Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 16 de septiembre de 2021

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

He pilotado un barco (y tú también puedes hacerlo)

Lancha

Hacia el final del verano, cuando todavía no había cierres perimetrales, mi novio y yo aprovechamos que los vuelos estaban superbaratos y nos hicimos una escapada a Mallorca. Fueron solo tres días de esparcimiento, pero tuve la oportunidad de llevar un barco y me quedé alucinada con la experiencia. Y mi novio, lo mismo.

Nunca me había planteado lo del alquilar una embarcación, pensaba que para eso se necesitaría algún tipo de carné o licencia, pero resulta que eso no es así. Al igual que sucede con las motos, algunos barcos se pueden utilizar sin necesidad de tener licencia y otros no.

Antes de seguir explicándote esto, quiero dejar claro que no soy ninguna experta, por lo que podría equivocarme en algún dato. La información que tengo nos la brindó Alcudia Bay Boat Rental durante la explicación que nos dieron de los barcos. Esta empresa me la recomendó mi hermano para alquilar barcos en el norte de Mallorca (él la visitó en el verano del 2018).

Lo primero es lo primero: de acuerdo con la normativa que se aplica en España, si no tienes titulación náutica, puedes alquilar un barco siempre y cuando este no mida más de 5 metros y su potencia no supere los 15 caballos. La empresa a la que fuimos también nos ofreció la posibilidad de contratar a un charter, que es como le llaman a un capitán profesional que está cualificado para llevar barcos más grandes o de mayor potencia, pero nosotros queríamos experimentar cómo es llevar una lancha, así que obviamente escogimos uno de los barcos que no requieren tener licencia.

La primera impresión cuando aceleras es emocionante, pero resulta muy fácil de gobernar. Lo más difícil fue "aparcar" en el puerto de Can Picafort cuando volvimos, pero un charter nos ayudó tanto al desamarrar cuando partimos como a amarrar cuando volvimos.

Un detalle que debes tener en cuenta es que no puedes tirar el ancla en posidonea. La posidonea, según nos contaron, es un "bioindicador" de aguas limpias y evita la erosion de la costa. Es facil de detectar, la posidonea es oscura, y la arena es blanca, de modo que hay que tierar el ancla en fondo arenoso blanco, así nos lo explicaron y fue muy fácil.

Sé que tampoco os he contado mucho, ya os dije que no soy una experta, pero la idea principal de esto es que puedes alquilar una lancha sin necesidad de tener licencia náutica, puedes manejarla sin tener experiencia previa (aunque al principio te dé un poco de miedo, en realidad es muy sencillo, te lo explican todo) y lo más importante: es súperdivertido. Y algo que me resultó curioso: la gasolina tan solo nos costó 20€ tras 4 horas de navegación continua. Es poco, ¿no?.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias