Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 24 de noviembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

De pequeño amaba las artes marciales ¿Serías capaz de aprender alguna de estas?

Cuando era pequeño, las artes marciales eran algo que me llamaba muchísimo la atención, quizás por las series de aquella época o de los dibujos animados, destacando entre ellas Las Tortugas Ninja o Los Power Rangers. En el barrio nos pasábamos las horas y las horas jugando fingiendo ser personajes de esta serie.

Por desgracia, nunca me planteé practicar ningún tipo de artes marciales, aunque es cierto que a día de hoy es un tema que aún me sigue llamando la atención, pero creo que ya no tengo la edad de ir a que me harten de tortas en algún Dojo.

Estudiar artes marciales requiere una inversión significativa de tiempo, energía y disciplina. La práctica regular de técnicas es un requisito para obtener el dominio en cualquiera de las disciplinas de artes marciales. Pero como cualquier aprendizaje en otros deportes o pasatiempos, las artes marciales requieren tiempo y dedicación.

Muchos practicantes de artes marciales toman clases durante horas, y la experiencia de aprendizaje en entornos grupales es incomparable. El saber defenderse no es el único beneficio de las artes marciales, además de ello, también se obtiene una mente superior. Las personas que aprenden estas habilidades, pueden aplicarlas a lo largo de su vida en distintas situaciones.

Entrenamiento de artes marciales

Ver a un artista marcial experimentado participar en patadas de alto vuelo, barridos sofisticados o golpes oportunos es indudablemente impresionante. A pesar de las técnicas alucinantes que usan los practicantes de artes marciales veteranos, ciertas disciplinas de artes marciales son menos difíciles de aprender y fáciles de poner en práctica.

La adquisición de habilidades en las artes marciales se puede realizar cómodamente en casa. Los videos instructivos en línea ofrecen algunos de los mismos beneficios que las clases presenciales, pero los cursos en línea carecen del elemento importante de la instrucción personalizada. Aún así, los estudiantes pueden aprender técnicas de autodefensa fáciles de aprender.

Aunque actualmente vivimos en una era digital y muchas cosas cotidianas y no tan cotidianas se pueden aprender a través de internet, las artes marciales no son algo que se aprenda con unos simples vídeos de youtube, aunque sí podemos ayudarnos de internet para encontrar las mejores escuelas de artes marciales cerca de ti, como por ejemplo, en este sitio que te dejo aquí.

A mi parecer, y sin ser un experto del tema, creo que existen algunos tipos de artes marciales que son más fáciles (o digamos, menos difíciles) de aprender.

1. Kárate

El kárate es una disciplina de artes marciales diversa que se puede aprender como una forma de defensa personal o como un arte. Los niños y las personas mayores se sienten atraídos por el kárate, dado que es una forma extremadamente segura de artes marciales.

La disciplina requiere una técnica correcta para poder ejecutarse con éxito y la teoría es importante, al igual que la práctica. Los artistas marciales consideran que el kárate es muy adaptable, fácil de aprender y, cuando se hace correctamente, muy eficaz como forma de autodefensa.

Las técnicas integrales del kárate incluyen puñetazos (como puñetazos directos y golpes con el codo) y patadas (como patadas redondas y patadas frontales). Para desarrollar la resistencia a través del combate, es necesario un compañero.

El kárate se basa en el equilibrio, la velocidad y la potencia adecuada. Se pueden aprender fácilmente varias posturas básicas que son importantes para la práctica del kárate. Estos incluyen la postura de preparación, la postura frontal, la postura para caminar y la postura hacia atrás. Las posturas simplemente implican colocar los pies y estar listo para participar.

2. Boxeo básico

El boxeo básico puede ser otra de las técnicas de autodefensa catalogadas como "fácil de aprender". Además, este deporte se puede practicar solo y sin necesidad de pareja. A medida que la persona progresa, aprende a ser ágil y también se da cuenta de su potencial y fortaleza. El boxeo solo requiere guantes, pero la práctica se puede lograr sin equipo.

Al igual que el kárate, el boxeo básico implica posturas. Todo el poder proviene de una postura de combate adecuada. Una buena postura también es importante para mantener el equilibrio al lanzar golpes básicos. A medida que los practicantes continúan formándose, la habilidad y la experiencia se convierten en maestros.

3. Muay Thai

El cuerpo entero es un arma en el arte marcial conocido como Muay Thai. Aprender esta poderosa arte marcial aporta valiosas habilidades de autodefensa. El combate tiene un lugar dominante en este arte marcial, por lo que tener un compañero dispuesto es una obligación. Sin embargo, algunos elementos se pueden aprender solos.

El equipo que se requiere incluye guantes de boxeo, un saco de boxeo y espinilleras diseñadas específicamente para participar en la práctica de Muay Thai. Las técnicas integrales del Muay Thai son golpes de rodilla, puñetazos y patadas. Estos movimientos se vuelven más fáciles de realizar a medida que se practican.

4. Jiu-Jitsu

El Jiu-Jitsu es una forma poderosa arte marcial que está diseñada para que un luchador más pequeño tenga suficientes recursos físicos para defenderse con éxito contra un oponente más grande. Si se practica Jiu-Jitsu solo, las reacciones pueden ser difíciles de anticipar. Un compañero ayuda al alumno a darse cuenta de si se utiliza o no una buena técnica.

En el Jiu-Jitsu brasileño, los alumnos utilizan técnicas de lucha en el suelo y maniobras de pie. Los estudiantes aplican estrangulamientos, manipulaciones de bloqueo de articulaciones y derribos de una y dos piernas para derrotar a un luchador más grande. La práctica de estas técnicas específicas requiere un compañero.

5. Krav Maga

Krav Maga es una mezcla de Muay Thai, boxeo y judo, que se centra en el objetivo de causar suficiente daño al adversario para que la pelea pueda terminar rápidamente.

Las personas que entrenan en casa requieren equipo, como guantes de boxeo, un saco y espacio para colgarlo, así como espinilleras de Muay Thai (útiles cuando se lanzan fuertes patadas al saco). La práctica de Krav Maga ayuda al estudiante a adquirir valiosas habilidades de autodefensa.

Los programas que enseñan Krav Maga se enfocan en ejecutar una postura de lucha adecuada, aprender golpes, cómo escapar del adversario y las mejores formas de defenderse contra estrangulamientos.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias