Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 22 de mayo de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Fuerza muscular: Por qué es importante y cómo debes entrenar

A la hora de hablar de un cuerpo sano tenemos muchos pasos que dar. Uno de los más importantes es combinar la alimentación con el deporte. Por eso, dentro de este es sumamente importante prestar atención a la fuerza muscular. Algo que nos sirve para realizar las diferentes tareas que tenemos por delante en el día a día.

 

A la hora de hablar de un cuerpo sano tenemos muchos pasos que dar. Uno de los más importantes es combinar la alimentación con el deporte. Por eso, dentro de este es sumamente importante prestar atención a la fuerza muscular. Algo que nos sirve para realizar las diferentes tareas que tenemos por delante en el día a día. 

Por lo que es necesario que los músculos se vayan trabajando, evitando así diferentes tipos de lesiones. Pero no vamos a precipitarnos y sí ir poco a poco para dar en la clave de lo que realmente necesitas tanto tú como tu cuerpo. ¿Estás preparado o preparada para descubrirlo?

Qué es la fuerza muscular

A la hora de hablar de la fuerza muscular, también tenemos que hacerlo de los músculos. Porque realmente es la cualidad que tienen estos para poder tensarse o contraerse y oponer resistencia. Por si todavía no ha quedado claro del todo, se puede traducir como la capacidad que tenemos de tirar de un peso o bien de levantarlo. Ambas acciones las podremos hacer de una manera más sencilla y de una sola vez, gracias a la fuerza que se ejerce en los músculos. 

 

Aunque pensemos lo contrario, el trabajarla cada día es algo más que imprescindible para que cada vez que ejerzamos fuerza no lleguen tras de sí las temidas lesiones. Algo que podemos separar de nuestras vidas con las rutinas de fuerza muscular. Claro que aunque mencionamos en todo momento la fuerza, es cierto que para despertar los músculos y que estos se oxigenen de la manera correcta, también serán perfectos los ejercicios aeróbicos. Así que, si te gusta hacer bicicleta o correr, que sepas que estarás entrenando cada grupo muscular de la manera correcta.

Por qué es tan importante entrenar la fuerza muscular

Hay que recordar que existen diferentes tipos de fuerza muscular. Pero todas ellas son básicas en nuestra salud. Aunque es cierto que dependiendo de nuestras necesidades, podemos dedicarnos más a un grupo que a otro. Aun así, si pensamos en la importancia de la misma o bien en los beneficios tenemos que destacar algunas ideas como estas: 

  • Mejoraremos la ejecución de cada movimiento, al tener los músculos más fuertes.

  • Mejora la densidad ósea. Ya que tal y como hemos comentado antes, alejará de nuestra vida las lesiones. 

  • Estaremos protegiendo las articulaciones.

  • Al tener más fuerza en algunos grupos musculares que entrenemos, ayudamos a que los órganos internos puedan hacer sus funciones de una manera correcta. Así que con una rutina de 3 días para ganar fuerza, ya podemos ver y sentir grandes resultados.

  • También nos ayuda a perder peso. Quizás nos enfocamos en hacer rutinas aeróbicas cuando queremos dejar atrás algunos kilos. Pero lo más correcto es alternarlos. Ya que cuanta más masa muscular, más gasto calórico tendremos. Así que, tanto los ejercicios aeróbicos como los de fuerza tienen que alternarse para una mejor eficacia en nuestro cuerpo. 

  • Mayor conocimiento de nuestro cuerpo. No hay nada mejor que conocer y reconocer las señales que nos va indicando nuestro cuerpo. Por eso, también vamos a ejercitar la perspectiva de cada movimiento y hasta de cada dolor que tengamos. 

  • Si trabajamos la fuerza muscular nos permite mejorar también la velocidad, así como la potencia o la resistencia.

Cómo se debe entrenar la fuerza

Siempre debemos elegir los ejercicios correctos y hacer las combinaciones posibles. Para ello, comenzamos con los denominados los ejercicios base de este tipo de entrenamiento tiene que incluir los siguientes: 

  • Las sentadillas: Porque son clave en todo tipo de entrenamientos y más en este. Porque con él trabajamos el tren inferior como los cuádriceps, los glúteos y hasta el core.

  • El press de banca sería otra de las claves pero en este caso para el tren superior. Se trabaja la zona pectoral, los hombros y los tríceps. 

  • El remo con barra trabaja sobre todo la zona de la espalda, que nunca debemos olvidarla, aunque junto a ella también los brazos son los se activan.

Después de que los ejercicios base los tengamos integrados, entonces si quieres definir tendrás que pasar a los denominados ejercicios de aislamiento en los que se trabaja tan solo un grupo muscular y algunos ejemplos de ellos son los siguientes: 

  • Curls de bíceps o tríceps

  • De esta forma como los curls de piernas.

  • El remo.

Para que el entrenamiento esté completo y tenga el resultado que necesitamos, siempre debemos comenzar con los ejercicios base y luego pasar a los de aislamiento. Es decir, ir de menos a más siempre es la mejor opción. Recuerda que siempre necesitas hacer un descanso y una buena recuperación para no sobrecargar el cuerpo y en este caso, los músculos.

Con qué frecuencia debemos realizar este tipo de rutina

Aunque queramos, no va a ser sencillo el realizar la rutina de fuerza muscular cada día. Porque si la vamos alternando en forma de ejercicios, como antes mencionamos, también necesitamos un poco de descanso y nuestro cuerpo mucho más. Se dice que los músculos necesitan un par de días para poder recuperarse lo suficiente. Es por ello que si preguntas la frecuencia de las rutinas, entonces te diremos que lo más aconsejable son un par de días por semana, o tres. Cierto es que nunca se puede generalizar porque en ocasiones, se puede amoldar a cada tipo de persona y a sus necesidades.

La duración de cada entrenamiento también puede ser un poco personal. Pero a grandes rasgos, podemos decir que un entrenamiento de fuerza llegará a durar unos 40 0 45 minutos. Aun así, es cierto que hay que dejar parte para el calentamiento. Para esto dedicaremos entre 5 y 10 minutos. Cierto es que a veces el tiempo se reduce a la mitad, dependiendo del día o de la rutina. Lo más esencial es aprovechar bien el tiempo, realizar la combinación de ejercicios y no pensar demasiado en el tiempo. Eso sí, dejando que los descansos sigan haciendo efecto en nuestro cuerpo para volver con más ganas al siguiente día.

Ahora ya sabes que combinar el peso del propio cuerpo, con las pesas y también las actividades aeróbicas puede ser una de las mejores combinaciones para poder disfrutar de una salud mejor y de unos músculos más fuertes que nunca.

 

 

Género al que pertenece la obra: Narrativa,Literatura digital
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias