Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 25 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cómo se obtienen los pensamientos?

Los pensamientos son aquellas rarezas que nos visten de humanos.

 

En el mercado del centro hay libertad de precios. Los pensamientos rebuscados valen exactamente en el barrio de las letras 12 euros tres verbos conjugados. Aunque si traes el vale que hacen todos los viernes en la Biblioteca Nacional del Pensamiento te regalan el presente y el pretérito imperfecto de la oferta de verbos que tengan para ese día.

Los pensamientos sorpresivos (aquellos que te encuentran por la calle y se dan el paseo contigo) cuestan entre Sol y la Gran Vía, 8 euros cinco adjetivos superlativos. Pero en este mes de Octubre, estas palabras no te encuentran, te atropellan, se agolpan y no esperan semáforos.

Llegamos a los pensamientos poéticos que son como la fruta de temporada, caducos, frenéticamente mutables en otros. El precio suele rondar entre el Templo de Debot y el Palacio de Oriente, los 20 euros las figuras literarias (con la oferta 2x1 en encabalgamientos abruptos que siempre son tan difíciles de encajar)

Respecto a los pensamientos interminables rara vez puedes encontrar uno. Simplemente no existen. (Ahora que he conseguido que los conformistas se detengan en el punto y seguido anterior, debes de saber que en el Mercado Negro tienes un surtido enorme de preguntas retóricas "Qué fue antes, si el huevo o la gallina" hasta "De dónde venimos, a dónde vamos..." a 150 euros la oración)

Los pensamientos acomodados o pensamientos del coñac recalcitrante, sólo los puedes encontrar a las puertas de las Iglesias, donde están apilados, tan repetidos, tan usados que sólo piden por ellos la voluntad.

En cuanto a los pensamientos alegres, existen gran variedad de ellos. Tenemos los producidos por el amor que cuestan en el Retiro 10 euros los pronombres. Los derivados de risas ajenas cuestan 5 euros la exclamación por toda la red del Metropolitano. Y los que surgen por el humor negro que son impagables.

Asimismo hay pensamientos incunables, ejemplares rarísimos que se guardan en la Biblioteca Nacional del Pensamiento, saberes arcanos y tan poderosos que algunos de ellos enviaron a la humanidad a tiempos oscuros. Sólo los investigadores de la palabra pueden tener acceso restringido portando un ejemplar del Principito puesto sobre la mesa para contrarrestar el poder de éstos.

Finalmente, por hoy, porque clasificar los pensamientos es una tarea infinita, existen los pensamientos que tienen conciencia de ser pensamientos (metapensamientos), son como sueños lúcidos, son los espejos de nosotros mismos, son por tanto muy difíciles de encontrarlos en el mercado, alguna vez alquilé uno a 101 euros la confesión y acabé desnudando a la otra persona y enganchándome a ella. Son por tanto adictivos, y habría que tener cuidado en el empleo de los mismos, aunque tan interesantes que lo mismo os pueden cambiar la vida.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias