Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 18 de septiembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La importancia de escribir una carta de presentación

Entrevista de trabajo

Antes o después llega el día en el que dejas de ser estudiante y pasas a formar parte de la gente desempleada. Algunos salen de la Universidad ya colocados, pero si no es tu caso, llega el momento de buscarte la vida para conseguir un puesto de trabajo que sea "de lo tuyo".

Esto es en muchos un tanto frustrante, aunque yo ya estoy mentalizada y (creo) preparada. Me gusta anticiparme a los problemas (desde un punto de vista positivo, por supuesto), así que me he puesto manos a la obra y ya he localizado algunos formatos de CV. Eso sí, yo le daré mi toque personal, pero siempre está bien tener una base sobre la que trabajar.

Pero hay algo de lo que me estaba olvidando y que, gracias a mi miniinvestigación, he descubierto: la carta de presentación.
Si te soy sincera, hasta hace poco no sabía ni qué era una carta de presentación. Pero, una vez que lo he averiguado tengo que decir que es tremendamente importante. En realidad, a diferencia del currículo, no es obligatoria, pero sí que es el complemento ideal a este si queremos aumentar nuestras posibilidades de ser contratados.

¿Qué es una carta de presentación?

La carta de presentación es un documento que complementa tu currículum vitae, en el que puedes presentarte a ti mismo ante la empresa. Por eso es tan importante. La carta de presentación te brinda la oportunidad de explicar por qué piensas que deberían contratarte. Es como una preentrevista. Lógicamente, si lo haces bien, esto puede aumentar muchísimo tus posibilidades a la hora de ser llamado por el reclutador para asistir a una entrevista.

¿Cómo escribir la carta de presentación?

Realmente no hay un formato predeterminado que se deba seguir. Esto no es algo malo, sino que te ofrece mayor libertad para expresarte. Sin embargo, aunque la creatividad es bienvenida, hay algunos detalles que convendría tener en cuenta.

Lo siguiente solo es una estructura en la que te puedes basar (o no) para hacer tu escrito más atractivo y efectivo, pero puedes seguirla, transformarla o incluso rehacerla a tu manera. Eres libre de hacerlo como estimes más conveniente, pero nunca está de más tener una orientación para saber al menos por dónde empezar.

 

  • Encabezado: incluye tu información de contacto, así como la dirección de la empresa y el nombre, o al menos el cargo, de la persona a la que te vas a dirigir.
  • Introducción: ¿por qué has decidido redactar esta carta? Explica esto de forma clara y concisa.
  • Desarrollo: ahora toca responder a otras preguntas, sin tampoco extenderte demasiado (no querrás aburrir al reclutador). Intenta responder a las preguntas que crees que se podría estar haciendo. ¿Por qué quieres ese puesto de trabajo? ¿Por qué deberías ser el candidato seleccionado?
  • Llamada a la acción: este concepto es muy utilizado en el mundo del marketing, pero al fin y al cabo esto también es marketing: estás tratando de venderte a ti mismo. Está demostrado que si solicitas al receptor de tu mensaje que realice una determinada acción, es mucho más probable que lo haga. Así que, sin perder los formalismo, pídele que te llame o que te haga una entrevista para profundizar en aquello de lo que has hablado en la carta de presentación.
  • Conclusión: ponle la guinda al pastel. No te limites a despedirte con un "reciba un cordial saludo". Dale las gracias por su tiempo y termina tu escrito de una forma elegante.

 

Así que ya sabes: si quieres incrementar tus posibilidades a la hora de optar por un puesto de trabajo, no te olvides de escribir una carta de invitación.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias