Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Soy una persona pegada a un móvil

Mi móvil se ha convertido en una herramienta indispensable en mi vida. Desde la llegada de los Smartphone, sentí curiosidad por entender qué los hacía tan populares, y no me arrepentiré nunca de haber comprado uno. No solo he encontrado un apoyo en las aplicaciones que vienen instaladas, sino que puedo añadir otras que considere necesarias. 

 

Una de las más útiles que he encontrado, ha sido el Calendario. Aunque si puedo memorizar muchas fechas, no todas se me dan, así que tuve que buscar una manera de poder recordarlas sin problemas. Desde esta aplicación, puedo agendar eventos y actividades importantes o estar al tanto de los cumpleaños de las personas de mi círculo social. Es perfecto como un organizador.

 

Con Contactos, me olvidé de llevar siempre una agenda para almacenar números telefónicos. Y mi memoria no da para recordar tantos. Puedo guardar un nuevo contacto en cualquier lugar, con tan solo sacar mi móvil del bolsillo o mi bolso. Lo mejor de todo, es poder clasificarlos en categorías, y así puedo localizarlos rápidamente.

 

Aunque si se trata de comunicarme, WhatsApp es mi opción ideal. No solo porque me mantengo en comunicación con todos mis conocidos, sino que me ha sido de mucha ayuda en la universidad. Puedo organizar mis clases con el resto de mis compañeros, o hasta para realizar ciertas actividades que me servirán para aprobar mis materias. Si falto un día, o alguno otro falta, se comparte la información y todos nos mantenemos al día.

 

Y hacer planes para los fines de semana o para vacaciones nunca fue tan sencillo. Simplemente creo un grupo con quien quiero involucrarme para esos momentos, y nos organizamos fácilmente. Todos están al tanto de lo que sucede y no es necesario estar haciendo recordatorios, ya que todo queda reflejado en el chat. También los grupos me han sido útiles para mantenerme en contacto con aquellas personas que están lejos, o tengo mucho tiempo que no veo. Para mi, WhatsApp acorta distancias.

 

Disfruto de mis redes sociales en cualquier espacio, aunque no comparto mis momentos al instante si estoy en un lugar público, porque me resulta un tanto inseguro. Pero, sobre todo las aplicaciones de Facebook e Instagram, han permitido que otras personas conozcan distintas facetas de mi vida. No te extrañes si me vez tomando fotografías para publicar en Mi Historia, en un Estado o hasta para que forme parte de mi perfil, ya que mi teléfono me ha permitido capturar cada instante de mi vida, y que otros indirectamente formen parte de ella.

 

No voy a negar que la cámara se ha convertido en mi mejor amiga, si de tecnología hablamos. Ya no tengo que cargar tanto peso, llevando una cámara digital. En un segundo, ya estará en mi mano, y podré fotografiar lo que desee. No soy una fotógrafa profesional, pero con mi móvil puede lograr tomas nítidas y de calidad.

 

En realidad, ya no necesito de copiar todas las clases en un cuaderno. A veces me resulta tan difícil llevarles el ritmo a algunos profesores, que ha sido más fácil tomar una foto al pizarrón, y tener a mano las clases para solo transcribirla cómodamente en mi casa. Y si es necesaria alguna guía, puedo utilizar el correo electrónico para recibir el documento o hasta por WhatsApp. Inclusive, a través de Messenger puede recibir cualquier archivo que se relacione con mis clases. Solo necesito descargarlo a mi dispositivo, y abrirlo para estar al día con cada una de las materias.

 

Aunque también he usado otros métodos muy útiles. Tengo experiencia utilizando el teclado de mi teléfono, así que solo instalo Microsoft Word, y empiezo a escribir cada todo el contenido de las clases, y queda rápidamente guardado; así me he olvidado de los manchones en las páginas de los cuadernos por borrar. Pero si mi profesor no permite que se utilice ningún dispositivo electrónico, solamente activo la aplicación de grabación, y tengo registro de cada detalle que diga el profesor, así no me pierdo de nada, y me ayuda a estudiar mejor.

 

Pero mi mayor susto, fue cuando perdí mi móvil. Sentí que parte de mi vida se había desaparecido, ya que toda mi información estaba almacenada ahí. Luego recordé que el software me permite realizar respaldo que se guardan en la nube, y solo me quedó pensar "necesito un móvil nuevo". Pero si iba a comprar otro, necesita algo más avanzado que mi teléfono anterior, y decidí buscar en las tiendas entre los mejores móviles que se vendían en el mercado. No se trataba de escoger el que tenga el precio más caro, sino el que ofrezca las mejores características y se ajuste a mis necesidades. Al final, me resultó muy difícil escoger entre estos tres:

 

iPhone XR: Me encantan los teléfonos de la Apple, pero no es necesario gastar miles de dólares para tener uno. Por eso pienso en el iPhone XR, que me permite ahorrar unos cuantos billetes, y tener la misma experiencia con iOS. Lo considero una de los mejores softwares, ya que por lo general, estos teléfonos tienen muy buen rendimiento. Una de las razones para escogerlo, es que su pantalla es más grande que la del iPhone XS, a pesar de ser una versión más económica. Y puedo optar por la versión de 64GB, ya que no veo necesidad de contar con tanto almacenamiento.

 

Como ya mencioné, me encantan las fotografías, y este modelo cuenta con una excelente cámara principal de 12 MP. Aunque el XS tenga dos lentes, sus fotografías no dejan de ser de gran calidad, y mis tomas seguirán siendo igual de buenas. Y lo mismo aplica para la cámara de selfies, con 7 MP de resolución. No necesito que se vea cada detalle de mi rostro, pero si buenos colores y definición, y con este teléfono lo consigo. Pero aun más importante, es la batería. Todos queremos un teléfono que permanezca funcionando por horas, y con este iPhone, tengo disponible casi 16 horas seguidas de carga, esto sin estar cada cinco segundos sobre él. Además, posee dos detalles que son de muy de mi agrado: es dual SIM, pudiendo manejar dos números telefónicos, y puedo escoger el color que más me guste, ya que tiene muchas versiones.

 

Google Pixel 3a XL: me gustan los teléfonos de pantalla grande, y en Android, considero al Pixel 3a XL una de las mejores opciones que puedo tener en mis manos. Al tener Android en su estado más puro, evita muchos problemas de rendimiento. Una de las cosas que me molesta en otras marcas, es que incluyen aplicaciones que no necesito para nada. Con este modelo, evito esta parte, y solo cuento con las aplicaciones preinstaladas del software.

 

Con 4 GB de memoria RAM, funciona a la perfección, y mi móvil no se ralentiza o cuelga. Puede correr prácticamente cualquier aplicación, y su pantalla me ofrece las imágenes más nítidas que puedo encontrar. A primera instancia, la cámara 12.2 MP me atrajo mucho, sobre todo, por el hecho de que cuenta con un modo nocturno, que hace que las tomas en la oscuridad sean de calidad.

 

Xiaomi Mi 9: esta marca ha atraído mi atención, ya que los teléfonos son bastante asequibles, y de excelentes características. Cuenta con una batería de carga rápida, pudiendo desconectarlo en menos tiempo que otras marcas, aunque no necesito un cable necesariamente, ya que cuenta con la posibilidad de carga inalámbrica, una característica muy atractiva. Además, posee uno de los diseños más llamativos que puedes encontrar, pero aun lo son sus cámaras: la principal de 48 MP que cuenta con tres lentes, pudiendo tener tomas más profesionales, y la frontal de 20 MP. Esto captó toda mi atención.

 

Y si bien, existen dos modelos: el primero de 4 GB de RAM con 64 GB de almacenamiento, y el segundo de 6 GB de RAM con 128 GB de almacenamiento, recomendaría totalmente comprar la segunda versión, ya que la diferencia de precios no es muy grande, y pudo tener más espacio en mi móvil.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias