Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 23 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Conoce el transporte vertical

Un sector en pleno crecimiento e innovación constante

El ascensor es uno de esos inventos que tenemos tan asimilado internamente que no siempre somos conscientes del gran avance que ha supuesto, y de lo mucho que nos favorece en nuestro día a día. De la misma manera ocurre con las escaleras y pasillos móviles, nos facilitan la vida sin siquiera darnos cuenta.

En Ascensores Eninter son especialistas en mantenimiento multimarca de ascensores y no ha dejado de crecer desde que se creara hace 47 años. Con el tiempo fue ampliando su actividad dando solución a cualquier necesidad de accesibilidad.

Esta empresa presta servicio a nivel global tanto en la conservación como en nuevas instalaciones de productos propios únicos o la modernización de elevadores. Además de ofrecer puertas automáticas para cualquier lugar de tu vivienda, o la instalación de escaleras mecánicas, rampas eléctricas y pasillos móviles para distintos espacios. Siempre realizando periódicas revisiones de mantenimiento.

En Ascensores Eninter sus valores están muy marcados y están comprometidos con el medio ambiente, pero su principal misión es mejorar la calidad de vida de las personas. Gracias a eso, se ha convertido en una de las empresas más importantes de España en el sector del transporte vertical.

Un poco de historia

Volvamos la vista atrás, hasta dónde se cree que comenzó todo, y así recorrer la historia de esta fascinante invención.

La primera referencia en la historia de la humanidad aparece en las obras del arquitecto romano Vitruvio, que atribuye a Arquímedes de Siracusa la construcción del primer ascensor hacia el año 236 a.C.

Obviamente, era un prototipo muy primitivo, y así prosigue, por lo que encuentra en textos posteriores. Se mencionan elevadores que estaban compuestos por cabinas que se sostenían con cuerdas de cáñamo y eran accionados por el hombre o tirados por animales. La historia cuenta que de ese tipo habría instalados en un monasterio de Sinaí en Egipto o en la Domus aurea, el palacio imperial que construyó el emperador Nerón tras el incendio que provocó él mismo en la ciudad de Roma. Este modelo estaba fabricado en madera de sándalo y se movía con unos rodillos encajados en cuatro raíles. Sus esclavos lo impulsaban por un simple sistema de una polea y un cable.

Unos cuantos siglos después, con modificaciones más mecanizadas, sillones, palancas, sistemas de contrapesos o de transmisión a tornillo... los elevadores van evolucionando. Y en 1829 se construyó un prototipo totalmente mecánico con capacidad para diez personas, aunque era utilizado más como una atracción turística al instalarse en el Regent's Park de Londres.

Comienza la modernidad

La revolución llega el 23 de marzo de 1857 en Nueva York. Ese día se instala el primer ascensor de personas ideado por Elisha Graves Otis. La particularidad del invento fue crear un sistema de seguridad que frenaba la cabina en caso de que hubiera alguna avería en los cables y el elevador pudiera entrar en caída libre. Todo esto aumentó la confianza pública en los ascensores, que fue fundamental para el crecimiento de la construcción de rascacielos.

En la actualidad, el sector del transporte vertical y la automatización se encuentra en una modernización absoluta e innovando cada día tanto en seguridad y eficiencia energética como en el diseño, la comodidad o la accesibilidad, por citar algunas de sus prestaciones.

Muchos edificios se construyeron sin el pensamiento de ubicar un ascensor en sus instalaciones, y el envejecimiento de sus inquilinos es todo un hecho. En estos tiempos, se presentan tantas posibilidades para instalar un elevador que sólo existe el pensamiento de primar la mejora de calidad en nuestras vidas.

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias