Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 17 de noviembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cómo hablar con Dios?

Sabemos que, en ocasiones, necesitamos desahogarnos para poder sentirnos mejor o simplemente hablar con alguien que no nos proporcione argumentos o nos juzgue por todo lo que sentimos. Es por esta razón que hablar con Dios siempre es una buena opción, aunque muchas personas no sepan exactamente cómo hacerlo. Dar el primer paso siempre es complicado y es por ello que aquí te diremos cómo hacerlo sin complicaciones. 

¿Cómo hablar con Dios?

En realidad, contrario a lo que parece, hablar con Dios no es demasiado complicado. Lo único que debes hacer es buscar un tiempo dentro de tu rutina que pueda funcionar para realizar esto de forma diaria y que te puedas sentir mucho mejor. Por supuesto, puedes hacerlo siempre que quieras, pero lo ideal es hacerlo cuando estás solo, en un lugar tranquilo donde nadie pueda interrumpirte, pues gracias a esto podrá sentirse más íntimo.

Antes de comenzar con tu oración debes saber qué punto vas a abarcar ese día, como tus problemas o simplemente para dar gracias, incluso puedes pedir ayuda si así lo deseas.

La idea es que puedas sentirte tranquilo y renovado cuando termines, pronunciando cada palabra con fe y evitando que cualquier factor externo pueda interrumpirte en esta tarea. Verás que te sentirás mucho más aliviado cuando comiences a hacerlo de forma diaria. 

¿Por qué hablar con Dios?

Existen muchos beneficios que te proporciona la acción de tomarte un tiempo para hablar con Dios, especialmente porque estamos sometidos a una vida agitada, llena de estrés y responsabilidades que nos arrebatan poco a poco la vitalidad.

Alimentarse de forma espiritual también es importante para poder obtener un equilibrio en la vida, de modo que puedas sentirte realmente liviano y a gusto con lo que tienes a tu alrededor. Lo ideal es sentirse en armonía, no solo con lo que nos rodea, sino también con nuestro interior. En ocasiones los sentimientos son tan abrumadores que terminan por hacernos sentir mal, por lo que hablar con Dios es una forma de sentirnos seguros y drenar todas estas emociones negativas que nos proporciona el día a día. 

Comunicarnos con Dios es algo sumamente importante, especialmente porque nos da una base sólida para confiar en algo o alguien que nos escuchará sin juzgarnos realmente. Además, hablar con Dios a veces también puede tornarse tan personal que podemos descubrir sentimientos que no sabíamos que teníamos, miedos y temores de los que no éramos conscientes. Precisamente por esa razón resulta bastante relevante dejar un par de minutos de forma diaria para realizar esta conexión espiritual que tanto necesitamos. 

Meditación principal 

Muchas personas utilizan la acción de hablar con Dios como una opción para meditar, para descubrirse, incluso, a sí mismos. Es ese momento de paz que todos nos merecemos, al menos una vez al día y que debemos establecer para evitar realizar cualquier acción imprudente. Precisamente por esta razón muchas personas utilizan el tiempo para orar o rezar, recitando el Padre Nuestro o alguna otra oración de su gusto. Posteriormente, es importante que sepamos que para hablar con Dios no necesitamos realizar ningún tipo de acercamiento previo.

Podemos simplemente comenzar a hablar, dar las gracias, si así se desea y continuar diciendo lo que nos parezca mejor para desahogarnos. Incluso podemos pedir ayuda o simplemente quedarnos en silencio sintiendo o estableciendo la conexión adecuada con Dios
Cada uno de los detalles anteriormente mencionados son importantes, especialmente porque vivimos en un mundo en donde las personas han perdido el respeto hacia Dios o la fe en él. Proporcionarle este tipo de confianza nos dará una mejor perspectiva acerca del mundo espiritual e incluso, acerca de nosotros mismos. Es sumamente importante 

 

hablar con dios
Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias