto complementario. Recuerda que después colocarle una ración adecuada a su peso, tamaño y raza para evitar que coman demás o coman muy poco.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias