Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 23 de septiembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Un sitio para besarte (Madrid, 2012)

Una alameda no deja de ser un sitio para besarte.

Un ascensor no deja de ser un sitio para besarte.

Una butaca no deja de ser un sitio para besarte.

Un barrio no deja de ser un sitio para besarte.

Una cama no deja de ser un sitio para besarte.

Un concierto no deja de ser un sito para besarte.

Una discoteca no deja de ser un sitio para besarte.

Un dormitorio no deja de ser un sitio para besarte.

Una estación no deja de ser un sitio para besarte.

Un escalón no deja de ser un sitio para besarte.

Una  fiesta no deja de ser un sitio para besarte.

Un fotomatón no deja de ser un sitio para besarte.

Una grada no deja de ser un sitio para besarte.

Un garito no deja de ser un sito para besarte.

Una heladería no deja de ser un sitio para besarte.

Un hotel no deja de ser un sitio para besarte.

Una isleta no deja de ser un sitio para besarte.

Una joyería no deja de ser un sitio para besarte.

Un juzgado no deja de ser un sitio para besarte.

Una kermés no deja de ser un sitio para besarte.

Un karaoke no deja de ser un sitio para besarte.

Una ladera no deja de ser un sitio para besarte.

Un laboratorio no deja de ser un sitio para besarte.

Una manifestación no deja de ser un sitio para besarte.

Un museo no deja de ser un sitio para besarte.

Una noche no deja de ser un sitio para besarte.

Un naranjal no deja de ser un sitio para besarte.

Una oficina no deja de ser un sitio para besarte.

Un olivar no deja de ser un sitio para besarte.

Una pérgola no deja de ser un sitio para besarte.

Un parque no deja de ser un sitio para besarte.

Una quinta no deja de ser un sitio para besarte.

Un quitasol no deja de ser un sitio para besarte.

Una rosaleda no deja de ser un sitio para besarte.

Un restaurante no deja de ser un sitio para besarte.

Una sala no deja de ser un sitio para besarte.

Un semáforo no deja de ser un sitio para besarte.

Una taberna no deja de ser un sitio para besarte.

Un teatro no deja de ser un sitio para besarte.

Una universidad no deja de ser un sitio para besarte.

Una verbena no deja de ser un sitio para besarte.

Un vestíbulo no deja de ser un sitio para besarte.

Una zapatería no deja de ser un sitio para besarte.

Un zoo no deja de ser un sitio para besarte.

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias