Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 6 de julio de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Los encantos del Alto Aragón

Al norte de la Comunidad de Aragón, en la provincia de Huesca, existe un territorio mágico que aúna innumerables atractivos para el visitante. El área conocida como Alto Aragón engloba a diversas comarcas y cada una de ellas aporta un valor diferencial que no deja indiferente a nadie que se acerque hasta allí. Los encantos de este territorio, limitados al norte por el Pirineo aragonés y al sur por la capital oscense, se pueden registrar bajo cuatro parámetros: el arquitectónico, el paisajístico, el deportivo y el gastronómico.

Dos villas medievales suponen el principal reclamo turístico del Alto Aragón. Al norte, al pie de los Pirineos, en la confluencia entre los ríos Ara y Cinca se abre paso la localidad de Aínsa. Enmarcada dentro de Los Pueblos Más Bonitos de España, el casco histórico de este enclave bien merece una visita.

Unos kilómetros más al sur se encuentra Alquézar, en la comarca del Somontano de Barbastro. Esta bella localidad, elegida también entre Los Pueblos Bonitos de España, llama la atención desde lo lejos. Enclavada en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, su situación privilegiada permite contemplar un territorio diferente marcado por el paso del río Vero.

Turística como pocas, algo más al oeste, se asienta Jaca. Este municipio es un centro neurálgico para el turismo, tanto en verano como en invierno, al situarse cerca algunas de las pistas de esquí más deseadas por los amantes de la nieve.

Iglesias, catedrales, como la de Barbastro o la de Roda de Isábena, la localidad con catedral más pequeña de España, o castillos, como la imponente fortaleza de Loarre, completan el recorrido por los elementos arquitectónicos más destacables.

El Alto Aragón tampoco se queda corto en su belleza paisajística. El Pirineo oscense es conocido más allá de cualquier frontera y un parque nacional sobresale como gancho del territorio. Se trata del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, formado por cuatro sectores llenos de maravillosas montañas, impactantes cañones y bucólicos valles: Ordesa, Añisclo, Pineta y Escuaín.

Tres de los cuatro parques naturales de la comunidad aragonesa también se hallan en el Alto Aragón. Allí se sitúan los pirenaicos parques de Posets Maladeta y el de los Valles Occidentales. Ya en un espacio considerado como prepirenaico se encuentra el mencionado de la Sierra y Cañones de Guara.

Precisamente la Sierra de Guara es considerada la cuna del descenso de barrancos. Entre sus numerosos y escarpados barrancos y ríos como el Vero o el Mascún, los apasionados de este tipo de aventuras se abren paso entre una gran variedad de rutas de todas las dificultades, pero con un denominador común: una belleza paisajística muy difícil de igualar en Europa.

Por último, el pilar gastronómico conforma otro gran atractivo. El cordero de Aragón, el tomate rosa de Barbastro, el vino del Somontano son solo algunas de las delicias culinarias de esta región de España y, más concretamente, de esta parte de Aragón.

Para los que apuesten por las casas rurales, aquí ofrecemos algunas de las mejores casas rurales en Huesca. Se trata de dos alojamientos situados cerca de Aínsa, cuya localización permite visitar y disfrutar de la mayoría de los encantos anteriormente comentados del Alto Aragón.

 

.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias