Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

El Herpes labial en niños

Cuando somos niños, el herpes labial es una aparición bastante común que suele suceder cuando las defensas o el sistema inmunológico se encuentra muy bajo, de hecho se debe a ciertos factores que causan su aparición que te explicaremos más adelante. Cuando los niños sufren de este problema, es común que venga acompañado de dolores y fiebre.


Este herpes es un tipo de virus que comúnmente aparece en mucosas, nervios o piel.

Principalmente se muestra como una vesícula que puede afectar en dos lugares de la boca, en el interior por contacto con las encías o en el exterior por la presencia del virus, ambos causan una gran molestia y fuertes dolor. Si tu hijo padece de herpes en el interior de la boca, estos suelen lucir como pequeñas úlceras de color blanco; cuando aparece en los alrededores, tienen aspectos de ampollas con un líquido claro en el interior.
La infección puede causar grandes síntomas como: fiebre de hasta 39-40 grados; dificultad a la hora de comer debido a que tenerlo en la boca, el dolor es intenso y limita los movimientos con los labios, ya que si estos se estiran demasiado, el herpes se rompe provocando más incomodidades . Hay que tener mucho cuidado con este tipo de infecciones, ya que pueden empeorar si no se tratan de inmediato y causar muchos problemas, como la propagación del hongo.
La forma en la que se contagian los niños y cómo debes tratarlo


La principal causa de esta infección se debe a la saliva de alguna persona que padezca el virus, ya que esta cae en los labios del niño causando el nacimiento del herpes exactamente en el momento en el que el niño tenga las defensas bajas. También puede ser contagiado por compartir cubiertos o besar a personas que posean el virus. De hecho, el niño también se vuelve contagioso, así que evita la saliva del pequeño hasta que la fiebre pase.
El alcohol de 70 grados es el método más sencillo y funciona mejor que las cremas anti virales, solo debes aplicarlo con una gasa entre 4 a 5 veces al día y el herpes desaparece sin que aparezca la costra. En el caso de aparición de costra, aplica vaselina para aportar elasticidad y que no se rompa. De todas maneras debes visitar al pediatra si tu niño presenta este tipo de herpes, él puede ayudarte a descubrir qué es y cómo tratarlo. 

Herpes labial en pequeños

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias