Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 28 de enero de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

La importancia nutricional de los antioxidantes

 

En los últimos tiempos la alimentación saludable a ser una necesidad más que una moda, gracias a toda la información que podemos obtener a través de las redes sociales e internet, todos estamos concienciados que llevar una vida sana en la que incluir el ejercicio y una alimentación llena de nutrientes que nos aporte salud es esencial.

 

Por ejemplo, en cuanto a alimentos se ha detectado la importancia de añadir a nuestra dieta alimentos o suplementos alimenticios antioxidantes, su presencia en los alimentos es fundamental no solo porque activan las propiedades naturales, preservándolos, sino porque al ser ingeridos protegen de manera amplia y eficaz nuestra salud, previniendo el desarrollo de enfermedades tan graves como podrían ser cáncer, el infarto de miocardio, el ictus, los procesos neurodegenerativos y el sistema inmunológico.

Los antioxidantes son, por tanto, moléculas que previenen la oxidación o el daño celular generado por los radicales libres.

Estas sustancias tóxicas circulan por todo el cuerpo y dañan el ADN o la estructura genética de las células, las inflaman y las deterioran. Unos radicales libres que pueden aumentar en nuestro cuerpo a partir de una dieta basada en alimentos procesados, falta de ejercicio o sedentarismo, el tabaco, la falta de hidratación, etc.

Comer verduras o frutas antioxidantes es de vital importancia, así como tener un estilo de vida sano. Muchas veces debido a la falta de tiempo podemos recurrir a tomarlos en cápsulas o comprar batidos antioxidante, ambos formatos muy prácticos y rápidos a la hora de incorporarlos en nuestra dieta diaria con un solo gesto. Los antioxidantes se dividirían en tres grande grupos: polifenoles, carotenoides y vitaminas de los grupos C y E, lo que incluiría alimentos tales como huevos, la mayoría de frutas y verduras, los frutos secos y semillas, las verduras de colores brillantes y las de hoja verde, la pasta, el pan, las carnes y pescados, resumiendo, todo lo que sean alimentos naturales y no procesados.

Debemos apuntarnos a los antioxidantes en cualquiera de sus formatos con el fin de tener un sistema inmunológico fuerte, protegernos en cuanto a enfermedades cardiovasculares, sabiendo que gracias a su consumo tendremos menos posibilidades de padecer un cáncer y estaremos previniendo el envejecimiento prematuro, y gracias no solamente a los antioxidantes presentes en los alimentos, sino también teniendo la opción de poder tomarlos en batidos y suplementos especialmente preparados para darnos el aporte necesario diario, de una forma cómoda.

Los antioxidantes, un aliado ideal para deportistas de alta intensidad

Tanto los alimentos como los complementos alimenticios con características antioxidantes son especialmente esenciales en las dietas de los deportistas de alta intensidad. Si bien es cierto que la aparición de los radicales libres está relacionada, como ya se ha dicho, con malos hábitos tales como el consumo de alcohol y tabaco, las comidas procesadas o el sedentarismo, también existe un riesgo similar en la práctica de deporte de alta exigencia.

Disciplinas como el triatlón, en las que la duración y la intensidad del ejercicio llevan el organismo a situaciones límite, pueden traducirse en un incremento de la presencia de estas sustancias perjudiciales. Lo mismo ocurre con el ciclismo, la maratón y, en definitiva, cualquier actividad física en la que los esfuerzos se eleven al máximo de forma sostenida.

Por ello, las propiedades antioxidantes de algunos alimentos se convierten en las protagonistas de muchas de las dietas que siguen los deportistas de alto rendimiento, con el fin de combatir los problemas derivados de un exceso de radicales libres en el organismo. Su acción se traduce en desórdenes de salud fruto del estrés oxidativo y el envejecimiento celular; dos procesos que entrañan riesgos de muchos tipos, desde algo tan superficial como el envejecimiento de la piel hasta enfermedades más graves.

Las propiedades de los antioxidantes en el sistema inmunitario

La activación de las defensas del organismo es otra de las funciones clave de los antioxidantes, y su importancia se puede ejemplificar muy claramente con un caso que será familiar para todo el mundo: el zumo de naranja. Cuando somos pequeños, se repite mucho la idea de que el zumo de naranja, o las naranjas en general, sirven para tener unas defensas fuertes que eviten la aparición de problemas como los resfriados.

“Bébete el zumo antes de que se le vayan las vitaminas” es una de esas frases que han ido pasando de generación en generación, con tanta influencia que, con el tiempo, han empezado a formar parte de la cultura popular. Y, en realidad, está hablando de los beneficios inmunológicos de uno de los mejores antioxidantes naturales: la vitamina C.

Reforzar el sistema inmunitario es esencial para el bienestar general, ya que cuanto más se evite la aparición de problemas de salud, por leves que sean, mucho mejor. Un resfriado no tiene ninguna gravedad, pero supone una molestia que, además, deja al organismo más expuesto a otras dolencias.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital,Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias