Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 27 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Cómo manejar tus finanzas personales en el extranjero

Vivir o estudiar en el extranjero tiene sus ventajas y desventajas. Por supuesto, para uno es una gran oportunidad para aprender sobre otra ciudad y cultura que es completamente diferente. Sin embargo, a pesar de toda la emoción y anticipación, vivir en el extranjero requiere una gran inversión financiera.

La experiencia es costosa y emocionante. Una de las experiencias más difíciles a las que te enfrentas viviendo en el extranjero es la gestión de tus finanzas personales. Estar en un país nuevo con una moneda, sistema financiero y métodos de fijación de precios diferentes puede causar ansiedad.

Sin duda, vivir en el extranjero te ayudará a crecer y alcanzar tus sueños de toda la vida. Sin embargo, deberás aprender el arte de administrar tus finanzas. Estos son algunos consejos útiles para administrar tus finanzas personales mientras vives en el extranjero.


Establecer un presupuesto

El presupuesto es uno de los pasos más importantes en la administración del dinero. Dicho esto, asegúrate de crear presupuestos diarios y semanales. Ten en cuenta todos tus gastos para evitar cargos inesperados.

Será útil si realizas estos cálculos para realizar un seguimiento de tu presupuesto. Prioriza lo que necesitas sobre lo que quieres. Además, intenta incorporar a tu presupuesto actividades de ocio y diversión.


Obtener una cuenta bancaria local

Además de establecer un presupuesto, lo siguiente que debes hacer es obtener una cuenta bancaria local. Un asesor del Programa de Desarrollo Internacional (IDP) puede ayudar con cualquier información sobre tu cuenta bancaria de destino.

Como los servicios varían de un banco a otro, asegúrate de elegir un banco local que ofrezca grandes beneficios. Además, asegúrate de que tu banco no cobre tarifas altas por transferencias bancarias internacionales.

También es importante que puedas realizar el cambio de divisas en tu banco.


Entender el tipo de cambio

El tipo de cambio te indica cuánto costarán los gastos que realice en la moneda de tu nuevo país y del anterior, sin incluir las diferentes tarifas del cambio.

Es bueno usar un conversor de divisas para comparar las diferentes monedas, pero siempre teniendo en cuenta que, debido a la tarifa del cambio, puede variar la cantidad. Por lo tanto, es posible que no sepas cuánto gastar en el extranjero.


Ser inteligente

No hay duda de que vivir en el extranjero es caro. Pero con una planificación inteligente, cualquiera puede vivir y estudiar en el extranjero. Primero, necesitas saber lo que quieres y lo que necesitas. Puedes hacerlo creando una lista de prioridades.

Encuentra maneras de ahorrar dinero y asegúrate de usarlo sabiamente. Además, puedes reducir tus gastos generales al:

● Comprar durante las rebajas
● Hacerte socio de una biblioteca
● Usar copias digitales de libros
● Adquirir tarjetas de descuento
● Compartir casa


Mantener un nivel de crédito saludable

Si estudias y vives en el extranjero, con mal crédito y una gran deuda, sin duda enfrentarás las consecuencias de una mala calificación crediticia. Una mala calificación crediticia puede afectarte en el extranjero de varias maneras.

Por ejemplo, si tienes mal crédito, puede ser difícil obtener un préstamo. Además, tus registros públicos estarán en riesgo. En los Estados Unidos, las declaraciones de quiebra permanecen en su informe de crédito durante al menos diez años. Mantén tu puntaje de crédito saludable y considera opciones para mantener calificaciones, préstamos y cuentas de tarjetas de crédito en los EE. UU.


Utilizar servicios telefónicos asequibles

Si estás viviendo en el extranjero, es importante llamar a nivel internacional y local. Si no prestas atención, tu factura puede dispararse rápidamente. Aunque hay aplicaciones como Skype, Zoom, WhatsApp y Google Dúo que ya están disponibles en línea, se necesita de Internet y/o datos para usarlas, por lo que es necesario tener una línea móvil en el extranjero.

Dicho esto, considera usar un servicio telefónico asequible para ahorrar dinero. Te sorprenderá cuánto dinero puedes ahorrar en llamadas internacionales.


Buscar un trabajo secundario

Considera la posibilidad de encontrar un trabajo a tiempo parcial, mientras vives en el extranjero.

El dinero que ganes con este trabajo te ayudará a comprar productos básicos o pagar la matrícula y/o el alojamiento. Además, puedes usar el dinero para pagar tu préstamo lentamente.

 

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias