Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 12 de diciembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las cosas que tengo en cuenta a la hora de preparar los exámenes

No sé a ti, pero personalmente los exámenes me ponen nerviosa, y si usualmente soy un desastre en períodos de exámenes se me olvidan hasta los apellidos. Somos jóvenes, quizás un poco estresados y preocupados, no soltamos las tasas de café por nada del mundo y las noches parecen estar hechas para el estudio.

Pero, ¡Ey! No estás solo en ello, así que dale un vistazo a estos consejos que, como estudiante, me sirven mucho para ir superando poco a poco la etapa de exámenes:

 

Toma apuntes

Se que piensas que puede ser algo tonto, e incluso innecesario, pero la toma de apuntes al final de la jornada te salvarán la vida, créeme, y sobre todo, que puedas entenderlos tu mismo, de nada valdrá que te fajes garabateando durante las clases para que, al momento de estudiarlo, no entiendas lo que has escrito, suele pasarme cuando intento anotar muchas cosas a la vez. Intenta resaltar las palabras claves y plásmalas.

 

Reúnete con amigos

Las distracciones y el sentirse en un ambiente cómodo es de mucha utilidad para tener la mente relajada y facilitar la retención de información, ya que se hace es un estado más tranquilo. Sé que el estar con nuestros amigos muchas veces puede desviarnos un poco del estudio, pero céntrense un poco, ya tendrán tiempo de salir luego.

 

Busca tu fuente de energía

Siempre procuro tener a la mano unos dulces, o bien sea mi infaltable taza de buen café, un poco de agua y galletas, dulces que le devuelven la vida a mi cerebro cuando siento que estamos a punto de colapsar, pero no te preocupes, una buena fuente de energía pueden ser siestas cortas de unos minutos, eso ayuda mucho también.

 

Toma descansos periódicos

Cada cierto tiempo suelta todo, libros, cuadernos, libretas, toda clase de tecnología y desconéctate, busca aire fresco, relájate, cierra los ojos, despeja la mente, haz algo que te encante y que te haga sentir feliz, esto te refrescará la mente para cuando tengas que volver a los libros.

 

Colócate metas

Es decir, al menos por día fíjate cierto número de temas a estudiar, si puedes superarlos, perfecto, pero al menos yo me planteaba unos dos temas por sesión de estudio, de esta manera la información no se te volverá un montón de palabras en tu cabeza, de ser posible que sean de temas relacionados, que uno soporte al otro, de esta manera la información será más focalizada y más digerible.

 

Motívate de alguna manera

Imagina que al finalizar los exámenes, y que todo haya salido bien, te vayas de viaje con tus amigos, algún paseo o actividad especial que en serio desees, de ésta manera vas a luchar más por salir bien, en mi caso, este par de zapatos no le hubiesen quedado mejor a nadie más que a mi.

 

Así que ya sabes, nada de estrés, el estudio es mejor cuando se está relajado, encuéntrate con amigos, distrae la mente, motívate y permítete descansar, forzándote no lograrás mucho, vamos que todavía nos falta mucho y es mejor ir al mejor paso.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias