Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 11 de agosto de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

El descanso del bebé

Consejos para conseguir que un bebé descanse correctamente

 

Uno de los temas que más preocupación nos causa a los padres, sobre todo cuando se trata de los primerizos, es el descanso de nuestros pequeños. En primer lugar por su bienestar y salud y después porque su descanso también será el nuestro. Un bebé que no duerme bien significa que los padres tampoco lo harán.

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en el sueño de los recien nacidos o de los niños pequeños es la postura ideal. Esto viene influenciado por lo que los médicos recomiendan para evitar problemas como la muerte súbita, que tanto nos suele preocupar. En relación a esto, dormir de lado o boca arriba son las recomendaciones habituales. En general, cualquier postura es válida excepto boca abajo, ya que esta puede acarrear problemas respiratorios y de ventilación.

 

Detalles a tener en cuenta para el descanso del bebe

 

En el segundo factor en grado de preocupación podemos colocar todo aquello relacionado con el ambiente, la temperatura y la ropa de abrigo. Ten en cuenta que un bebé siente frio o calor igual que tu, pero en sus primeras etapas suele necesitar un poco más de ropa de la que necesitaría un niño mayor. Esto se debe a que durante la gestación, la madre lo ha mantenido a una temperatura constante de entre 36 y 37 grados, por lo que tardará unos meses en aclimatarse a las temperaturas más bajas del exterior del vientre.

Pero ten en cuenta que no debes exceterte con ello. Es habitual ver gente con bebes extra abrigados en épocas calurosos y esto es bastante peligroso. Tanto o más que tenerle demasiado "fresco". Como norma general, lo más recomendable es mantener una temperatura ambiente de 20 a 22 grados en la habitación donde duerma el pequeño y utilizar la ropa de cuna justa. Con esto será más que suficiente.

Y ¿que hay que tener en cuenta a la hora de elegir cuna o colchonón? Pues este aspecto es bastante importante ya que una buena elección ayudará mucho a un descanso correcto. Tanto la cuna como el colchón deben cumplir las medidas que la legislación europea marca al respecto. La cuna debe tener un espacio entre barrotes donde no quepa su cabeza y el colchón debe contar con protección antiahogo y ser hipoalergénico (mucho mejor está certificado como producto sanitario), como por ejemplo el colchón de cuna babykeeper.

Respecto a la elección de almohada, hasta los dos años es más recomendable que el niño duerma sin ella y, a partir de esa edad, ir eligiendo progresivamente modelosque vayan aumentando poco a poco su grosor, empezando por una muy fina.

Siguiendo estos consejos te asegurarás que pones de tu parte todo lo necesario para que tu hijo descanse adecuadamente. Que lo haga o no ya es cuestión de la forma de ser de cada bebé, pero al menos podrás estar tranquilo de que tiene las mejores condiciones.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias