Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 29 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Por qué usar un compresor de aire

compresor de aire

 

 

Un compresor de aire es un equipo diseñado con el fin de tomar el aire del ambiente para almacenarlo y comprimirlo en un tanque. Existen diferentes tipos de compresores, puedes encontrar los especializados para uso casero o profesional. 

A través del aire comprimido puedes dar más potencia y energía a otros elementos neumáticos. Igualmente, hay máquinas en sectores productivos donde requieren de un compresor de aire.

 

El funcionamiento de un compresor de aire

Como mencionamos antes, las máquinas toman aire del ambiente para comprimirlo y poder utilizarlo liberándolo a través de un tubo flexible regulando la presión por medio de un manómetro

En pocas palabras, su funcionamiento es basado en transformar la energía eléctrica en mecánica. De ese modo, la energía eléctrica es formada por un motor de combustión o eléctrico. Por su parte, la energía mecánica se obtiene como resultado de dicho proceso. 

Cada uno de los compresores disponibles en el mercado tiene la capacidad de garantizar una presión determinada. De igual modo, cada uno disfruta de una potencia distinta. Por ello, antes de comprarlo debes asegurarte de cuáles son tus necesidades para hacer una elección correcta. 

Para saber la potencia necesitada, debes conocer el uso que le darás para determinar la presión requerida. De esa misma manera es crucial conocer el consumo de aire necesario de acuerdo al trabajo a realizar. 

¿Cuándo necesitarás un compresor de aire?

En el mercado encontrarás diferentes tipos de compresores, cada uno se ajusta al área de uso del aire comprimido. Pueden tener aplicaciones domésticas, profesionales o industriales. 

Los de uso profesional o semiprofesional son empleados para fines domésticos. Por ejemplo, llevar a cabo el mantenimiento de algún equipo del hogar, inflar ruedas, botes, operar accesorios neumáticos, entre otros. 

Por su parte, los profesionales ofrecen más potencia y flujo de aire. Suelen ser máquinas de correa de dos etapas, también conocidos como compresores de tornillo rotativo. 

En cuanto a los compresores industriales, son los indicados en las plantas de producción. Además, cuentan con la capacidad de ofrecer una fuente confiable de energía para plataformas petroleras o astilleros. 

 

Para que funcione requiere de algunos componentes

Al comprar un compresor, notarás que es una máquina conformada por varias partes donde cada una es indispensable para tener un buen rendimiento. En este sentido, se compone de la siguiente manera

  • El compresor: claramente, es la pieza fundamental, tiene forma de cilindro y posee un pistón capaz de trabajar por medio de un motor eléctrico. De ese modo, puede tomar el aire del ambiente para comprimirlo y conseguir resultados de calidad. 
  • Tanque de depósito: es un envase donde se mantendrá el aire almacenado y ya comprimido esperando para usar. 
  • Equipo de control y suministro: es el encargado de tomar el aire comprimido y almacenado en el tanque. Con ayuda de un manómetro controlará la presión con el que saldrá en el momento de su uso.

Cada pieza es importante. Por esa razón, deberías asegurarte de adquirir un compresor de calidad para ofrecerte resultados eficientes. 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias