Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 27 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La etiqueta energética de los electrodomésticos

Las etiquetas energéticas indican a los usuarios qué electrodomésticos consumen menos luz, fomentando el ahorro energético y la sostenibilidad. Debido a los avances tecnológicos, esta etiqueta ha ido cambiando a lo largo de los años. Te contamos qué es y cómo entenderla.

Si quieres reformar un baño, es bueno que tengas en cuenta este etiquetado, puesto que te ayudará a ahorrar mucha energía, igual que si vas a hacer una reforma de tu cocina.

 

¿Qué es la etiqueta energética?

 

Las etiquetas energéticas son etiquetas que se colocan en los aparatos eléctricos para informar sobre su eficiencia de consumo. De esta forma, los usuarios podrán saber qué dispositivos requieren menos energía para funcionar, ayudando al medio ambiente.

Este documento está regulado por la normativa europea y está en uso desde 1995. Desde entonces, su formato ha ido cambiando constantemente a medida que avanza la tecnología, con la última actualización en marzo de 2021.

La nueva etiqueta de eficiencia energética está diseñada para que sea más fácil de entender que la actual etiqueta de eficiencia energética y para simplificar la clasificación de los electrodomésticos. Por otro lado, es importante señalar que la nueva etiqueta ha comenzado a implementarse en un grupo de productos y se irá incorporando paulatinamente al resto de electrodomésticos obligatorios.

 

Electrodomésticos con etiqueta energética obligatoria

 

Este distintivo es obligatorio y debe ser visible en:

● Aparatos de aire acondicionado
● Calentadores de agua
● Congeladores
● Frigoríficos
● Lámparas y bombillas
● Hornos
● Lavadoras
● Lavavajillas
● Secadoras de ropa
● Televisiones y pantallas electrónicas


Clasificación de la etiqueta energética

 

Las etiquetas energéticas clasifican los electrodomésticos según su eficiencia en función de la proporción de letras y colores. La clasificación de la etiqueta energética antigua y la etiqueta energética actual es diferente. Por lo tanto, a continuación se explica cómo interpretar cada uno.-

● Etiqueta energética actual

Siguiendo el Reglamento UE 2017/1369, la nueva etiqueta clasifica los electrodomésticos en una escala de A a G (de más a menos eficiente), apareciendo como nuevas categorías E, F y G.

Además de las letras, se establecen otro tipo de cambios:

La clase A está reservada para futuras tecnologías que logren una mayor eficiencia. Por lo tanto, ningún electrodoméstico entrará en esta categoría.
A+++, A++ y A+ desaparecen. Los dispositivos que anteriormente estaban clasificados como A+++ pasan gradualmente a la clase B, y así sucesivamente, y por lo tanto son más restrictivos.
Las nuevas etiquetas deben contener un código QR que proporcionará más información sobre el dispositivo.

Es importante saber que la nueva etiqueta se va incorporando paulatinamente, por lo que en una primera fase solo es obligatorio para electrodomésticos seleccionados:
● Frigoríficos
● Lavavajillas
● Lavadoras
● Televisores y pantallas electrónicas
● Lámparas

 

¿Qué información debe incluir la nueva etiqueta energética?

 

La etiqueta energética no solo debe incluir el grado de eficiencia energética del electrodoméstico, sino que también debe garantizar la información de interés para el usuario para que éste pueda elegir el electrodoméstico más adecuado.

● Fabricante
● Marca y modelo del electrodoméstico
● Consumo de luz anual en kilovatios hora (kWh)
● El tipo de aparato
● Ruido que genera el aparato en decibelios (dB), clasificado en una escala A, B, C y D

Cabe señalar que, según el dispositivo y sus capacidades, pueden aparecer datos adicionales en la etiqueta.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias