Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 23 de octubre de 2019

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Sobre el aeropuerto de Alicante

Cerca de cinco mil pasajeros a la hora. El aeropuerto tendrá a partir del 1 de julio completamente operativa la nueva zona de embarque y control de pasajeros sobre una superficie de 1.300 metros cuadrados, que aumenta un 25% la capacidad para mover a los viajeros que se disponen a embarcar en su vuelo. En total, 24 nuevas puertas automáticas permitirán el paso cada hora de hasta 4.500 viajeros que, además, han visto simplificada la operación, ya que se han instalado unos lectores automáticos de las tarjetas de embarque que dotan de mayor agilidad al movimiento de los pasajeros. Operación que se completa con una puerta exclusiva para el acceso de familias con niños. Puerta a la que seguirá otra para pasajeros con movilidad reducida.

Además, se ha ampliado el área de llegadas y se ha construido un nuevo acceso a la sala de recogida de equipajes dotado con dos escaleras mecánicas, otra de obra y un ascensor, que permiten llegar al centro de la sala de recogida de equipajes evitando el recorrido a pie de hasta ciento cincuenta metros que tenían que superar los pasajeros tras bajar del avión y acceder a la terminal. En total, Aena invierte siete millones de euros en un proyecto que comenzó a ejecutarse en febrero y que se completa con una nueva puerta con pasarela telescópica para atender a aviones con capacidad para 300 pasajeros.
El aeropuerto ha finalizado ya la mayor parte de las obras para renovar y ampliar la zona de los filtros de seguridad de pasajeros que dan acceso al área de embarque. Trabajos cuyo objetivo es mejorar la fluidez y la comodidad de los viajeros y se enmarcan dentro del plan de calidad de la terminal.


El aeródromo contará con una puerta con pasarela para poder acceder a aviones de 300 pasajeros directamente
Ya se han instalado 21 nuevas puertas automáticas de lectura de tarjetas de embarque y se ha dotado de un espacio más amplio a los 17 filtros de seguridad con los que cuenta este acceso, concretamente la anchura por carril es de 3,2 metros, uno más que con la anterior disposición.


Se ha habilitado uno de los filtros para el paso de familias que requieren de más anchura y ayuda a la hora de superar este proceso. También se destina un filtro especial para personas con movilidad reducida y se mantiene el servicio «fast lane» de acceso rápido para aquellos pasajeros cuyas compañías contemplan este «extra» en el billete o que han decidido adquirirlo a través de la aplicación de Aena.


«En total, la zona gana 1.300 m2 más de superficie que entendemos es una de las más delicadas para el pasajero, y en la que más hay que trabajar para ganar en confort y fluidez»,apuntaron ayer desde la dirección del aeropuerto. La obra realizada por la empresa de interiores Simon Reformas en Alicante finalizará con la incorporación de tres puertas automáticas de lectura de tarjetas de embarque más, y la incorporación de siete filtros más, algunos de ellos dispuestos en una segunda línea de entrada, según Aena.
La nueva puerta de embarque permite aumentar la capacidad de la zona ganando un acceso directo desde la terminal mediante una pasarela telescópica, que servirá como base para contar con una terraza de 130 m2 con vistas a los aviones que se incluye en la nueva oferta de restauración de la terminal. Y para acortar los recorridos de los viajeros que llegan al aeropuerto se ha construido también una nueva entrada vertical dotada de dos escaleras mecánicas, una escalera de obra y un ascensor que dan acceso al centro de la sala de recogida de equipajes. De esta manera la zona de llegadas cuenta con tres vías de acceso, lo que mejora el confort de los viajeros.


Esta zona comprende el área situada en las llegadas frente a la sala de recogida de equipajes. Se trata de una actuación de ampliación que ha mejorado la comodidad, tanto de los pasajeros que llegan a la terminal como de aquellos usuarios (familiares y amigos) que vienen a recoger a viajeros y ahora cuentan con mayor espacio para la espera, que incluye una cafetería.
Por otro lado, el aeropuerto se encuentra renovando su oferta de restauración, que contará con 18 locales y una superficie de más de 5.600 m2. Una vez terminados los contratos de los anteriores adjudicatarios se ha configurado un nuevo perfil de oferta gastronómica adaptado a las nuevas demandas y preferencias de los pasajeros.
Para acometer esta actuación y mantener el servicio a los pasajeros, las obras se están realizando por fases y en algunos locales que requieren una actuación más compleja y de mayor duración se han habilitado puntos provisionales para seguir atendiendo a los clientes.


Los nuevos locales que ya están en marcha son la cafetería Lavazza, en la zona de llegadas, Costa Coffee, en la zona de embarque, y la británica Eat (marca de comida saludable) en la zona de embarque. En los próximos días está prevista la apertura de una cafetería de la franquicia española Santa Gloria y un bar temático del deporte que contará con una terraza con vistas a la plataforma de aviones y una heladería.


El aeropuerto de Alicante-Elche tiene previsto atender a 12 millones de pasajeros en tan solo siete meses, entre el pasado abril y octubre, según los datos que maneja Aena. El número de vuelos programados ha aumentado un 7,8% con 68.000 operaciones previstas. Marsella, Oporto, Casablanca, Nador y Oviedo -ciudades que están conectadas por primera vez con Alicante- son las grandes novedades en enlaces respecto al año pasado y, de momento, no se nota ningún tipo de efecto negativo del Brexit a tenor el crecimiento previsto por Aena en base la programación de las compañías.


El aeropuerto ha perdido, no obstante, una conexión con Islandia tras la quiebra de la «low cost» Wow. Destaca, por otro lado, la apuesta Ryanair, la primera aerolínea en la terminal, que operará 61 rutas.
La temporada alta suma un total de 30 semanas frente a las 31 de 2018. Los datos se basan en una temporada tipo de 30 semanas, por lo que las cifras han sido ajustadas para compensar el efecto de la semana adicional de la temporada de verano 2018, según Aena. En cuanto a la conectividad, el aeropuerto de Alicante-Elche ofrece un total de 202 rutas directas (con más de 30 movimientos de salida) para la temporada de verano.
Respecto a las nuevas rutas (en relación a la anterior temporada alta), que ya están operativas destacan Oporto, Marsella, Toulousse, Sevilla, Palma, Múnich, Berlín, Londres (Luton, Southend, Gatwick), Tenerife Norte, Gran Canaria, Asturias, Ginebra, Casablanca, Nador y Düsseldorf.


Doce millones pasajeros pasarán por la terminal esta temporada alta que arrancó en abril y finaliza el 31 de octubre
Europa concentra la mayoría de las plazas ofertadas con 10,3 millones de asientos disponibles y un incremento del 10% respecto al pasado verano. Los asientos ofertados en vuelos nacionales también crecen un 11,6% con 1,3 millones de plazas. Y en tercer lugar se sitúa África, con más de 306.000 plazas y un incremento del 9,1%.
El Reino Unido sigue siendo el mercado que mayor número de plazas oferta con más de 4,6 millones de asientos disponibles y un incremento el 9,1% respecto a la anterior temporada de verano. Le siguen España, Alemania con 790.000 plazas, un 12,1% más y Países Bajos con 709.000 plazas y un incremento del 5,9%.
Destacan también los incrementos porcentuales de Francia, que crece un 34,1% y ofrece más de 450.000 plazas y Bélgica, que aumenta un 20,5% con 578.000 asientos ofertados.


Buena parte de culpa de ello la tendrán los pasajeros ingleses, que siguen desafiando al Brexit, (salida del Reino Unido de la UE) como lo demuestra el incremento de plazas de las compañías, que ofertan cerca de 5 millones de asientos, un 17% más que en el verano del año pasado, lo que representa entre un 40% y un 45% del total.


Los ingleses siguen llenando vuelos. Salvo en el tema de la inversión inmobiliaria el posible efecto negativo del Brexit pasa de largo a la espera de cómo pueda evolucionar la salida del Reino Unido de la Unión Europea. No obstante, «mientras la libra no pierda excesivo valor sobre el euro podemos estar tranquilos», subrayaron ayer fuentes de la patronal hotelera de la Costa Blanca. Cinco compañías tienen el aeropuerto provincial como base de sus operaciones con 22 aviones estacionados todas las noches. Once, la mitad, serán de Ryanair y Jet2.com, cuatro de Vueling, cinco de Norwegian y dos Air Nostrum. En cuanto a la conectividad del aeropuerto alicantino, las compañías aéreas ofrecen un total de 203 rutas.

Género al que pertenece la obra: Literatura digital
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias