Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 20 de noviembre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Entrevista a César Brandon

El escritor y ganador de Got Talent se convirtió en el poeta más vendido el pasado año

P «No es poesía, no es ficción, es César Brandon». ¿Qué quiere decir con eso?
R Pues que a mí lo que me encanta es contar historias y encontrar el formato exacto para cada historia que quiero contar. Escribo cuentos, relatos cortos, spoken word y poesía clásica. La gente abre el libro y no encuentra solo poesía. Diría que soy poeta pero al mismo tiempo escribo un poco de todo. Me defino más como un contador de historias que como poeta solamente.

P Con Las almas de Brandon, su primer libro, fue el poeta más vendido de 2018. ¿Va a repetir suerte con Toda la felicidad del universo ?
R Me encantaría, si estuviera completamente en mi poder sería el poeta más vendido todos los años. Más que por el hecho de vender muchos libros, por saber que hay gente que me lee, que ha sido siempre mi objetivo, que haya personas que encuentren algo interesante en mis historias.

P Historias cortas, cuentos y poemas. ¿Es algo meditado o fruto de sus impulsos creativos?
R La verdad es que muchas veces es algo instintivo, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un proceso en el que decido el modo de contar la historia. Yo soy una persona que está en desacuerdo con casi todo lo que le rodea, por eso tengo mucha inspiración. Decidir cómo lo cuento es algo que me pienso.

P ¿Nota más presión, más responsabilidad después de vender tantos libros?
R Sí, la verdad es que la responsabilidad y presión se sienten porque de alguna forma ahora se han creado esas expectativas, no solo de los demás sino desde dentro, cada vez me exijo más, me controlo más.

P Eso puede poner en peligro su espontaneidad, su frescura...
R Al principio lo pensé, pero me he dado cuenta de que no tiene nada que ver. Esto lo que se convierte es en crecimiento y me ha hecho ser un escritor con más criterio. Me dice la gente que he crecido en la forma de escribir. Ser escritor significa no solo responder a los instintos y plasmarlos, sino también pensar cuál es la palabra más adecuada.

P Yo no vi Got Talent . ¿Qué hizo para ganarse al jurado?
R Creo que lo que pasó es que se mezclaron varias cosas. Lo que hice fue bastante inédito, era algo que no se esperaban. Yo no creo que haya inventado nada nuevo, la poesía hablada se lleva haciendo mucho tiempo, pero el formato no se lo esperaban. Y creo que fue también bonito. El hecho de plantarme ahí y dar un mensaje positivo y hacer que la poesía llegara a tanta gente a través de la pantalla fue un cóctel que hizo que todo saliera bien.

P ¿Que pensó al levantar del asiento a tanta gente a través de la poesía?
R No fui consciente. En ese momento quería irme a casa, me parecía que no era real, tenía que despertarme y ver que sí había ocurrido.

P Parece tímido, no sé de dónde sacó el valor para ir al concurso.
R Pues es cierto, le eché mucho valor. Tenía muchísimas ganas de mostrar lo que hacía. He llamado a muchas puertas de la literatura y no se abrían. Soy una persona que va a por todo y Got Talent era esa ventana. La mayoría de puertas literarias a las que llamé probablemente ni me han leído y dijeron que no.

P Supongo que no se esperaba este revuelo. ¿Cuánto cree que hay de impacto televisivo y cuánto de calidad literaria?
R De alguna forma es un cincuenta cincuenta, porque el impacto ha sido brutal. Pensaba que de los que me vieran, alguno compraría mi libro, pero la misma noche se vendieron 6.000. Luego es verdad que si fuera muy malo pues no se seguiría vendiendo un año después. Pero lo compran y sigo recibiendo mensajes.

P ¿Cómo y por qué llegó a España?
R Con 18 años me vine a estudiar, hice Educación Social en Ceuta, luego viví en Mérida, donde estuve un año y monté mi empresa de eventos Red Carpet, después en Ciudad Real y ahora en Madrid.

P ¿Se ha sentido bien acogido?
R Sí, cuando vas a un país que no es el tuyo y más cuando sales solo con 18 años vas con mucho miedo. Pero he quedado enamorado de España y Ceuta es mi segunda casa. Más que nada por la gente que me ha ayudado, primero a acabar mis estudios y luego a seguir con mi vida.

P Llegó de África desde donde mucha gente se juega la vida a diario para entrar en este país que no siempre les recibe con los brazos abiertos como a usted.
R Por ser africano y haber vivido en Ceuta, yo soy incapaz de ver los informativos por estos temas. Pero mi objetivo en todo lo que hago va dirigido a que las personas de diferentes países no tengan la necesidad de jugarse la vida para buscar un sueño que se convierte en una pesadilla. En África existen recursos para que las personas no se jueguen la vida para llegar a Europa. El sueño es que todo el mundo que quiera venir a Europa lo haga de vacaciones y no porque huya de una situación política o una guerra. No es fácil, pero se puede conseguir.

P ¿Su literatura es la vida misma?
R Sí, la verdad es que hablo un poco de todo. A veces se me va la cabeza y escribo cosas más filosóficas, pero por lo general intento describir el mundo cotidiano que rodea la sociedad en la que estoy.

P Dice que desde que es famoso se autocensura en las redes sociales.
R Es verdad, es verdad. Internet es uno de los lugares más peligrosos y más bonitos al mismo tiempo. Es una especie de campo de batalla. Y me he dado cuenta de que depende de lo que digas y cómo lo digas puedes ofender a ciertas personas. Ahora veo cómo digo lo que pienso para no ofender o no abrir polémicas. La censura me la pongo más que en no decir las cosas, en ver la forma de transmitir ese mensaje.

P ¿ El famoso acabará engullendo al escritor o al revés?
R Para nada. Definitivamente. Yo no me considero una persona famosa. Ni cuando salí del programa ni ahora. Soy lo más normal que te puedes encontrar como ser humano y va a prevalecer la literatura. Aunque haya otros campos que quiera tocar, como escribir guiones y teatro.

P Dice que le gustaría encontrar un trabajo fijo. ¿Cuál sería tu ideal?
R El ideal sería que los ingresos de vida me los diese la literatura, pero al mismo tiempo me encantaría tener un trabajo fijo estable, que es lo que he visto toda la vida hacer a mi madre. Me gustaría ser escritor y luego tener un trabajo para el que he estudiado. Una cosa buena de la escritura con la carrera de educador social que he hecho es que podría utilizar la literatura en mi trabajo.

 

 

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias