Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 12 de diciembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Historias del Tarot (I)

La historia que a cualquier aficionado al tarot y esoterismo puede llegar a vivir en primera persona. Este corto está dedicado a todas aquellos que os gusta o disgusta el tarot, que pensáis que el tarot es un engaño o que creéis firmemente en él. Una historia ficticia, una leyenda urbana o no... Parte 1

Un día como otro cualquiera en mi soledad, decido ir a visitar a una vidente que me recomendaron, una de esas videntes que se pasa del boca a oreja y no tienen nin páginas web, ni tarot por whatsapp o facebook... Una Tarotista de toda la vida, seguramente muy profesional y buena, ya que me la recomendaron varias personas.

El tema del esoterismo, de poder ver el futuro y poder cambiarlo antes de que suceda, es algo que desde siempre me llamó mucho la atención, y como muchos nuevos ricos de Silicon Valley, ahora me estaba dejando asesorar y guiar por videntes telefónicos (ya que yo no puedo permitirme como ellos las visitas personales 24h que ellos tienen). Durante meses me he hecho amigo de Carmen, la tarotista de la página de tarot, mi nueva guía de la vida, podríamos decir que casi si es mi coach!

Es viernes, un día caluroso de este maldito agosto en el que podría freir huevos sobre el asfalto. Otro maldito viernes en que has de pasar alejado de los contenedores de basura porque con esta calor, aunque hayan recogido la basura, el edor impregnado y enganchado en las paredes de plástico se desprende rodenado todo el alrededor del contenedor y dejando ese ambiente de "gran ciudad"... 

Mientras iba de camino a mi cita con la tarotista, veía por paseo de gracia una columna de chinos viendo escaparates y mirando edificios... Aún no entiendo como los "guiris" vienen a visitarnos en verano, están bien locos!

Al entrar por la puerta noté un olor a incienso que tiraba para atrás (me dije a mi mismo, la ambientación me va a costar mínimo 10€ más). no tardamos en sentarnos y empezarme a preguntar qué es lo que quería saber... que dijera datos más concretos que quería conocer. La tarotista, por cierto, se llamaba Florencia, una mujer conocida en las Ramblas de Barcelona por tirar el tarot desde hacía años... Una viejoven (vieja que va de joven)  que se desde su juventud al descubrir el "don" se dedicaba a tirar las cartas. Una vez le conté un poco sobre mi vida, sobre mis dudas (quería saber si mi ex volvería y quería conocer los motivos reales de la ruptura), también entramos en una conversación un poco más informal y "extralaboral", donde ella llegó a tratarme de tú a tú e incluso acariciarme amablemente el brazo diciéndome que no me preocupara que en caso que mi ex no volviera conmigo, un chico tan resultón seguro que no tendría problemas en rehacer su vida, pero que igualmente veríamos que decían las cartas al respecto.

Una vez sentados en la mesa, ella cambió por completo su forma de hablarme, de mirarme y se veía concentrada e incluso casi "ida", parecía como si ahora tuviera a otra persona completamente diferente delante mío, una persona que no había hablado anteriormente conmigo y no hubiera medio tonteado conmigo. Esta situación me hizo ponerme en guardia, incluso me herizó el pelo de los brazos (como si hubieran puesto el aire acondicionado y hubieran bajado la temperatura de golpe).

Carmen empezó a hacer un ritual con las cartas, limpiándolas con una especie de trapo de terciopelo carta por carta, dejándolas cerca de una piedra de cuarzo y una amatista (o algo similar). Luego una vez acabó de limpiar carta por carta, empezó a barajarlas de formas diferentes y sin perder el contacto visual conmigo, como si se estuviera concentrando, como si quisiera entrar dentro de mi mente... me sentía incómodo, chiquitito, esa mujer estaba haciendo que quisiera apartar la vista de ella y las cartas del tarot.

Me dijo que hiciera la pregunta en que estaba interesado conocer el futuro y los próximos sucesos, así que me lancé con la clásica pregunta de los que no miramos foros, ni hablamos con nadie más sobre estos temas del tarot:

- ¿Volverá mi ex conmigo?

Creo recordar que a Carmen se le movió la comisura de los labios, en una fracción de segundo, como si hubiera hecho un amago de sonreír, creo que en su interior pensaría "otra típica pregunta de otro tonto... este ya es mío y lo voy a cazar"... 

Empezó a decirme cosas sobre el pasado, sobre el presente, sobre la relación que yo conocía y otras que supuestamente yo desconocía y habían sido la cusa de la ruptura.... causa de un mal de ojo que alguien me había puesto por envidia... Algo extraño ya que no soy la persona a la que suelan envidiar las personas. Pero ahí estaba yo escuchando, o haciendo ver que escuchaba ya que me perdí en el momento que ella me dijo que podría recuperarla, que no sería fácil pero que podría luchar si quería y ella podría ayudarme... 

Así que unos 45min después, salía tan contento del consultorio y con 100€ menos en el bolsillo, además, me había dicho que tendría que ir bastantes más veces y que tendría que hacer ciertos hechizos de amor para que volviera.... que no sería barato poder comprar los ingredientes y las horas que tendría que dedicarle al asunto... aunque ella juraba y perjuraba que volveríamos juntos.

 

 

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Narrativa,Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias