Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 27 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Poner fin a las durezas de los pies

Cuando la capa superior de su piel está engrosada, se le llama durezas o callo, y puede ser una afección demasiado molesta y dolorosa.


Un callo es causado por demasiada presión y fricción, y en realidad, es simplemente un mecanismo de protección natural del cuerpo. La dureza se forma naturalmente y en algunas personas hay más callos que en otras.

 
Las durezas suelen ser de color amarillento y ocurren en la planta del pie, el talón o debajo de los dedos.


Los zapatos incorrectos, pies extremadamente sudorosos o un cuidado incorrecto de los pies son a menudo la causa.

 

Los pies se convierten en la parte del cuerpo más descuidada y maltratada. Ir y venir, correr, usar zapatos inapropiados, como sandalias, cubrirlos con calcetines, entre otras causas, provocan la aparición de impurezas. No solo son feos a la vista, sino que también duelen y pican.

 

Si el aire no circula por nuestros pies y se mantienen constantemente cerrados y húmedos, las plantas de los pies se convierten en un verdadero invernadero de bacterias y hongos que provocan malos olores, grietas y piel muerta.

 

Si no se quita a tiempo, forma capas y más capas que hacen que nuestros pies se sequen y agrieten. 

 

Un exfoliante es la opción ideal para suprimir el dolor al caminar y por supuesto, para reutilizar esos zapatos abiertos que tanto te gustan en verano.

 

Si mezclas sal, azúcar y leche, obtendrás una pasta que, aplicada a tus pies en forma de masaje, eliminará las impurezas y la piel seca que pueda haber allí. Antes de hacerlo, es recomendable que pongas tus pies en remojos en agua fría durante 30 minutos.

 

Si sigues alguno de estos métodos de forma habitual, evitarás la aparición de piel muerta; si ya lo tienes, notarás una mejora considerable con el paso de los días. 

 

Antes de cualquier consulta, y en caso de que no veas resultados porque las impurezas son severas y de larga duración, no dudes en acudir a un centro de estética que pueda realizar una adecuada limpieza.

 

¿Por qué aparecen las durezas?

 

Los callos se desarrollan como porciones de piel engrosada en los pies causada por la fricción. 

 

Su propósito es actuar como mecanismos protectores de la piel para que sea una barrera para lesiones más profundas.

 

Esta afección generalmente se encuentra en la planta del pie o en el talón porque son las áreas del pie que soportan la mayor parte de la presión producida al caminar o correr.

 

Aquellos que no usan zapatos cuando es necesario pueden causar que se forme esta condición en la planta del pie.

 

Los callos también se pueden formar cuando hay una anomalía en el calzado que provoca el roce contra la piel del pie, cuando la puntera del zapato es pequeña o cuando las mujeres usan zapatos de tacón alto. 

 

Para evitar que esto suceda, se deben usar zapatos con punteras anchas, mayor profundidad y tacones más bajos (cuando corresponda).

 

Otras opciones incluyen recortar el exceso de piel si no hay una infección presente, el uso de inserciones ortopédicas para contrarrestar cualquier deformidad en el pie que lleve al desarrollo de esta afección y la cirugía si es necesario realinear el hueso para evitar que se produzca una fricción continua en áreas específicas del pie.

 

Si hay otras complicaciones que se forman como resultado de callosidades, inflamación continua o fiebre, se deberán utilizar antibióticos.

 

Prevenir los callos

 

Los callos nunca se pueden prevenir por completo, pero puede asegurarse de que sus pies se vean limpios y bien cuidados. 

 

Tome un baño de pies de cinco minutos dos veces por semana y utilice un producto de cuidado, especialmente para los pies.

 

Seca bien los pies y masajéalos con una crema hidratante para pies. Esto mantiene tus pies suaves y evita huecos dolorosos. En la farmacia puedes encontrar disponibles diferentes tipos de productos para los pies.

 

Si desea deshacerse rápidamente de sus callos excesivos, póngase en contacto con un profesional de la podología.

 

Fuente: Durezas pies

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias