Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 28 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Destrabar una puerta por cerrajeros en San Fernando

Una puerta se puede quedar atascada por un gran número de razones y la más habitual es que la cerradura se encuentra en mal estado. Para ello llamar a un cerrajero profesional es siempre la mejor opción. 

Debido al desgaste sufrido en la cerradura, a la oxidación, a la falta de lubricación del mecanismo, al encaje de una llave rota en el ojo de la cerradura o a un problema mecánico de la cerradura, las puertas se traban haciendo pasar al inquilino un mal rato, no pudiendo ni acceder al interior del inmueble ni salir de él.

Sin importar el motivo que haya originado el problema, si no se tiene una cierta experiencia en el tema de la cerrajería antes de intentar su manipulación, es aconsejable solicitar los servicios de un cerrajero profesional para poner solución a la situación de manera inmediata y profesional.

Hay diferentes métodos a utilizar a la hora de destrabar una puerta:

Método de la palanca

El método de la palanca es una de técnicas más sencillas para destrabar las puertas en casos de emergencia.

Para ello debe de buscarse el punto donde el pestillo se ajusta con el marco y hace el cierre.

Encontrado el punto hacer palanca con una tarjeta o un cuchillo con punta.

A continuación, muy cuidadosamente para evitar romper la madera o dañar el marco, debe de insertarse el objeto en el hueco que queda entre la puerta y el pestillo, e intentar mover el pestillo.

Extraer la cerradura vieja

Si la situación se complica, quizá lo mejor sea quitar la cerradura vieja y comprobar si con lubricación puede recuperarse.

Colocar una cerradura nueva

Si el mecanismo de la cerradura antigua no puede ser arreglado mediante la lubricación, directamente se colocará una nueva de igual tamaño en el mismo hueco donde estaba la anterior y volver a ajustarla.

Quitar las bisagras

En ocasiones el problema no se encuentra en la cerradura, por lo que debe de quitarse la puerta desarmando las bisagras.

A pesar de parecer complicado es bastante sencillo de hacer. Si el propietario no se atreve a la realización de este servicio, puede solicitar la ayuda de un cerrajero profesional.

Sacar la llave que ha quedado trabada

El que una llave quede trabada o en el interior de la cerradura es uno de los problemas más frecuentes. Ante esta situación lo que hay que hacer es tirar de la llave con mucho cuidado sin hacer palanca para que no se doble, ya que de lo contrario puede romperse y quedar dentro lo que agravaría la situación.

El moverla de un lado hacia el otro con muchísima suavidad puede ayudar a extraerla.

Antes de utilizar la técnica del pasador o técnica de la tarjeta es aconsejable practicar con una cerradura vieja e inservible, ya que se corre el peligro de dañar la cerradura quedando en desuso.

Ante la falta de experiencia es aconsejable solicitar los servicios de un cerrajero profesional para evitar males mayores.

 

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias