Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 25 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Objetivos de la reforma laboral

Se buscó reducir el coste de despido, incrementar las indemnizaciones por despido improcedente y establecer una indemnización por despido objetivo, así como una indemnización por periodo de despido cero. pulse consultar con nuestro despachos de abogados laboralistas de bilbao para más información.

Se buscó reducir el coste de despido, incrementar las indemnizaciones por despido improcedente y establecer una indemnización por despido objetivo, así como una indemnización por periodo de despido cero.
Las principales medidas de la reforma laboral fueron:


1. Reducción de costes de despido: se estableció una indemnización por despido improcedente de 33 días por año de servicio y una indemnización por despido objetivo de 20 días por año de servicio.

2. Fomento de la contratación temporal: se redujeron las cotizaciones a la Seguridad Social para el empleador y se incrementó el subsidio por contratación temporal.

3. Promoción del empleo de los jóvenes: se estableció una indemnización por despido objetivo de 45 días por año de servicio para los jóvenes contratados por primera vez.

4. Incremento de las prestaciones por desempleo: se incrementaron las prestaciones por desempleo en un 25%.
Para ello, se adoptaron medidas orientadas a la reducción de la carga administrativa en las contrataciones, a la simplificación de los trámites necesarios para el cálculo de la indemnización por despido y a la mejora de la protección de los trabajadores.


Asimismo, se adoptaron medidas dirigidas a fomentar la contratación de jóvenes, como la ampliación de la tarifa plana de cotización a la Seguridad Social, o la reducción de la cotización a la Seguridad Social de las empresas que contraten a jóvenes.

Por otro lado, se adoptaron medidas orientadas a la mejora de la calidad de los contratos de trabajo, como la introducción de la cláusula de indemnidad en caso de despido improcedente, o la introducción de la jornada laboral de treinta y seis horas semanales.
Finalmente, se establecieron medidas orientadas a la mejora de la protección de los trabajadores, como la implantación de una indemnización por despido de 20 días por año de servicio en caso de despido improcedente, o la implantación de una indemnización de doce meses de salario en caso de despido procedente.
Las principales medidas adoptadas en la reforma laboral fueron:


1. Reducción de la carga administrativa en las contrataciones.

2. Simplificación de los trámites necesarios para el cálculo de la indemnización por despido. 3. Mejora de la protección de los trabajadores. 4. Fomento de la contratación de jóvenes. 5. Mejora de la calidad de los contratos de trabajo.
La reforma laboral de 2012 se orientó a facilitar el acceso al empleo, mediante el fomento de la contratación temporal y de la contratación de jóvenes. Asimismo, se redujeron las cotizaciones a la Seguridad Social para fomentar la contratación indefinida.


Las principales medidas que se adoptaron fueron las siguientes:
la introducción de una indemnización por despido improcedente de 12 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades, que se sumaría a la prestación por desempleo;

 

  • la limitación de la duración máxima de la temporalidad a 36 meses, prorrogables hasta un máximo de 48 meses;
  • la ampliación de la prohibición de contratar a trabajadores temporales para sustituir a trabajadores fijos;
    el establecimiento de una indemnización por despido improcedente de 20 días por año trabajado, con un máximo de 40 mensualidades;


la reducción de la edad de jubilación a los 65 años.
Las principales consecuencias de la reforma fueron:
el aumento de la indemnización por despido improcedente, que se situó en los 12 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades;
el aumento de la duración máxima de la temporalidad a 36 meses, prorrogables hasta un máximo de 48 meses;
la ampliación de la prohibición de contratar a trabajadores temporales para sustituir a trabajadores fijos.
Las consecuencias de estas medidas fueron:


el aumento de la inestabilidad en el mercado laboral, ya que la contratación temporal se convirtió en la forma más utilizada para contratar a los trabajadores; el aumento de las indemnizaciones por despido improcedente, lo que hizo más costosa la despido de un trabajador; el aumento de la edad de jubilación, lo que obligó a muchos trabajadores a retrasar su jubilación. Para ello, se introdujeron cambios en el mercado laboral, como la adaptación de la legislación vigente en materia de contratación temporal a la realidad económica actual, la flexibilización de la jornada de trabajo o la ampliación de la cobertura de la Seguridad Social. Durante el período de aplicación de la reforma, los datos del mercado laboral fueron positivos. Se redujo el paro, aumentó el empleo y disminuyó el número de contratos temporales. Sin embargo, estos resultados no están exentos de polémica, ya que se atribuyen, en parte, a la precarización del empleo.

Género al que pertenece la obra: Narrativa
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias