Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 27 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Compra o renting para un coche?

Cuando llega el momento de renovar tu coche nuevo o usado, la elección entre la compra de un coche o optar por el renting.
Comienza con una compensación entre el uso y el presupuesto que deseas invertir. Entre las preguntas que debe hacerte, es importante evaluar tus necesidades reales.
• ¿Cuál es tu presupuesto mensual/anual para el coche?
• ¿Cuántos kilómetros conduces al año?
• ¿Cuánto tiempo quieres conservar el coche?
• ¿Cómo va a gestionar el mantenimiento periódico?
• ¿Quieres un coche nuevo o usado?
• ¿Tienes la costumbre y/o el tiempo para vender el coche tú mismo al final de tu uso?
• ¿Consumo al contado o crédito convencional para comprar un coche?


Os quiero explicar en este artículos, los motivos de elegir una u otra opción según mis conocimientos y opiniones de algunos amigos que me comentaron su experiencia al respeto.

 

Compra de coche


Si quieres conservar tu coche a largo plazo (al menos 5 años), esta solución tiene muchas ventajas:
Eres el propietario del vehículo y, por lo tanto, no tienes restricciones de uso.
Siempre puedes vender tu coche nuevo o usado cuando quieras.
Esta solución está especialmente indicada para los conductores que quieren gestionar sus propios vehículos (normalmente coches de segunda mano).
Sin embargo, si quieres comprar un coche nuevo y sustituirlo periódicamente (cada 3 años de media), tu inversión tendrá un mayor impacto en tu presupuesto mensual, ya que las cuotas del crédito serán mayores que las del leasing.


Renting de coche


Con el mismo espíritu que el leasing tradicional, los concesionarios también pueden ofrecerte un renting. Esta solución le permitirá suscribir más servicios vinculados a tu contrato (seguro del vehículo, cambio de neumáticos, tarjetas de combustible, etc...).
La principal desventaja es que no hay un valor fijo de recompra al final del contrato, por lo que es el arrendador quien se lleva el vehículo al final del contrato. A continuación, pueden decidir venderle el vehículo y fijar el valor de recompra en función del precio de mercado. Esta solución está reservada principalmente a quienes no desean recuperar el vehículo al final del contrato.


Conclusión


El criterio para elegir una u otra opción dependerá de tus necesidades en base a lo que te comenté anteriormente.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias