Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 16 de septiembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Balances y buenos propósitos (2012)

Nueva entrega del "Cuaderno rojo" en el Diario de Alcalá

Publicado el 2 de enero de 2012

 

Es tiempo de hacer balance del último año y de comenzar con la lista de los buenos propósitos para este nuevo año que comienza; el año 2012 que ha empezado con un sentimiento compartido de desánimo y de desidia, un año en que parece que se hacen realidad los malos presagios  tan solo con nombrarlo: nace el 2012 como un año gafe, un año con pocas simpatías.

Balances y buenos propósitos en que se mezclan los deseos personales con una reflexión general sobre el tiempo vivido, sobre este año que se ha ido dejándonos a todos una lamentable sensación de abandono, de aceptación peligrosa de una realidad que se nos impone, día a día, en el ritmo frenético de las noticias económicas. Nunca se ha hablado tanto de economía y nunca se ha entendido menos lo que está sucediendo... o nunca nos ha disgustado tanto el darnos cuenta de lo que está realmente sucediendo.
En el campo de los balances, personalmente el año 2011 ha sido magnífico pues he conseguido hacer realidad algunos sueños, algunos proyectos en que he ido trabajando en los últimos años: la primera convocatoria de la Semana complutense de las Letras, con la visita estelar de Mario Vargas Llosa, el hermanamiento entre Azul y Alcalá de Henares, con dos murales magníficos que han puesto algo de color a este año gris y con proyectos de futuro que seguirán uniendo a los alcalaínos y a los azuleños, así como ya lo han hecho los niños de la Escuela La Antártida en Azul y Dulcinea del Toboso en Alcalá de Henares, sin olvidar mi oposición a cátedra en la Universidad Complutense de Madrid, y, por último, el éxito de la exposición "BNE: 300 años haciendo historia" con la que se ha dado el pistoletazo de salida a las conmemoraciones del tricentenario en la BNE y que ya ha batido todos los récords de asistencia en sus pocas semanas de vida  y que puede visitarse en el Paseo de Recoletos hasta el 15 de abril... pero esas sensaciones personales que podrían teñir de rosa el año 2011, se llenan también de zonas oscuras cuando une vive (y sufre) los ataques continuos a la educación pública, en cada uno de sus escalones, al trabajo que muchos funcionarios realizamos porque seguimos creyendo en la función pública y en la necesidad de unos esfuerzos colectivos para mejorar la vida de toda la ciudadanía, frente a los intereses partidistas (y en muchas ocasiones exclusivamente ideológicos, económicos o de sectas religiosas) que mueven a la defensa de una educación privada.

Es duro, como así les pasa a tantos compañeros, que se nos insulte constantemente (en ocasiones desde medios de comunicación financiados y sostenidos por grupos económicos muy determinados) por realizar nuestro trabajo.

Y todo bajo el paraguas de una palabra ("crisis") que se ha convertido en el leiv-motiv de todas las excusas... que se suben los impuestos: la crisis; que se cortan las ayudas a los más necesitados: la crisis; que se busca una economía de guerra y de subsistencia frente a modelos económicos que apuesten por el futuro: la crisis (en este caso, la crisis de nuestros políticos, faltos de ideas, de una verdadera comunicación con la sociedad, pues muchos de ellos siguen considerando que unas votaciones son un cheque en blanco en los próximos cuatro años... ¡qué tragedia!).

¿Buenos propósitos para el 2012? Los de siempre... y alguno más: que consigamos quitarle el rictus antipático al 2012, que seamos capaces de recuperar la alegría y la esperanza en el futuro, en nuestro futuro. Serán meses difíciles los que nos esperan, meses en que deberemos echar a volar nuestra imaginación.

¿Qué político es el que se atreve a dar el primer paso? Del gobierno poco podemos esperar (al menos, yo espero poco después de escuchar sus primeras medidas, que son pan para hoy y hambre para mañana)... pero ¿y del resto de los gobiernos que hacen subir nuestros déficits y las deudas de un país que se merece un 2012 mejor?

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias