Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 28 de octubre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Las máquinas expendedoras de EPIs: un cambio en el modo de proteger al trabajador

Gracias a un sistema eficaz de máquinas expendedoras de EPIS, las empresas tienen más sencillo implantar medidas de seguridad para sus trabajadores/as.

Las máquinas expendedoras ya no son sirven simplemente para tomar un descanso en el trabajo: a día de hoy, es posible encontrar máquinas vending que proporcionen casi de todo, ya sea comida, bebida, artículos higiénicos o incluso material EPIs.

La situación actual, con un virus como el coronavirus obligándonos a tomar medidas extremas de higiene, era necesario facilitar a los trabajadores medidas de protección e higiene al alcance, sin necesidad de salir del recinto empresarial. Fue este el primer paso para la normalización de las máquinas expendedoras de material EPIs o material de equipo de protección individual, que proporciona a los empleados la posibilidad de adquirir artículos como gel hidroalcohólico o mascarillas reglamentadas en su propia empresa.

¿Por qué contar con una máquina expendedora de EPIs?


El uso de este tipo de máquinas no es ninguna novedad, es algo que se ha venido haciendo desde hace años en entornos de trabajo de carácter industrial.

Para comprender su necesidad, solo hay que imaginar la siguiente situación: estás trabajando y, de repente, tu mascarilla reutilizable se moja, quedando inservible. Una solución sería llevar siempre mascarillas de recambio, pero todo el mundo puede cometer el error de olvidarla en casa. Por ello, la posibilidad de obtener este tipo de productos de una forma tan rápida y sencilla permite ahorrar tiempo, dinero, dificultades e incluso multas.


A día de hoy, en una situación laboral tan frágil, donde el riesgo laboral es alto de forma diaria, la seguridad del trabajador se convierte en una preocupación para cualquier empresa. La obligación de toda compañía de proveer un entorno laboral seguro a sus trabajadores ha convertido estas máquinas vending un una opción rentable y atractiva, que asegura que todo empleado pueda disponer de todo el material requerido para realizar su labor sin correr riesgos.

Mascarillas, guantes, gel... ¡Hay de todo!


Este tipo de máquinas no ofrecen tan solo material dedicado exclusivamente a evitar el contacto y a la desinfección, sino que cuenta con todo tipo de artículos que protegen al trabajador de una forma u otra.


El stock de cada máquina vending dependerá de la empresa y de lo que, tras un análisis de los riesgos laborales, se determine como necesario. Por ejemplo, una fábrica contará, posiblemente, con guantes protectores y gafas de seguridad en su máquina expendedora de EPIs, mientras que una oficina contará, lo más seguro, con tapones para los oídos.


Otro beneficio de este tipo de máquinas se relaciona justamente con esta última idea: el control de stock.

Las circunstancias actuales han propiciado un mayor descontrol sobre los productos necesarios para sus trabajadores, por lo que la presencia de una máquina expendedora que sea capaz de digitalizar e informar sobre el stock e incluso acerca de qué trabajador adquiere cada producto facilita en gran medida la situación.


Distancia social entre trabajadores, mantenimiento de una temperatura estable en oficinas (entre los 23º y los 26º), limpieza del puesto de trabajo en cada cambio de turno, o estas máquinas expendedoras de EPIs son diferentes medidas de seguridad y prevención de riesgos laborales que han venido para quedarse.

 

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias