Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 24 de noviembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos para comprar piezas en un desguace

Puede que te encuentres con un presupuesto algo ajustado para reparar tu coche o simplemente necesites una pieza de un clásico del que ya no fabrican repuestos y te toca entonces encontrar una de segunda mano.

Un desguace, como uno de los tantos existentes en España, donde puedes comprar piezas de coches de segunda mano a precios increíblemente bajos. Es tan impresionante lo bajo de los precios en estos sitios, que fácilmente podría obtener un ahorro de entre el 70 % y 80 % en el costo de piezas de refacción para tu vehículo.

Solo hace falta que tengas algunos factores importantes en cuenta para que tu visita al desguace sea provechosa y no te cueste tanto hacer tus compras en él. Es por eso que aquí te daré algunos consejos fundamentales, y otros no tanto, para que acudas a un desguace y compres tus piezas de la mejor forma posible.

Viste ropa vieja o de trabajo

Estos lugares están repletos de suciedad por todos lados, algunos mantienen los coches en áreas de tierra que se levanta fácilmente con la brisa y se te pega por estar sudando gracias a estar ante el sol del día, mientras que otros los exponen en suelo con asfalto que de ninguna manera se libra de estar sucio.

Es común que los vehículos estén constantemente perdiendo fluidos, como aceites de la caja o del motor, refrigerante o cualquier otro que pueda salpicar y dejarte una gran mancha en la ropa.

De cualquier forma, tu probabilidad de ensuciarte es bastante alta, es por esto que lo más recomendable es que visites el desguace con ropa que no te importa ensuciar, como la que usas para pintar tu casa o que ya está vieja. Pero también puedes optar por usar ropa normal e ir con un mono como el que utilizan los mecánicos, que es resistente y te cubrirá fácilmente de manchas, además de que te lo puedes sacar rápido al irte del sitio.

Lleva herramientas

Las piezas que puedas conseguir en un desguace, la mayoría, aún están ensambladas al auto, deberás sacarlas primero para poder llevártela.

Muchos desguaces cuentan con un servicio en el que sus propios trabajadores son quienes te acompañan en tu visita y se encargan de extraer las piezas para su posterior compra. Pero, hay otros en lo que tú mismo te tendrás que encargar de desmotar el repuesto que deseas llevar. Consulta sobre esto antes de visitar un desguace.

En caso de ser tú quien tenga que conseguir la pieza con tus propias manos, asegúrate de llevar herramientas, pero procura hacerlo en forma inteligente, no te atores a llevar la caja pesada con todos los artilugios de mecánica, piensa en lo que buscarás y selecciona las herramientas adecuadas que tienes que llevar en tu visita al desguace, no querrás ir caminando por todo ese gran espacio cargando un gran peso innecesario. Recuerda que incluso luego tendrás que cargar con la pieza hasta la taquilla de pago.

Llama antes

La mayoría de desguaces cuentan con un servicio de consultas por teléfono, esto es algo que puedes aprovechar si quieres ahorrar tiempo y energía. Al llamar podrás consultar si tienen alguna o más piezas en específico disponibles, y cuál es su precio, un recurso muy importante para no perder tiempo yendo a dar vueltas sin sentido en el desguace sin encontrar lo que buscas al final. También podrías preguntar en la entrada acerca de la disponibilidad de sus piezas.

Para talleres, es posible que ofrezcan el servicio de entrega a domicilio, mientras que para particulares no queda de otra que ir a buscar la mercancía personalmente, ya sea teniendo que desmontarla tú mismo o que la tengan desmontada y lista para que te la lleves.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias