Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 24 de noviembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Días de cóvid-19 (Madrid, 2020)

Confinados, enmascarados,
enguantados, hidrogelizados,
pero sobre todo solos.
Nos tocó un tiempo de pandemia.
Nos detuvimos en el asombro
de un entorno que se nos volvía irreal
por inimaginado y por inimaginable.
Y esta es nuestra realidad
como las colas del hambre,
como la precariedad y nuestra estupidez.
Todo se vino abajo,
cayó el telón en medio del acto,
y llegaron los muertos,
¡tan cercanos como un espejo!
¡Y no se pudieron velar!
Aún no hemos parado de contar.
Hay miedo en los ojos y desconcierto,
la muerte agravada en la soledad,
la demencia y el hambre como una plaga,
y un futuro de secuelas en el horizonte.
Los habrá que lo cuenten como una anécdota,
que recuerden los memes como vía de escape,
los días de encierro y aprensión,
fingiendo normalidad en aquellas colas
silenciosas para la compra,
donde dejamos de hablarnos,
de las que llegábamos nerviosos
y no nos tocábamos.
Llegábamos a una casa que olía a lejía
y donde los besos y los abrazos se habían proscrito.
Me quedo con la naturaleza en su esfuerzo
por ir más allá de nuestra locura.
Pensaré que una urraca, un mirlo, un jilguero,
el cielo límpido, las ramas verdes o las flores multiplicadas
dieron consuelo a mi ansiedad.
Y habrá el olvido de los muertos,
de los que se les torció el futuro,
de los que ni siquiera el ERTE* salvó
y de que sé yo, de dramas tan individuales
que erizan la piel y nos enmudecen el alma.

 

 

  • Nota: 

 

           *ERTE: Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias