Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 5 de agosto de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La clonación: sus inicios

Hablamos sobre clonación

Siendo la clonación -por obvios motivos- uno de los temas de la época de mayor interés mundial, una vez más está en primer plano cuando surge el anuncio de que una empresa privada ha logrado la primera clonación de un embrión humano.

No es para menos. Los pasos anteriores sobre clonación animal, con la oveja Dolly en primer plano, mostraron que la duplicación de los seres es posible. No hay dudas de que, pese a la oposición de varios sectores importantes -entre ellos los religiosos- el hombre va a seguir en sus experimentos en pos de algo que linda entre lo temible y lo maravilloso.

De allí que cada hito levanta polvareda y muchas preguntas. Están de por medio las promesas de un progreso notable en la lucha contra las enfermedades incurables, como la diabetes y el cáncer pero, igualmente, hay la amenaza de provocar alteraciones insólitas en la especie humana, con perspectivas aun imprevisibles pero siempre temidas por la posibilidad de un mal uso o un abuso perverso.

El sector religioso, con la Iglesia Católica siempre a la cabeza, se opone radicalmente a la clonación como un hecho abusivo y moralmente censurable. No se puede crear un individuo -o la mínima parte de él- para luego suprimirlo, es su reflexión invariable, en relación con los experimentos para fines terapéuticos. Más aún frente a la perspectiva de que pasen a otras etapas, más avanzadas.

Los países de mayor poderío económico y político están, igualmente, en el bando opuesto, con mayor o menor impulso. De allí que los Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña, entre otros, se pronunciaron en estos días cuando una empresa estadounidense anunció su logro. Consideran un peligro y una insensatez la creación de un nuevo tipo de ser humano en un laboratorio, sin padre ni madre, fuera de todo sentido tradicional.

Más aún cuando hay especialistas en clonación que pueden ser estimulados por la sed de poder o por emociones que rebasan los límites de la moral.

Entre los especialistas, la pugna se refiere al valor real de los anuncios que se van formulando. En el caso último, hay impugnaciones al avance científico que estaría en juego. Los creadores de la oveja Dolly creen que lo realizado por Advanced Cell Tecnology Inc. solo está en el rango de una investigación preliminar. Como esas, hay otras invitaciones al debate.

El insólito tema está ya en la palestra, sin apoyo de los organismos ni dineros públicos pero con inevitables impulsos del sector privado. La firma que ahora salió al escenario (ACT) es una compañía de biotecnología y hay otras de su estilo, algunas de lascuales advierten que no cejarán en sus propósitos de usar la clonación en forma positiva, sembrando dudas respecto a lo que pueda realmente suceder con el paso del tiempo.

Un singular esfuerzo de control y buena dirección se justifica en guarda del futuro de la humanidad.

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias