Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 17 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Won't (Un cuento fantástico)

Una serie de criaturas de Zarhovaliun acuden al hechicero Yaderión para descubrir su sorprendente futuro.

 

Érase una vez un bosque despedrado donde solo un sólo ser conocía el secreto del oráculo, mostrándoselo a las criaturas de Zarhovaliun. Una a una, cada una de las criaturas asistentes al oráculo manejado por el hechicero Yaderión, se aproximó para consultarle.

 

-Señor Yaderión, tengo una reunión con los whazors en las tierras de nebulosas.

 

-Joven maga keirolin, no perderás la cabeza en esa reunión. Aun así solo puedo decirte con seguridad algo que no te pasará dentro de un subgrupo muy reducido. 

 

-Gracias, temí que su horror me hiciera perder la cabeza como a muchos otros en las visitas diplomáticas obligadas.

 

-El siguiente.

 

-Me presentaré. Soy la espadachina Orequillie que siempre se enfrenta cara a cara a los problemas. Son otra vez los muros flexibles ladrillados de las tierras saltarinas... ¡Lo Sabía!  

 

-Bienvenida Orequillie, no te enfrentarás contra los muros.

 

-Gracias, iré rauda y veloz a ver contra que tengo que enfrentarme.

 

-Ya he vuelto. Me he enfrentado contra espejos vivientes y los he vencido al tocar el espejo, no con mi espada sino con mi dedo índice. 

 

-Enhorabuena.

 

-Salud famoso Yaderión. Soy Exjuoga, la golem de cristal que parto para tierras lejanas en busca de la  mesa zafiro.

 

-En tu viaje nadie te envidriadará.

 

-Menos mal. Hay muchos peligros para un golem de cristal ya que este es muy apreciado para traspasar maldiciones.

 

-Aquí estoy, ante ti tienes a Washopul. Tengo muchas tormentas que lanzar y riesgo de que se me caiga algo mientras cabalgo sobre una nube.

 

-Viejo ñuberu, esclavo de tus propios demonios,  no perderás tus pieles de cordero. 

 

-Hola buenas joven y vieja xana. ¿Qué deseas?

 

-Llámame Aquinea. Estoy preocupado por Nakerian, mi tierra. Los dragones y los  árboles saltadores macro espaciales pueden llegar a destruir nuestras cuevas y drenar tanto nuestras fuentes como nuestros lagos.

 

-No drenaran los lagos, fuentes y cuevas del conocimiento que mantienen los otros lagos, fuentes y cuevas.

 

-Eso me alegra muchísimo.     

 

-Que haces por aquí Catalón, sumicio rastreador.

 

-He oído que  van a llegar los lagartos de ojos de fuego que nos verán invisibles como solo tu magia podía hacer en otro tiempo y protegerán a los humanos.

 

-Los lagartos de ojos de fuego no protegerán a los humanos no atacados.

 

-Bueno, es un comienzo.

 

-Yoz, amigo y señor de los esqueletos humeantes. ¿Qué te trae por aquí?

 

-Los nigromantes nos están esclavizando perturbando nuestro descanso en los infiernos subterráneos. 

 

-Los nigromantes no sacarán a más esqueletos no pudiendo detener la labor de los perros tricéfalos con sus dagas venenosas y varas pequeñitas.

 

-Encantado Mago de las dunas estrelladas. Soy Zwipqsiyre y vengo porque hay rumores de evasión de mi mega tierra espejo.

 

-Hormiguita gigante de patitas medio yerbadas constructora de palacios áureos y la llevadera del pistacho de la abundancia. No se evadirán de tu magnifica tierra donde no eres la reina sino una más.

 

-Y en mi caso que pasa. Una diosa destructora que se pregunta su momento para renacer Zarhovalium. Pobre de ti si te doy un abrazo de oso.

 

-Kali, no será el momento mientras todos los ríos cierren la boca. Y los ríos enmarañados no están por la labor.

 

Kali se molestó por la respuesta pero se resigno a preguntarse si existiría de no creer en ella los virus parlantes además de preguntarse si era eterna aunque no lo recuerde.

 

-Te doy la Bienvenida rey Jagrostunster. De todas las especies formadas por serpientes la vuestra es la más noble con vuestra solidaridad ante quienes viajan a las tierras pantanosas tras el cielo donde se camina cabeza abajo. Cuesta creer que estéis formados por cinco serpientes, siendo cuatro de ellas equivalentes a nuestros brazos y piernas y una al resto del cuerpo así como que sigáis reptando para moveros.  

 

-Es un honor estar junto al magnifico hechicero de Xarawan. ¿Es cierto que eres incluso capaz de pasar por el cielo donde todo el mundo va cabeza abajo estando cabeza arriba? Bueno, los enanos están  invadiendo mi pantano y cogiendo mucha madera de los árboles en que subimos para su lucha contra fénix de hielo, desapareciendo el casi inaccesible y enorme bosque, con lo que las hidras de aire pueden llegar más fácilmente para drenar nuestros pantanos.

 

-Sí, soy capaz. Los enanos no te molestarán más con sus hachas ni con su bosque ya que no ganarán la guerra.

 

-Yo me llamo Hukagioro y he oído que te precederé.

 

-Mariposa de alas acuosas de ojos garzos y antenas porraceas que llenas de vitalidad este mundo, no te preocupará esa cuestión por mucho más tiempo. En cuanto a mí no seguiré con el oráculo más tiempo. No me precederá ni un ser ni varios ni ninguno. Por tanto puedo deducir que el oráculo será de todos.

 

Al oír esta noticia resonante por todo Zarhovaliun, los seres de  Zarhovaliun fueron felices y comieron perdices.

 

 

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias