Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 27 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Una idea de negocio con futuro, montar una lavandería autoservicio

Durante los últimos años un negocio que era más visto en las películas americanas o a los estudiantes de Erasmus del norte de Europa está de moda en España, se tratan de los negocios de lavandería autoservicio (en inglés "self service"). Este tipo de modelo de negocio permite a cualquier persona con o sin experiencia emprender su propio negocio ya que es fácil de llevar y gestionar.

Las lavanderías autoservicio están en aumento.

Las lavanderías autoservicio están en crecimiento, aunque para ser de verdad rentables necesitan de ciertas características, como por ejemplo estar bien situadas, en zonas centricas, en zonas muy concurridas o en sitios turísticos. Lo más común es que en un establecimiento de lavandería de aproximadamente 50 m2, haya espacio para tres o cinco lavadoras y dos o tres secadoras además de un dispensador de detergente y suavizante.

Entre los clientes habituales que tendrás serán los turistas; hombres o mujeres solteras que no tienen tiempo, sea porque estudian o trabajan o simplemente no les interesar lavar la ropa y luego tenderla a esperar que se seque; amas de casa que no tienen espacio en su lavadora para sabanas, edredones y cortinas; también está la persona que utiliza el servicio con poca frecuencia y lo suele hacer para solicitar el lavado de prendas especiales, como trajes formales, vestidos, chaquetas y prendas de material delicado, entre otros; por ultimo siempre habrá alguien al que la lavadora se le ha estropeado y están en esos días de espera mientras se lo arreglan.

Lavanderías autoservicio, un ahorro de dinero en la colada.

Para que lavar la ropa en una lavandería autoservicio resulte atractivo debe permitir al cliente ahorrar tiempo y dinero, por lo que las maquinas lavadoras más utilizadas en estos establecimientos suelen ser desde 9 kilos hasta 17 kilos, de manera que por cada lavadora que pone el cliente en la lavandería se está ahorrando como mínimo poner al menos dos lavadoras en su piso o casa.

Las lavadoras industriales de tu negocio, además de tener una gran capacidad, deben ser lo más eficiente posible a nivel energético. Estas maquinas trabajan durante muchas horas al día y por ello es conveniente elegir modelos de calidad que sean capaces de dejar la ropa impecable pero reduciendo al máximo el consumo energético, una buena alternativa en vez de comprarlas es el alquiler de lavadoras industriales.

Un aspecto esencial en el caso de las lavanderías autoservicio tanto de las lavadoras y también de las secadoras es que deben ser domóticas. Estos establecimientos para que sean rentables suelen funcionar sin empleados y los clientes deben de ser capaces de poder poner en marcha las lavadoras por sí mismos, por lo que todo debe estar lo más automatizado posible. El sistema domótico facilita la gestión del negocio y permite que el dueño del negocio pueda reiniciar en remoto o a distancia y a través de su móvil o Tablet un ciclo de lavado o secado, si algún cliente tuviera algún problema.

Ofrecer servicios adicionales a tu lavandería de autoservicio como conexión Wifi, radio, televisión, máquina expendedora de golosinas y refrescos, etc, hará que tu negocio sea atractivo y rentable.

La posibilidad de gestionar telemáticamente este tipo de negocio sin empleados fijos ha convertido al sector de las lavanderías autoservicio en una inversión más que interesante para particulares que quieren emprendedor su propio negocio sin dedicar mucho tiempo.

 

.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias