Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 1 de marzo de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Aquellos maravillosos revelados

revelado de fotos online

Vista atrás sobre la evolución en el revelado de fotografías

 

A las puertas del año 2021, todo lo relacionado con el mundo visual ha cobrado más importancia que nunca. Hoy se disparan millones de fotos digitales en cada minuto, desde el smartphone, desde una cámara o incluso desde dispositivos controlados a distancia.

Pero es algo sorprendente que, en el instante en que mas fotografías se realizan, la cantidad de imágenes que terminan imprimiéndose es prácticamente residual. 9 de cada 10 fotos acaban almacenadas en tarjetas de memoria, discos duros, servicios de almacenamiento en la nube o incluso, muchas de ellas, se borran y desaparecen para siempre.

La impresión en papel, hasta la llegada de la fotografía digital, era una necesidad. Nadie tiraba una fotografía sin pensar en revelarla e imprimirla posteriormente para poder verla. Hoy, a pesar de que los servicios de impresión se han desarrollado de manera evidente e incluso es posible revelar fotos online sin necesidad de moverse de casa, son muy pocos los que terminan recurriendo al papel.

Quizás, si que han avanzado más en este sentido los servicios de impresión de fotos sobre objetos, como cojines, tazas, piezas de madera o imanes, que se han convertido en una herramienta habitual a la hora de hacer regalos originales.


Se pierde la magia de revivir recuerdos

 

Las imágenes sacadas de una cámara hacen recordar momentos vividos y ofrecen la posibilidad de viajar mentalmente justo hasta ese momento. Ayudan a buscar entre los recuerdos y recuperan experiencias y vivencias que de otra forma quizás quedarían semi olvidadas.

Cuando las fotografías se almacenaban y guardaban en papel los recuerdos se convertían en más perdurables. Siempre existía ese álbum o esos negativos guardados que evitaban que la fotografía pudiese eliminarse, como puede suceder con las fotografías digitales.

Además, esa magia del vínculo creado con el recuerdo a la vez que se pasa la página del álbum o se toca esa foto tan especial, no es comparable a la fría sensación de ver la misma fotografía en una pantalla. La foto impresa siempre ha sido mucho más emocional y reflexiva ante lo que nos transmite la imagen.

En contra de lo que se piensa habitualmente, en el sentido de que el coste de revelar o imprimir fotografías es elevado, no se necesita tanto dinero cuando guardamos las fotos en papel si lo comparamos con el almacenamiento digital. Hoy existen formas muy económicas de revelar fotos utilizando distintos servicios online, por lo que el precio deja de ser una excusa. Sobre todo teniendo en cuenta que las tarjetas de memoria, discos duros o servicios de almacenaje en internet también cuestan dinero.

Las fotos impresas suponen una oportunidad única de escapar del universo digital, ya que la sensación de mantener una impresión en las manos no se puede explicar con palabras.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias