Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 24 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Lo que aprendí leyendo la Biblia

La Biblia es más que religión, no se inclina hacia ninguna, ésta es en realidad el compendio de los conocidos libros sagrados, en los cuales se plasmaron las historias, doctrinas, códigos y tradiciones en las que se basan los cristianos, con base a la tradición judía, estipulada en lo que se conoce como antiguo testamento, y posteriormente el anuncio del Evangelio, lo que se conoce como nuevo Testamento. Aún así siempre fui muy evasiva con el hecho de leerla porque pensaba que me comprometería con algo.

 

Estaba totalmente equivocada, desde el Génesis, que fue escrito más o menos en el año 1445 a.C. hasta el último libro, Apocalipsis que fue entre los 90 y 96 d.C. fueron una completa aventura de enseñanzas y conocimientos para mi, y tal fue mi sorpresa al saber que es el libro más leído del mundo, preocupándose por tenerlo en 2500 idiomas, para no limitar tales escritos a nada.

 

Cuando leí el Antiguo testamento noté que hablaba más que todo de la historia de la creación, éste abarca todo lo relacionado a la creación del mundo y los sucesos que se vivieron en el pueblo hebreo. Por otra parte, en el Nuevo Testamento, que salió luego de unos 400 años sin movimientos, habla de la historia de la salvación. Allí es donde se evidencian los evangelios.

 

Los evangelios no son más que toda esa enseñanza de Jesucristo, todo acerca los acontecimientos en el transcurso de su vida, incluso su muerte y obviamente, mi favorita, la resurrección. Es importante mencionar que acá también se habla de los apóstoles que es donde se cuenta el nacimiento de la Iglesia primitiva, así como de las cartas pastorales de los primeros líderes cristianos y el libro profético del Apocalipsis.

 

¿Qué aprendí leyendo la Biblia?

Comencé a leerla porque mi familia me inspiró a hacerlo, no solo a conocer lo que decía, sino a estudiar lo que significaba la palabra de Dios, y gracias a ello hoy siento que vivo llena de gozo y alegría, paz y tranquilidad, habiendo encontrado a Dios, a seguirle y aprendiendo siempre de sus enseñanzas. En cada momento que tenía libre tomaba la biblia de bolsillo que me dio mi hermano y comenzaba a aventurarme en un mundo de aventuras.

 

Necesitaba de Dios más que de cualquier otra cosa, Dios posee una promesa de dar beneficios a aquellos que inviertan tiempo en leerla, y poco a poco fui aprendiendo cosas maravillosas que me hicieron mejor persona y por consiguiente mejoraron mi vida a un 100%. Primeramente a estar alejada del pecado, y aunque todos somos pecadores, sabemos que en el corazón de cristo hay perdón.

 

Aprendí que la Biblia guía mis pasos, alumbra mis pasos y camino, no hay oscuridad ni en la mente ni en el corazón cuando tienes la palabra de Dios. Además se siente el gozo de una manera maravillosa, nosotros somos su gozo, y Él el nuestro, recuerdo especialmente ese salmo.: Por heredad he tomado tus testimonios para siempre, porque son el gozo de mi corazón (Salmos 119:111).

 

Leyendo la Biblia sentí que me acercaba a la sabiduría, el que su palabra se exponga nos permite entender a los simples, y es una maravilla contar con sus enseñanzas, se vuelven un estilo de vida. Algo que si admiré, y que de hecho sigo admirando, es la paz que transmite, amar la Ley de Dios te hace estar en tranquilidad, y sientes que vas protegido.

 

Leyendo la Biblia aprendí a Orar, orar siempre nos acercará más a Dios, y dentro de la biblia se pueden encontrar tanto oraciones bíblicas largas como cortas que se pueden hacer en cualquier momento, oraciones declarando nuestros pecados y dando gracias a Dios por Su amor, gracia y misericordia. Incluso Colosenses 4:2 menciona: Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento.

 

Posteriormente con ello llegué a las oraciones para dormir, cuando he tenido un día muy largo, cuando me he levantado temprano, tal vez cocinar, trabajar, pasar por diversas circunstancias del día a día considero que es importante dejar que el cuerpo se tome su tiempo y descanse, y no sé, pero considero que la mejor forma de hacer siempre será con la compañía de Dios, así que busqué y conseguí oraciones con las que podía encontrar la paz que me hacía falta para dormir.

 

Era impresionante lo tranquila que me sentía, protegida y resguardada, sentía como me cubría con su manto y me permitía una noche de sueño tranquila, y el cómo eso sigue funcionando es maravilloso, no hay noche en la que descanse sin antes haberle dedicado un momento a la oración. Siempre con la confianza de que Dios escucha nuestras súplicas y agradecimientos, deja todo lo que aturde tu corazón en manos de Dios y siente la diferencia.

 

La Biblia te acerca a Dios

Errar es de humanos, pero siempre que en nuestro corazón haya lugar para el arrepentimiento sincero en el corazón Cristo siempre habrá perdón, leyendo la Biblia conoceremos a Dios, su palabra, lo que puso para nosotros, la Biblia es una bendición que se nos fue otorgada, ésta cambia las vidas de todo aquel que le permita la entrada a Dios a la vida de cada uno de nosotros, ésta encenderá tu mente y te permitirá ver un poco más allá de las cosas, con más paciencia y calma, y cuando eso sea así sentirás la paz que solo Dios es capaz de ofrecerte.

 

La biblia es inspiración, y para mi será un honor heredarla a mis hijos o familiares más pequeños, llenar su mundo con tal sabiduría y enseñanzas de paz y amor, no hay lugar para malos sentimientos, malas sensaciones, solo un amor propio y por la vida que se siente fenomenal, sientes que puedes con todo y para todo, así es el Amor de Dios, infinito.

 

Y es un libro trascendental, podrán pasar años pero sus versículos seguirán vigentes, sea cual sea el momento, Dios siempre nos acompaña y eso otorga una hermosa sensación, de saber que siempre estará ahí, cuidando de nosotros con su palabra.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital,Periodismo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias