Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 24 de noviembre de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Por qué les resulta tan sencillo el acceder al interior de la comunidad de vecinos?

Los robos en las comunidades de propietarios cada día aumentan y es que simplemente con el trabajo de un conserje resulta muy complicado e imposible controlar la entrada de personal ajeno a la comunidad de propietarios.

Es cierto que en muchas ocasiones el intruso se encuentra con las puertas del portal abiertas, o bien se cuela aprovechando la entrada de algún vecino o simplemente utilizan la típica frase “el cartero”, “propaganda”, etc. 

Entre los lugares de acceso más vulnerables utilizados por los ladrones destacan: los portales, las puertas de garaje, las ventanas, azoteas comunitarias, etc. 

Siempre es buena solución dejarse aconsejar por un buen cerrajero profesional que informe y aconseje sobre el mejor sistema  de seguridad a instalar con el objetivo de conseguir una mayor tranquilidad y bienestar en la vivienda. Contacte con un cerrajero en puerto real para que le asesore en la segurudad de su vivienda.

Para evitar los robos en el portal es importante blindar los accesos con llaves y mandos incopiables que se hallen conectados a un sistema de seguridad inteligente que mantenga en todo momento la puerta cerrada. Gracias a ello, en el supuesto caso de quedar la puerta mal cerrada o una persona ajena al lugar intente introducir una llave que no sea autorizada automáticamente se activará una señal de alarma.

Si se utilizan mandos incopiables en lugar de llaves tradicionales se evita la técnica de asalto más extendida hoy en día, la técnica bumping. Esta técnica no es en absoluto nueva y es muy utilizada en el oficio de cerrajero para la apertura y desbloqueo de puertas de forma legal a petición de los propietarios.

A los ladrones el método bumping les resulta un sistema de robo sencillo y muy eficaz con el que consiguen la apertura de la puerta sin llave y sin necesidad de forzar la cerradura de seguridad. 

Este método consiste en introducir en el cilindro de la cerradura una llave especial llamada llave bump o llave bumping y golpearla haciendo bailar los pitones del cilindro permitiendo el giro de la llave y por lo tanto su apertura. Con un poco de práctica, sin dañar el sistema de cierre de la puerta y sin llamar la atención de ningún vecino, en menos de 30 segundos la puerta queda abierta. 

Quizá la técnica bumping sea la más silenciosa y limpia, pero existen otras muchas técnicas de robo que pueden provocar el asalto de una vivienda o lugar de trabajo como:

  • Robo con ganzúa
  • Extracción de cilindros
  • Robo con taladro
  • Rotura de cilindros

La instalación de una puerta acorazada con cilindro antibumpig incrementa la seguridad de la vivienda y garantiza que la apertura mediante la técnica bumping vaya a resultar mucho más complicada al intruso.

El sistema antibumping consigue que aunque se introduzca una llave bumping y se golpee, los muelles del cilindro no permitan que los pitones y contrapitones se alineen, resultando imposible girar la llave para abrir el cilindro.

Si este sistema no resulta de todo fiable la instalación de una puerta de seguridad con un mecanismo de defensa que oculte la entrada de la llave puede ser la solución.

Otro clásico de los ladrones es acceder al interior de la vivienda por la noche cuando nadie pueda verlos. Con la instalación de rejas en las ventanas o bien instalando un buen sistema de seguridad con alarma con aviso inmediato a la Policía en caso de intrusión, puede evitarse la entrada del ladrón al interior de la vivienda o por lo menos ponerle mucho más difícil el acceso.

Importantísimo dejarse asesorar un buen servicio de cerrajería profesional que asesore sobre la mejor medida de seguridad a instalar para así lograr un mayor bienestar, tranquilidad y protección.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias