Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 19 de octubre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Orinar involuntariamente, síntomas y causas


La enuresis o como también es conocida como “incontinencia urinaria” o “enuresis diurna o nocturna” se trata de un problema frecuente, el cual suele ser causa de vergüenza para muchas personas. Esta puede tener una intensidad que varía desde perder un poco de orina al estornudar o toser hasta llegar a tener ganas muy repentidas y fuertes que no dan tiempo de llegar a un baño.

 

 

Si bien esto se puede percibir mayormente en las personas que, de mayor edad, sin embargo, la enuresis en adultos no se trata de una consecuencia inevitable producto del envejecimiento. Si te has visto afectado por la incontinencia urinaria es mejor que acudas con un médico. En la mayoría de las personas con algunos cambios en sus hábitos de vida o un tratamiento médico puede aliviar o detener la incontinencia urinaria.

Síntomas de la enuresis en adultos

Existen personas que tiene perdidas menores de orina, pero existen otras que pueden tener de leves a moderadas y con mayor frecuencia.

Existen diferentes tipos de enuresis como:

·       Incontinencia por esfuerzo: ocurren perdidas de orina al realizar presión sobre la vejiga al estornudar, reír, toser, hacer ejercicio o levantar algo pesado.

·       Incontinencia imperiosa: esta ocasiona que de manera repentina exista una necesidad muy fuerte de orinar, la cual es seguida de una perdida involuntaria. Lo más seguro es que debas orinar con frecuencia, inclusive durante la noche. Este tipo de incontinencia se puede deber a una afección no tan grabe, como una infección, o a alguna enfermedad de mayor gravedad, como lo pueden ser trastornos neurológicos o diabetes.

·       Incontinencia por rebosamiento: esta es generada ya que la vejiga no se vacía totalmente lo que ocasiona un goteo de orina frecuente.

·       Incontinencia funcional: esta es causada por un deterioro físico o mental, por ejemplo, una persona que tiene artritis es posible que no pueda desabrocharse el pantalón lo suficientemente rápido.

·       Incontinencia mixta: como lo dice su nombre, tiene más de enuresis a la vez.

Cuando se debe consultar con un medico

Lo más probable y es algo muy normal es que te resulte algo incomodo hablar de tu incontinencia con el médico. Ahora bien, si la incontinencia es frecuente o esta afecta directamente tu calidad de vida, es necesario que acudas con un médico y le expongas tus problemas, de esta manera este podrá darte el mejor asesoramiento posible, y es que la incontinencia puede causar:

·       Indicar afecciones de fondo de mayor gravedad.

·       Restringir y limitar tus actividades y afectar tus interacciones sociales.

·       Aumenta el riesgo de sufrir caídas en personas mayores por ir muy apresurados al baño.

Causas de enuresis en adultos

La enuresis diurna no se trata de una enfermedad, sino de un síntoma. Esta la puede causar ciertos hábitos diarios, algunas enfermedades o problemas físicos. Un médico se encargará de realizar una revisión exhaustiva para determinar la causa que produce la incontinencia.

Incontinencia urinaria transitoria

Existen ciertos alimentos, bebidas y medicamentos que son diuréticos, lo que quiere decir que estimulan a la vejiga e incrementan la producción de orina. Por ejemplo, algunos de ellos son:

·       Alcohol

·       Edulcorantes artificiales

·       Chocolate

·       Cafeína

·       Alimentos con alto contenido de especias, azúcar o ácido, especialmente los cítricos

·       Medicamentos para la presión arterial y el corazón, sedantes y miorrelajantes

·       Gaseosas y agua mineral con gas

·       Chiles

·       Grandes dosis de vitamina C

La enuresis también se puede deber a causa de una enfermedad fácil de tratar como:

·       Infecciones urinarias: ciertas infecciones ocasionan irritación en la vejiga lo que causa una fuerte necesidad de orinar o incontinencia.

·       El estreñimiento: el recto se encuentra muy cerca de la vejiga y estos comparten muchos nervios. Las heces duras que se encuentran en el recto ocasionan que estos nervios tengan una actividad excesiva y aumente la frecuencia urinaria.

Incontinencia urinaria persistente

La incontinencia también puede ser causada por diversas razones como cambios físicos o problemas de fondo tales como:

·       Embarazo: con el peso del feto y los cambios hormonales puede surgir la aparición de la incontinencia.

·       El parto: tras un parto vaginal este puede afectar la fuerza de los músculos que controlan la vejiga, al igual que dañar sus nervios y tejidos del sostén, lo que produce que exista un colapso del suelo pélvico. Este colapso puede empujar hacia abajo a la vejiga, el útero, el recto o el intestino delgado de su posición habitual.

·       La edad: la capacidad de almacenar la orina se debe por el envejecimiento del músculo de la vejiga. Sumado a esto, las contracciones de la vejiga son más frecuente con el pasar los años.

·       Menopausia: con la llegada de la menopausia, las mujeres dejan de producir estrógeno, la cual es una hormona que se encarga de mantener sana la membrana que recubre la vejiga y la uretra. Este deterioro puede agravar la incontinencia.

Otros factores que son generadores de la incontinencia urinaria están la Histerectomía, agrandamiento de la próstata, cáncer de próstata, obstrucciones y trastornos neurológicos.

Factores de riesgo

Si hablamos de factores que ayudan a aumentar el riesgo de padecer enuresis están:

·       El sexo: las mujeres son las más propensas de sufrir este padecimiento gracias al parto, la menopausia y su anatomía.

·       La edad: con la edad la fuerza de los músculos de la vejiga y la uretra va disminuyendo.

·       Sobrepeso: el tener sobrepeso aumenta la presión sobre la vejiga y los músculos adyacentes.

·       Fumar: consumir tabaco aumenta las posibilidades de sufrir incontinencia.

·       Antecedentes familiares: si existe algún familiar cercano que padezca de incontinencia, existe un mayor riesgo de padecerla.

·       Otras enfermedades: enfermedades neurológicas o la diabetes son causas de aumento del riesgo de sufrir incontinencia.

Complicaciones

Aunque la enuresis en adultos no siempre se puede prevenir. Existen diversas acciones para disminuir el riesgo, tales como:

·       Mantener una buena dieta y peso adecuado

·       Practicar ejercicios, sobre todos aquellos que trabajen la zona del suelo pélvico.

·       Evitar la cafeína, el alcohol o alimentos ácidos, debido a que estos afectan la vejiga.

·       Aumentar el consumo de fibra ayudara a reducir el estreñimiento, una de las causas de la incontinencia.

·       No fumar.

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital,Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias