Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 30 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Papel mojado

Dónde me acompañará esta cítara
que espera un sonido sin igual,
y hoy, mi enemigo es el silencio
por eso sentencio: ¡nunca más!

Este puente de pensamientos construidos con hilos
se sostiene sólo por voluntad;
dadle viento y caerá en una tela que araña todos mis sentidos.
Siempre, siempre, siempre encendidos estos faros de ciudad
como si pudieran sacar a la luz toda la mierda que la inunda;
como si fuera a cambiar algo por alumbrar un poco más de cerca.

Sé lo que hay pero no lo acepto,
siento que vais todos como adeptos
mientras vuestro talento...por la alcantarilla se va.
¿No sentís que perdeis el tiempo?

Cuarto de siglo troceado,
y es que he vivido más en estos últimos siete años
que en todo lo anterior.

Cómo te lo digo para que sepas que trabajar no es vivir,
si no amas;
- me encanta dejar estos guiños que me recuerdan a ti -,
si no luchas por tu sino lo regalas
a esa mano de titiritero que un día consiguió hacerse con los hilos del mundo entero;
en eso trabajamos, ellas y ellos,
sudor y sangre honesta:
luchando por cambiar el panorama que nos recrearon
pintándolo con bonitos colores que han ido perdiendo su efecto.

Nunca renuncies a tus sueños
aunque tú, persona, te veas sola,
saca fuerzas de cerebro
para lanzar palabras como si fueran morteros;
déjalos sin habla
mientras conviertes a escépticos en escuderos
y te cargas los cimientos de lo que un día llamaron sistema financiero.

Duda, pregunta a tu almohada
pero que no te dejen con las ganas;
si pierdes, levanta y hunde otra vez su fuerte.

Podría seguir las reglas de la poesía
pero entonces no sería yo y mi día a día,
caos que reina y llena la luna que ya apenas me mira;
podría hacer tantas cosas que se salen de mis planes...
y me he decantado por la utopía.

Hoy muere un cualquiera,
pero hablar de un hijo de vecino en los medios es una quimera;
seguirán cayendo chupasangres de anchas carteras
y seguirán chupando sangre, y seguirán aumentando su cuenta.
Pero el cualquiera se morirá de hambre. Y después, "¿ése quién era?".

No es racional el mundo que se guía por un trozo de papel
y aun así nos creemos que esta es la mejor era.

Dejo paso al silencio y me vuelvo a mi cuartel.

 

Género al que pertenece la obra: Poesía
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias