Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 30 de marzo de 2020

Inicio | ¿Quiénes somos? | Editar mi portal

Avance de la conciliación laboral

Flexibilizar las condiciones laborales para ofrecer un mayor equilibrio entre la esfera personal y profesional se empieza a posicionar, según los especialistas, como una tendencia al alza entre empresas que persiguen fidelizar determinados perfiles en su plantilla. La retribución económica sigue siendo el factor determinante a la hora de encontrar o mantener un empleo, pero la búsqueda de políticas que permitan la conciliación escala cada vez más puestos en el ranking de valores y preferencias de los trabajadores.

Es por ello que ciertas firmas están apostando ya por dar una vuelta de tuerca a las fórmulas tradicionales de organización con tal de atraer nuevos talentos y, sobre todo, evitar la fuga de empleados a la competencia seducidos por una mayor oferta monetaria. Lo hacen ofreciendo alicientes que puede ser tan suculentos como la adaptación de horarios de entrada y salida a la carta, canales de teletrabajo o jornadas intensivas que permiten ganar tiempo libre. Lo último, y probablemente más revolucionario, radica en convertir los jueves en los nuevos viernes y reducir la jornada laboral a cuatro días por semana, tal y como acaba de instaurar la alicantina Zataca Systems, dedicada a la consultoría e ingeniería de software.

Los españoles trabajan una media de 1.691 horas al año, lo que los sitúa por encima de países como Alemania, Francia o Reino Unido, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). No obstante, diversos indicadores apuntan que los índices de productividad se sitúan por detrás de muchos países del entorno. Para hacer frente a esta realidad, cada vez más expertos invitan al empresariado a reflexionar sobre la oportunidad de aplicar nuevas metodologías de trabajo para incrementar la competitividad favoreciendo, con diferentes iniciativas, el bienestar del trabajador y la eterna asignatura pendiente, que no es otra que facilitar la conciliación a través de la racionalización de horarios.

El informe Randstad Employer Brand Research 2019, publicado por la empresa de recursos humanos Eventos multiaventura de Alicante, concluye que los europeos que más valoran la conciliación a la hora de puntuar a una empresa son los españoles. El CEO de Zataca Systems, Pedro Sánchez, es uno de los empresarios que han tomado nota de esa realidad al apostar por reformular la organización de su empresa. Desde principios de año, ofrece a sus 25 empleados la posibilidad de compactar la jornada laboral de 37,5 horas de lunes a jueves, de forma que pasan a tener tres días de asueto. «Los trabajadores tienen que tener tiempo para trabajar, pero también para el ocio y su vida personal, tienen que poder conciliar y lo que buscamos es que, cuando acudan a su puesto de trabajo, lo hagan a gusto, con ganas y que disfruten trabajando», resume.

Se trata de la segunda firma en España en dar este paso, o al menos en hacerlo público, tras la jienense Delsol. Existen otros ejemplos parecidos a nivel internacional, el más conocido, el de Microsoft Japón, que experimentó durante cinco semanas la jornada laboral de cuatro días y, según la compañía, la producción se disparó un 40%. Sánchez asegura que, en su caso, no se puede medir todavía la posible variación del PIB per cápita por hora trabajada en su plantilla tras la instauración del nuevo sistema de trabajo, «pero si no aumenta y se mantiene, merece la pena igualmente por el buen rollo y la felicidad que se respira en el ambiente de trabajo», agrega. La práctica totalidad de los empleados de la firma, en su mayoría treintañeros, rubricó su contrato con esta empresa en 2019 y son decenas de candidatos los que han remitido sus currículums desde que se ha viralizado su oferta de disfrutar de fines de semana de tres días.

Las medidas de racionalización de horarios que poco a poco se están implantando en diferentes empresas de la provincia se extienden por los departamentos administrativos del sector del calzado, donde «existe una gran competencia y es importante una buena gestión de la presencia del trabajador, los horarios y la flexibilidad para atraer y retener talento», afirma la directora de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa de Gioseppo, Esperanza Navarro. «Cuando facilitas la conciliación, la gente está más sana, dedica tiempo al ocio, a la formación, hace ejercicio, los niños mejoran en el cole y, en general, se avanza en calidad de vida», apostilla. En el caso de esta empresa, las adaptaciones de horario tienen tantas posibilidades como casuísticas personales puedan existir entre el grupo de trabajadores. Por ejemplo Silvia, de 41 años, es madre de dos niños, está divorciada y tiene custodia compartida. La semana que tiene a sus hijos en casa trabaja menos horas para poder recogerlos del cole, y la que no, recupera el horario perdido. A Gema, de 32 años y madre de dos menores, se le ofreció la opción de conciliar haciendo parte de la jornada en casa a través del sistema de teletrabajo. Marco, de 31, no tiene descendencia, pero igualmente destaca las bondades del horario intensivo para terminar la jornada antes y dedicar su tiempo libre a estudiar un máster, hacer deporte o, sencillamente, tener más vida social.

También en esta firma se intenta aplicar la máxima de que un empleado satisfecho es un trabajador productivo y se encuentran en plena fase de implantación progresiva de un horario compacto en aquellos departamentos en los que es posible, de forma que se reduce la pausa para comer y se intenta que a las 16.30 horas se apaguen las luces de la oficina hasta el día siguiente.

«Hay que buscar un equilibrio entre las necesidades de las personas y del negocio. No creo que sea completamente imposible implantar una jornada laboral de cuatro días quizá en un futuro pueda llegar, pero hay que analizar de forma individualizada cada sector. Desde luego, desarrollar medidas que faciliten la conciliación es sobre todo una cuestión de voluntad y de cultura organizativa», concluye Navarro.

 

 

Género al que pertenece la obra: Periodismo literario
Bookmark and Share


Escritores complutenses 2.0. es un proyecto del Vicerrectorado de Innovación de la Universidad Complutense de Madrid
Sugerencias