Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 30 de junio de 2022

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Consejos para usar correctamente las lentillas

 

Estudios demuestran que aproximadamente el 50% de las personas a nivel mundial tienen algún tipo de problema en la vista y requieren lentes o lentillas para corregirlos. Solo en los Estados Unidos unos 40 millones de americanos aproximadamente usan lentes de contactos.

A pesar de que es bastante común, muchas personas sienten nervios al momento de usar lentillas por primera vez, ya que el ojo es una parte delicada que se irrita e infecta muy fácilmente. 

Por esa razón, te explicaremos como usar correctamente las lentillas así como colocártelas y quitártelas de forma segura sin hacerte daño a ti mismo, ya sean de uso correctivo o de las lentillas de colores que son algo también estético. Además, te daremos algunas recomendaciones para mantenerlas en buen estado.

Consejos para colocarte lentillas de la manera correcta

  • Lo primero que se debe hacer antes de siquiera agarrar las lentillas es asegurarse de que las manos estén completamente limpias y libres de bacterias o partículas de polvo para evitar una infección. Muchos oftalmólogos recomiendan no usar jabones que contengan fragancias fuertes o aceites, porque se puede quedar en el lente y podría causar irritación o molestias.

  • Debes asegurarte de que tus manos estén completamente secas antes de agarrar la lentilla. 

  • Cuando vayas a remover la lentilla de su estuche, nunca lo hagas con la uña, hazlo con la punta de tu dedo, de esa forma no se caerá. 

  • Remoja siempre la lentilla con la solución para lentes de contacto antes de colocártela, ya que de lo contrario porque podría causarte irritación si están secos. 

  • Asegúrate de que ninguno de los lados de las lentillas esté doblados.  

  • Si luego de colocarte la lentilla no ves claro o sientes alguna molestia, quítatelo de inmediato e intenta colocártelo otra vez. 

Consejos para retirar las lentillas de manera correcta 

  • Igual que al momento de colocarlos, asegúrate de que tienes las manos limpias y sin bacterias o partículas de polvo.

  • Limpia el estuche donde estaban los lentes, es decir, no debe de quedar rastros de solución de lentillas, tiene que estar seco para que después de habértelos quitado echar un poco más de nuevo. 

  • Para que no te confundas, es mejor si siempre empiezas colocando o quitándote la lentilla de un mismo lado, se volverá rutina y así no los confundirás. 

  • Siempre sigue las instrucciones de expertos, límpialas cada vez que te los retires en caso de que no lo uses a diario.

  • Usa solamente las soluciones para limpiarlos y mantenerlos húmedos que son recomendados por tu médico o por expertos en el tema. Nunca deberías limpiarlo con solución hecha en casa o que alguien te recomendó. 

  • Recuerda quitártelas antes de dormir. Si duerme con ellos hay muchas posibilidades de que al día siguiente tengas una fuerte irritación y resequedad en los ojos. 

Recomendaciones para cuidar de las lentillas 

Si bien es cierto que por lo general las lentillas tienen un costo bastante accesible, lo ideal es cuidarlas para alargar el mayor tiempo posible su vida útil. Por eso, te recomendamos que evites usarlas cuando nades ya sea en la playa, piscina e incluso al bañarte en tu casa. Aunque hay una excepción si usas lentes protectores de agua, ya que exponer tus ojos con lentillas en el agua podría ocasionar una infección.

Por otro lado, te recomendamos botar la solución de lentes de contacto si ya tiene más de un mes abierto sin importar si todavía queda en el envase. Sin dejar de lado que lo ideal es mantener las uñas cortas, para evitar hacerle daños al lente de contacto cada vez que se coloque o retire de los ojos. 

Además, lo más recomendable es cambiar el estuche cada tres meses o el tiempo recomendado por tu médico. No olvides limpiar constantemente el estuche de lentillas por lo menos una vez a la semana, con jabón sin fragancia o aceites y seca muy bien con alguna toalla.

 

Por último, aunque parezca extraño, jamás deberías limpiar los lentes de contacto con saliva, ya que muchas personas tienden a hacer esto, pero esto lo que hará es acumular muchísimas bacterias las cuales generarían infección. 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario,Literatura digital,Ensayo literario
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios.


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias