Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 20 de julio de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Medicamentos con huella dactilar

A partir de ahora, cada envase llevará un código de identificación único y precintos para impedir que las cajas sean manipuladas
Sin posibilidad de falsificación. Las farmacias estrenan hoy un nuevo sistema de verificación de medicamentos con el objetivo de impedir la entrada en el canal legal de fármacos falsificados.

 

Así, desde hoy, los pacientes empezarán a notar cambios en los envases de los productos con receta que adquieran en las farmacias. Cada medicamento que se fabrique a partir de hoy deberá llevar un código de autenticidad, que incorpora una serie de dígitos de seguridad y que es como una huella dactilar, único para cada envase. Antes de vender el fármaco al paciente, el boticario deberá escanear el código. La información llegará entonces a un sistema central que comprobará la información y tendrá que dar autorización al farmacéutico para poder dispensar el fármaco.

EN MENOS DE UN SEGUNDO
En teoría esta operación no retrasará la asistencia en las farmacias, «ya que el sistema es muy rápido y se calcula que la validación apenas tarda 300 milisegundos», explica Flavia Hernández, vocal de Industria del Colegio de Farmacéuticos. En caso de que el sistema encuentre cualquier irregularidad, como por ejemplo que salte una alerta de que un medicamento con ese mismo número ya ha sido dispensado en otra farmacia, saltará una alarma y el fármaco tendrá que ser inmovilizado y retirado por parte del farmacéutico. Si el medicamento se sirve con normalidad, automáticamente el sistema lo da de baja para garantizar que no pueda volver a venderse.

Además del código de autenticidad, los envases de los medicamentos llevarán a partir de ahora sistemas para impedir su manipulación, como pegatinas en la zona de la apertura o que una parte de la caja esté dentada y deba ser perforada para su apertura. Pese a que las farmacias ya disponen de medicamentos con los nuevos formatos, durante un tiempo convivirán los envases antiguos con los nuevos, «porque la directiva sólo afecta a los fármacos que se fabriquen a partir de ahora, los antiguos pueden estar en circulación hasta su fecha de caducidad», explica Raquel Susarte, vocal de Distribución del Colegio de Farmacéuticos de Alicante. De esta forma, puede que muchos envases antiguos estén en el mercado incluso durante años.La nueva medida afecta a la práctica totalidad de los fármacos sujetos a receta, salvo casos concretos como las vacunas individualizadas. Tampoco afecta a los medicamentos veterinarios ni a los productos sanitarios, como pueden ser gasas o tiritas. Por contra, hay algunos medicamentos que se dispensan sin receta pero que deberán llevar el código de autenticidad, como el omeprazol, «ya que se considera que tienen elevado riesgo de falsificación», afirma Flavia Hernández.

En los últimos meses las farmacias de la provincia de Alicante se han estado equipando para que hoy comience a rodar esta nueva medida de seguridad. El Colegio de Farmacéuticos ha estado impartiendo cursos formativos «por lo que esperamos que hoy funcione todo con normalidad, que el sistema sea ágil y no ralentice la dispensación para que los pacientes no noten el más mínimo retraso», afirma Fe Ballestero, presidenta de la institución. No obstante, la representante de los boticarios alicantinos asegura que «es inevitable que haya cierto nerviosismo ante este nuevo trámite, como ya ocurrió hace unos años cuando se puso en marcha la receta electrónica».Las nuevas medidas para evitar falsificaciones se implantan en España a raíz de una directiva Europea de obligado cumplimiento y afectan a todos los canales implicados en la distribución de medicamentos: laboratorios, empresas de distribución y por último farmacias.

Aunque en nuestro país este canal de distribución de medicamentos «es muy seguro, en otros países de Europa sí que se ha llegado a detectar un 7% de casos de medicamentos falsos que se han llegado a vender en oficinas de farmacia», señala Raquel Susarte. La vocal del Colegio de Farmacéuticos recuerda que los medicamentos falsificados suponen un grave riesgo para la salud de la población «y pueden llegar a ocasionar la muerte». La nueva directiva europea no afecta en este sentido a los fármacos ilegales que se comercializan a través de internet.

Según estadísticas aportadas por el Colegio de Farmacéuticos de Valencia, uno de cada diez medicamentos que se consumen en el mundo es falsificado, llegando a siete de cada diez en algunos países, y siendo el primer problema en el ámbito de la salud en África y Asia. Es además un negocio que mueve unos 75 billones de dólares.

Según recuerda la Agencia Española del Medicamento «los medicamentos falsificados suponen un riesgo muy importan­te para la salud de los pacientes». El organismo del Ministerio de Sanidad sostiene que, si bien en nuestro país no se han observado casos de medicamentos falsificados que hayan llegado a pacientes a través del canal legal de dispensación, «sí que se han encontrado medicamentos falsos en el canal ilegal».

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias