Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 1 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La importancia de la educación financiera en los jóvenes

Educación financiera

Soy una persona muy polifacética. Me gusta hablar de cada tema que se me pase por la cabeza y hoy voy a hablar sobre economía. Sí, lo sé. Cada vez que alguien menciona esa palabra, todo el mundo piensa: "¡vaya rollo!". Pero ese es precisamente el problema. Opino que se debería enseñar algo de educación financiera básica en los colegios. Aunque fuesen cosas muy básicas, estoy convencida de que esos conocimientos nos permitirían construir una vida mucho más lógica y feliz.

Si miras a tu alrededor, verás que todo el mundo parece vivir al límite. No importa si ganan X o ganan 3*X, a la inmensa mayoría de la gente le cuesta llegar a fin de mes. En muchos casos, el problema en sí no son los ingresos mensuales percibidos sino la mentalidad de "tanto gano, tanto gasto" con la que nos hemos criado.

Al principio de cada año, muchos empresarios tienen la intención de iniciar negocios nuevos y aprovechar las diferentes oportunidades que ofrece el mercado. Es el equivalente al "este año sí que dejo de fumar" de muchas personas. Sin embargo, en tiempos dificiles como los que estamos viviendo, en que los lemas son la austeridad, el desempleo, la crisis y el ahorro, las posibilidades de crear un negocio no parecen digamos... muy emocionantes. Pero estos ciclos económicos descendentes también están generando oportunidades.

Siempre hay oportunidades (incluso en tiempos de depresión económica).

Crisis = Oportunidad

En las crisis económicas siempre surgen grandes oportunidades, aunque la gran mayoría no se percate de ello. Estas oportunidades son generalmente visibles a través del valor de adquisición de activos, ya que los precios tienden a caer debido a las condiciones económicas desfavorables.

¿Qué es un activo? Bueno, no me voy a extender demasiado, pero sin dar una definición demasiado precisa podríamos decir que un activo es un generador de dinero. ¿La televisión que tienes en el salón? No es un activo, sino un pasivo. ¿Un restaurante? Eso sí es un activo. Luego hay cosas que dependen del contexto. Por ejemplo: una casa puede ser un activo o un pasivo (la casa en la que vives es un pasivo, pero si tienes una segunda casa que alquilas a otras personas o que piensas vender dentro de unos años porque crees que se va a revalorizar, eso es un activo). Pero dije que no me iba a extender y me estoy extendiendo xD.

Volvamos a las oportunidades en tiempos difíciles. Un ejemplo de estas oportunidades es la bolsa, que al encontrarse los mercados financieros en crisis y estar sometidos a una gran presión, permite que se puedan encontrar acciones de empresas muy rentables en mínimos históricos. Es decir, el precio por acción de ese activo está por debajo del valor habitual. Si lo compras en ese momento y la empresa es lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a esa presión conyuntural, es más que previsible que se revalorizará.

También podemos adquirir empresas con dificultades financieras, comprar una propiedad a un precio muy barato para venderla más cara cuando pase la crisis, o invertir en otros activos generadores de ingresos. Sin embargo, al invertir, procura hacerlo siempre en cosas que conoces. No recomiendo inviertir en cosas de las que desconozcas su funcionamiento. Igualmente, invertir siempre implica riesgo, así que tampoco recomiendo invertir más de lo que estés dispuesto a perder. Si diversificas e inviertes con cabeza, la estadística estará de tu lado. Si inviertes a lo loco y sin control, lo más probable es que la cosa no termine bien.

El desempleo podría ser una buena oportunidad para crear un negocio propio

Con el aumento del desempleo, puedes tomar tres caminos:

  • Quedarte sentado quejándote.
  • Buscar otro empleo.
  • Emprender.

La situación puede estar muy mal, puede ser injusta, puede ser muchas cosas, pero es cuestión de ser prácticos, nada más. Por eso yo solo veo productivas las dos últimas.

No todo el mundo quiere dejar de ser un asalariado. Estar en nómina de una empresa te da cierta seguridad (aunque, como ves, un buen día pueden echarte y se acabó esa seguridad) y no todo el mundo está dispuesto a emprender. Pero tal vez siempre quisite dejar de depender de un jefe y no te atreviste a dar el paso. Tal vez que te hayas quedado sin trabajo sea el impulso que necesitas para darle un giro a tu trayectoria profesional.

La creación del propio puesto de trabajo se convierte en una oprtunidad muy grande, ya que el desempleado se encuentra fuera de la zona de confort y es más fácil tomar la iniciativa de arriesgarse. A veces, si no ocurre algo realmente grave, no nos atrevemos a producir un cambio realmente grande.

Para bien o para mal, la creación de empresas es un aspecto esencial en la sociedad capitalista en la que vivimos, porque permite crear puestos de trabajo, no sólo para uno mismo, sino también para los aquellos que no quieren o no se atreven a emprender. Si las empresas no se crean, no hay puestos de trabajo y el sistema se viene abajo.

Ahorrar en tiempos de escasez no es una buena idea

Esto es algo que considero también educación financiera esencial que debería impartirse en los colegios. ¿Qué suele hacer la sociedad en tiempos de bonanza económica? Gastar. ¿Y cuándo vienen tiempos difíciles? Ahorrar.

Esto es justo lo opuesto a lo que dicta el sentido común. Lo ideal es ahorrar cuando las cosas van bien, para poder superar los tiempos en los que las cosas no van tan bien. Además, si consigues un buen colchón de dinero, podrías aprovechar esas oportunidades que se producen durante las crisis económicas y salir fortalecido de ellas cuando la economía se recupere.

Pero yo no soy una experta en el tema. Apenas tengo unas nociones básicas. Si quieres leer más artículos sobre finanzas, te recomiendo hacerlo desde este enlace. Estoy aprendiendo muchas cosas leyendo esa página.

¡Un abrazo y mucho ánimo en estos tiempos de incertidumbre!

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias