Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 18 de septiembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Qué es una cuenta corriente y una cuenta de ahorros?

En la actualidad, la mayoría de operaciones financieras que realizamos se llevan a cabo de manera electrónica. Esto hace que sea de gran importancia contar con una cuenta bancaria. Hoy, te hablaremos sobre que son estas cuentas, así como la diferencia entre cuenta corriente y de ahorro que existe. De esa manera, tendrás más claro cuál es la mejor alternativa para ti.


¿Qué es una cuenta de ahorros?

Tal como lo indica su nombre, una cuenta de ahorro es aquella que tiene como fin resguardar nuestros ingresos. Siendo así, el fin principal de este tipo de cuentas, el de permitir al titular poder tener resguardado su dinero de manera segura, y generando intereses de forma mensual.

Asimismo, existen diversos tipos de cuenta de ahorros dependiendo del caso. Entre estas, se pueden encontrar desde cuentas nóminas (aquellas utilizadas por algunas empresas para pagar a sus empleados de manera directa), así como cuentas de ahorro infantiles para los más jóvenes, y por supuesto, las cuentas de ahorros comunes.

 

Ventajas de tener una cuenta de ahorro

Contar con este tipo de cuenta puede ofrecerte diversos beneficios. Sin embargo, estos pueden variar de acuerdo a la entidad bancaria en donde hayas decidido abrir tu cuenta. Prácticamente en todos los casos, al abrir una cuenta de ahorros, el banco te otorgará un pequeño nivel de interés mensual de acuerdo al dinero que poseas en dicha cuenta.

Además, otra ventaja que podrás encontrar con este tipo de cuenta, es la practicidad que te ofrece al momento de realizar tus transacciones. Ya que, al ser todo de manera electrónica, puedes realizar tus compras utilizando una tarjeta de débito.

¿Qué es una cuenta corriente?

A diferencia de la cuenta de ahorro, la cuenta corriente suele ser la opción ideal para aquellas personas que suelen hacer uso frecuente de su dinero. Pues recordemos que en el primer caso, las cuentas de ahorro están destinadas especialmente a las personas que buscan una cuenta bancaria en donde puedan mantener resguardados sus ahorros.

Por su parte, la cuenta corriente ofrece una alternativa más práctica para mover dinero de forma más práctica y expedita. Siendo por lo general utilizadas este tipo de cuentas tanto por empresas o empresarios, así como por personas que mueven sumas de dinero superiores a las de un salario mínimo.

Ventajas de tener una cuenta corriente

Son numerosas las ventajas de contar con una cuenta corriente. Siendo una de las principales, la posibilidad de manejar sumas de dinero más elevadas a las que se manejan con una cuenta de ahorro convencional.

Como se mencionó antes, la cuenta corriente también puede ofrecer una mayor diligencia para realizar diversas transacciones monetarias. Ya que, su fin específico es el de permitir al usuario mover dinero de manera corriente, en lugar de mantenerlo ahorrado generando intereses.

¿Diferencias entre una cuenta de ahorros y una corriente?

Ya hemos hablado de lo que básicamente son una cuenta de ahorro y corriente. Sin embargo, hace falta aclarar un poco la diferencia entre cuenta corriente y de ahorro. A continuación, te hablaremos sobre ellas. De esa manera, podrás tener más claro cuál tipo de cuenta es la que más se adecúa a lo que requieres.

Cuenta de ahorro

·       Su fin principal es el de permitirnos ahorrar nuestro dinero.

·       Genera intereses mensualmente.

·       Su uso suele ser común en personas asalariadas o con un nivel de ingresos promedio.

Cuenta corriente

·       Está destinada a los usuarios que necesitan realizar transacciones monetarias frecuentemente.

·       No genera intereses.

·       Permite mover cantidades de dinero mayores al de una cuenta de ahorro.

·       Su uso suele ser común en empresas, autónomos o personas que generen ingresos superiores a los de un salario mínimo.

Teniendo en cuenta estas diferencias recién mencionadas, vale la pena que evalúes el tipo de cuenta que más te beneficiaría. Una vez definido esto, puedes dirigirte a la entidad financiera que resulte de tu agrado para solicitar los recaudos necesarios para aperturar el tipo de cuenta de tu preferencia.

 Así, podrás disfrutar de todos los beneficios que implica tener una cuenta bancaria, tal como puede ser realizar transacciones electrónicas de manera rápida y sencilla en unos cuantos minutos, mantener tu dinero resguardado y generando intereses mensuales, entre otros muchos otros beneficios más.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias