Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 30 de mayo de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

¿Cómo se hacen los azulejos artesanales?

Se trata de un cuidado proceso de fabricación que combina tierra, agua, fuego y otros  elementos sostenibles, con el moldeado de artesanos profesionales. La versatilidad y calidad del producto final posibilita una gran variedad de usos.

Entre las diversas tendencias constructivas respetuosas del medio ambiente, aquellas que combinan los elementos de la naturaleza con el trabajo artesanal son las que mejor se adaptan a los nuevos criterios arquitectónicos.

 

Es el caso de los Azulejos artesanales que se fabrican a base de tierra y agua, con una combustión ecológica y el moldeado en manos de expertos artesanos

Su fabricación comienza con la base del azulejo. “Este proceso se realiza combinando agua y tierra. Es decir, las manos de nuestros artesanos moldean el azulejo dándole la forma deseada”, comienzan a explicar desde Terrasmalt, una empresa especializada en cerámica artesanal.

 

A continuación, el fuego protagoniza el proceso, ya que es el turno de la cocción. “El azulejo amasado por nuestro artista se introduce en el horno. Es muy importante esta parte del proceso ya que el resultado dependerá de la temperatura, la posición del azulejo dentro del horno y el combustible”, puntualizan los expertos.

Un aspecto a destacar sobre los azulejos artesanales es que incluso en el momento de la cocción, se utiliza un combustible compuesto de cáscara de almendra y hueso de aceituna, es decir, se evita la contaminación del medio ambiente.

 

Finalmente, llega el último paso de la fabricación del azulejo: el esmaltado. Es posible obtener un efecto vidriado del color deseado, siempre optando por acabados mates o brillantes. 

 

El resultado es un azulejo natural y rústico, cuyo aspecto combina a la perfección con diversos estilos decorativos y se adapta a los usos más exigentes. 

 

Opciones de uso

Actualmente, es posible utilizar azulejos artesanales en todas las estancias del hogar, especialmente en baños y cocinas, logrando unas composiciones muy originales. 

Pero sus posibilidades son muy amplias. Otro uso muy demandado para este tipo de azulejos son las piscinas, ya que tienen el esmalte adecuado para resistir las condiciones climáticas y la exposición permanente al agua. Las piscinas de azulejos artesanales suelen ofrecer un diseño muy rústico que se adapta de maravilla con cualquier jardín. 

 

También se pueden crear atmósferas muy agradables en oficinas y espacios de trabajo o estudio, gracias al juego de colores y acabados, ya que es posible fabricarlos hasta en 25 tonos diferentes, según las necesidades del cliente.

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital,Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias