Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 24 de noviembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Reforma del baño controlada, pero ¿y la mampara?

Volviendo a hablar del tan delicado tema de las reformas, la última estancia que reformé de mi casa fue el baño, y lo cierto es que si no sabes exactamente qué es lo que quieres, todo se vuelve pesado. Por ello, antes de empezar a reformar debes pensar qué tipo de azulejos poner, qué modelo de inodoro, lavabo y bidé elegir, si vas a instalar bañera o plato de ducha...etc. En mi caso lo tenía bastante claro, sabía qué colores mezclar, cómo iban a ser los muebles, cómo quería los toalleros y porta rollos, qué tipo de grifería iba a instalar, pero no tenía claro qué tipo de mampara colocar. Para mi sorpresa había más modelos de los que pensaba. Fijas, abatibles, de una hojas o de varias, correderas, cristal liso, rugoso, transparente, semi-transparente, distintos grosores de cristal y un largo etcétera.

Otro de las preguntas que me hacía era ¿dónde comprarla?.

Mi primer pensamiento es como el de la mayoría de las personas que están en medio de una reforma, ir a un gran almacén dedicado a la venta de elementos para la construcción y decoración, pero claro, ya sabemos que la calidad de los materiales de esos grandes almacenes no es siempre la más apropiada.

Yo, después de días indagando e informándome sobre las mamparas, decidí acudir a una tienda especializada única y exclusivamente en mamparas de ducha y otros tipos de mamparas, con la garantía de calidad y de estar aconsejado por profesionales que controlan del tema. 

Las mamparas de ducha son artículos de gran utilidad que pueden mantener un baño limpio, pero también deben ser elegantes a la vista y seguras para nosotros, montando solo cristales de calidad.

Si de nuevo tuviera que buscar mamparas, yo consideraría los siguientes apartados:

Presupuesto

Aunque es cierto que una mampara no es el artículo más caro de una reforma, es cierto que  el rango de precios puede variar significativamente, pero todo depende de las dimensiones, grosor de cristal, tipo de mampara y otros detalles a tener en cuenta.

Por supuesto, sea cual sea tu presupuesto, nunca debes comprometer la calidad. No sirve de nada elegir algo barato y luego gastar más dinero en solucionar problemas que puedan salir más adelante, como fugas de agua, mal funcionamiento o rotura del cristal.

Está claro que el presupuesto es una pieza clave a la hora de elegir cualquier elemento, pero en el caso de las mamparas, yo me ajustaría el presupuesto todo lo que pudiera, invirtiendo en un objeto seguro, de calidad y duradero. Ten en cuenta que una mampara no es algo que se cambie todos los años.

Tamaño del baño y el espacio disponible

Una vez que hayas determinado tu presupuesto, debes considerar el espacio disponible y el tamaño de tu baño. Para ello, deberás tomar medidas del espacio de tu ducha y también del área libre alrededor.

Si tienes un espacio de ducha pequeño, podrías optar por una mampara de ducha sin marco o con el marco lo más reducido posible. Estas mamparas de ducha no tienen accesorios innecesarios y pueden caber fácilmente en espacios compactos. Además, el vidrio transparente permitirá que la luz pase, haciendo que tu baño parezca más grande.

Además, cuando compres una mampara, ten en cuenta la forma de la mampara. Esto dependerá del tamaño de tu baño. Las mamparas de ducha con puertas correderas o puertas abatibles son las mejores para espacios pequeños, ya que son de fácil acceso. Las puertas pivotantes y con bisagras son más adecuadas para espacios más grandes.

 

Cristal de alta calidad

Una cosa importante es que siempre el vidrio sea de alta calidad y que cumpla con los estándares de seguridad. Realmente nadie quiere que ocurra ningún accidente en su baño, especialmente si se tiene niños. Además, reemplazar el cristal puede salir casi igual de precio que adquirir otra mampara, por ello, desde el principio hay que optar por una mampara con cristales de calidad y en el que el fabricante nos de una buena garantía.

Los cristales de las mamparas tienen que tener un mínimo de calidad y cumplir unos requisitos para poder estar a la venta, pero ello no quiere decir que todas las mamparas que existen en el mercado sean de la mejor calidad. Lo ideal es adquirirla en un lugar especializado en este tipo de objetos, ya que ello ofrece mayor seguridad.

Facilidad de mantener

Al comprar una nueva mampara de ducha, debes elegir algo que sea fácil de mantener. Esto significa que el vidrio debe ser accesible en todos los lugares y fácil de limpiar.

Ten en cuenta que el vidrio transparente es más fácil de mantener que el vidrio esmerilado o tintado. Además, las pantallas sin marco son más fáciles de limpiar que las enmarcadas, ya que no tienen accesorios ni áreas pequeñas.

Los tiradores son otro de los objetos que pueden entorpecer a la hora de su limpieza, por ello yo elegiría tiradores que sean fáciles de limpiar.

Confía en los expertos

Esto puede parecer una obviedad, pero muchas personas eligen mamparas con la opinión de un amigo, conocido, o peor, una persona no especializada en mamparas pero trabaja como personal de grandes almacenes de construcción y decoración. Recuerda que estos lugares tienen miles de productos, y el personal que existen ahí, es imposible que sepan de todos los materiales que tienen a la venta.

Llama a expertos para que te ayuden a elegir e instalar tu mampara de ducha. Los expertos pueden ayudarte a seleccionar la mampara de ducha adecuada para tu baño y ayudarte con la instalación si fuera necesario.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias